Puntúa esta banda sonora
Imagen

ImagenImagenImagenImagen

Superlópez

Fernando Velázquez
     
Año:   2018
Sello:   Quartet Records
Edición:   Normal
Nº Tracks:   24
Duración:   61:07
     
Ficha IMDB
Web del Compositor
 

 

Reseña por:
David Sáiz Bonastre

Imagen

1. Prologo en Chitón (4:32)
2. Títulos (1:48)
3. Eso no era un coche (1:50)
4. Crecer con bigote (1:58)
5. Jugando al fútbol (0:40)
6. Ser normal (1:37)
7. Hoy tengo mucho lío (1:05)
8. Esta aquí Luisa Lana (1:21)
9. Pizza (1:59)
10. Da el paso (5:47)
11. El arma definitiva (1:44)
12. Agatha Müller (1:21)
13. Su punto débil (2:00)
14. Mierda de cacharro (2:29)
15. Vuelta a casa (1:45)
16. Nuestra única esperanza (2:14)
17. Aprendiendo a volar (1:07)
18. Volando a casa (0:54)
19. Ya sabes donde encontrarme (4:52)
20. La gente con poderes no existe (1:42)
21. Menuda mierda de superheroes (5:01)
22. La hora de destacar (4:58)
23. Acabamos con esto (6:18)
24. Las primeras consecuencias (2:05)

Imagen

“Agatha Müller”

 

“Aprendiendo a volar”

 

“Las primeras consecuencias”

Imagen
El divertido juego de referencias de la película y el score.

Imagen
Nada destacable.

Imagen
La fanfarria de “Aprendiendo a volar”, que resume el espíritu juguetón del score.

BSOSpirit opina

ImagenImagenImagenImagen

Nota media: 7,30

David Doncel (6), Fernando Fernández (8), Asier G. Senarriaga (7), Óscar Giménez (8), Ignacio Granda (8), Juan Ramón Hernández (7), Jordi Montaner (7), David Sáiz (9)

 

Playing It Straight

Javier Ruiz Caldera es y ha sido, para quien esta reseña escribe, un soplo de aire fresco para la comedia en el marco del cine español. El director catalán es responsable de la introducción de las maneras de la comedia americana en el universo de la comedia cañí a la española. Si Spanish Movie (2009) –con partitura aún inédita de Fernando Velázquez– se creaba a imagen y semejanza de los spoofs de las legendarias obras maestras de los  Zucker-Abrahams-Zucker (aunque con resultados algo más modestos); la muy reivindicable Promoción Fantasma (2012) mezclaba hábilmente John Hughes con las comedias con fantasmas más ochenteras, y la fabulosa Tres Bodas de Más (2013) importaba la fórmula de las producciones de Judd Apatow, añadiendo unas gotas de comedia alocada moderna americana, todo ello pasado por el tamiz hispánico y regalando un personaje delicioso a Inma Cuesta por el camino.

Sus dos últimas películas hasta hoy han sido adaptaciones de cómic, pero esta vez, no de cómic americano, sino de tebeos españoles de la maravillosa época de la editorial Bruguera que tan buenos momentos nos hizo pasar a muchos de los actuales cuarentones ibéricos.

Si Anacleto: Agente Secreto (2015) era una adaptación libérrima de las historietas del gran Vázquez y resultaba en una comedia salpicada de acción y violencia (de cómic, valga la redundancia), que partía del personaje de los tebeos, pero lo llevaba a terrenos ciertamente distintos, redundando en un film tremendamente entretenido.

En cambio, Superlópez sí es más fiel al tebeo de Jan, y aunque no adapta ningún álbum en concreto, el film está impregnado de detalles sacados directamente de las viñetas creadas por dicho artista, pasados por el sarcástico filtro de los guionistas vascos Borja Cobeaga y Diego San José, que a mi juicio aciertan con unos diálogos afilados para unos personajes deliciosos, a quienes dan vida un reparto de intérpretes en estado de gracia, encabezados por un efectivo Dani Rovira. Muy criticado fue su fichaje para el film, pero en mi opinión ha salido del todo airoso del reto, acompañado por la siempre fabulosa Alexandra Jimenez como Luisa Lanas, el tronchante Julián López como Jaime -el pelirrojo jefe de López-, una ligeramente perdida pero sofisticada Maribel Verdú y Ferrán Rañé como los villanos de la función, y Gonzalo de Castro como el padre biológico del protagonista. Mención aparte merecen la pareja formada por Pedro Casablanc y Gracia Olayo, padres adoptivos del protagonista y auténticos robaescenas en el film, responsables de los momentos más divertidos del mismo.

Se trata de una película de factura impecable, con fotografía –de Arnau Valls– y efectos especiales de primer orden, que han redundado en un merecido éxito de taquilla, y que por supuesto también cuenta con una banda sonora de primera compuesta por el prolífico Fernando Velázquez.

Por supuesto el score del compositor de Getxo no escatima en homenajes a los films más clásicos de superhéroes, con Superman del Maestro John Williams a la cabeza, y sigue la máxima de otro gran Maestro de la composición cinematográfica, el grandísimo Elmer Bernstein: la música de una comedia debe ser completamente seria, produciendo la risa del espectador por el contraste con las imágenes. “It may be a comedy but you need to play it straight” (Quizás sea una comedia, pero hay que abordarla con seriedad), había dicho este titán de la música de cine.

Así, Velázquez crea un tema principal para el personaje central, que ya escuchamos en el segundo track del compacto, en una variación poderosa y propulsiva –ilustra el viaje interestelar del bebé que se convertirá en Superlópez y su antagonista, Agatha-, pero que todavía no acaba de despegar con la épica propia de la fanfarria superheroica. El tema se irá introduciendo, siempre se forma dulce, amable, ligeramente cómica en contadas ocasiones, a lo largo de la primera parte del film, que ilustra la infancia del protagonista y las primeras escenas de corte quasi-costumbrista como adulto. Es en el corte “Da el paso” – la primera “intervención” del superhéroe cañí en una línea de los Ferrocarrils Catalans- en el que se empieza a formar el tema con (casi) toda su fuerza, y definitivamente encontramos la poderosa fanfarria en el track  “Volando a casa”, tras el muy divertido corte “Aprendiendo a volar”, en el que el tema acompaña, dubitativo, vacilante, los primeros intentos de levantar el vuelo del personaje encarnado por Dani Rovira.

En el score encontramos también un tema para el malvado General Skorba, encarnado por el gran Ferrán Rañé, una marcha sinfónica que recuerda a la música de otra saga galáctica también dominada por el Maestro Williams. Los cortes finales del score, fabulosos, alternan la fanfarria del protagonista con esta marcha, plasmando hábilmente la lucha del bien y el mal, e incluso introduciendo algunos detalles de  percusión electrónica para la aparición de una especie de Jaeger ibérico comandado por la malvada Agatha.

En el CD, editado por Quartet Records, de duración generosa, incluye ampliamente el score de Fernando Velázquez, interpretado por la Orquesta Sinfónica del Principado de Asturias y dirigido por el propio compositor, en el que también encontramos un tema de amor para la pareja protagonista y las únicas licencias musicales cómicas referidas al personaje de Jaime; y que finaliza con la fanfarria de Superlópez en su máxima expresión en el corte “Las primeras consecuencias”, el broche de oro a una brillante partitura.