Probablemente no era el favorito para ganar el Oscar, lo cual no significa que no sea merecido. La cuestión es que Ludwig Göransson se ha hecho con el premio más preciado del cine en su primera nominación gracias a su trabajo para Black Panther. Nuestra enhorabuena, Ludwig.

Recordemos que competía en la categoría de Mejor Score Original con Terence Blanchard (BlackKklansman), Nicholas Britell (If Beale Street Could Talk), Alexandre Desplat (Isle of Dogs) y Marc Shaiman (Mary Poppins Returns).

Respecto a la Mejor Canción Original, aquí no saltó la sorpresa, y “Shallow” (A Star Is Born) fue la ganadora, premio que honra a Lady GagaMark RonsonAnthony Rossomando Andrew Wyatt.

Y además, aunque esta vez no está directamente relacionado con la música de cine, queremos destacar el Oscar, también merecidísimo, que consiguió John Ottman al Mejor Montaje por Bohemian Rhapsody. Aprovechamos para recomendaros leer la entrevista que le hizo BSOSpirit por esta tarea hace unos meses. ¡Enhorabuena, John!