Puntúa esta banda sonora
Imagen

ImagenImagenImagenImagenImagen

Solo: A Star Wars Story

(Solo: Una historia de Star Wars)
John Powell, John Williams
     
Año:   2018
Sello:   Walt Disney Records
Edición:   Normal
Nº Tracks:   20
Duración:   77:24
     
Ficha IMDB
Web del Compositor
 

 

Reseña por:
Asier G. Senarriaga

Análisis por:
Óscar Giménez

Imagen

1. The Adventures of Han (3:49) *
2. Meet Han (2:20) *
3. Corellia Chase (3:34) *
4. Spaceport (4:07)
5. Flying with Chewie (3:30)
6. Train Heist (4:48) *
7. Marauders Arrive (5:15) *
8. Chicken in the Pot (2:09)
9. Is This Seat Taken? (2:36)
10. L3 & Millennium Falcon (3:17)
11. Lando’s Closet (2:13) *
12. Mine Mission (4:11)
13. Break Out (6:15)
14. The Good Guy (5:25)
15. Reminiscence Therapy (6:13) *
16. Into the Maw (4:49)
17. Savareen Stand-Off (4:26) *
18. Good Thing You Were Listening (2:08)
19. Testing Allegiance (4:22) *
20. Dice & Roll (1:55)

* Mejores temas

Imagen

Tema heroico de Han Solo en “The Adventures of Han”

 

Tema de la búsqueda de Han en “Meet Han”

 

Tema de amor de Han y Qi’ra en “Lando’s Closet”

 

Tema de Chewbacca en “Break Out”

 

Tema de Enfys Nest en “Marauders Arrive”

 

Tema de Beckett en “Flying with Chewie”

Imagen
El impresionante sinfonismo, la calidad de la composición, el talento inabarcable, de leyenda, de John Williams para crear un tema (otro más) eterno para el film y la saga, “The Adventures Of Han”; el apabullante dominio melódico de John Powell, capaz de crear uno de los mejores motivos románticos de su carrera, “Lando’s Closet”; a la par que los probablemente mejores temas de acción de la misma, “Meet Han”, “Corellia Chase”, “Train Heist”, una montaña rusa de emociones sublime, emocionante y, sobre todas las cosas, puramente Star Wars.

Imagen
Que faltan 45 minutos de score fabuloso en la edición discográfica (información contrastada con el propio John Powell) y que llega un instante en que, tristemente, el CD se acaba. Lo que se soluciona rápidamente por otro lado presionando de nuevo el play al instante.

Imagen
Tres: la presentación de Han al espectador y la primera persecución a ras de tierra en “Corellia Chase”, con un John Powell en desaforada plenitud; el tema de amor de Han y Q’ira en “Lando’s Closet”, sencillamente sublime; y el enfrentamiento final sensacional en lo musical y en sus implicaciones para la personalidad de nuestro adorable contrabandista, “Testing Allegiance”, de carne de gallina. John Powell & John Williams, a pair made at Heavens.

La partitura que atravesó el corredor de Kessel en 12 pársecs

La historia del proceso creativo detrás de SOLO daría para una novela, dada su naturaleza culebronesca, y no entraremos en una descripción exhaustiva de unos hechos que ya todos más o menos conocen acaecidos durante el último año y medio. Tan solo indicaremos que ya antes de la sustitución de Lord y Miller, primeros directores antes de su permuta por Ron Howard, John Powell ya formaba parte de la historia de los inicios contrabandistas de un jovencito imberbe, de nombre Han. Con la llegada de Howard, su capacidad persuasiva y la disponibilidad del Maestro John Williams para componer el tema central del héroe a su pesar, se iniciaba la historia de la gestación de una de las partituras más brillantes de los últimos años,

SOLO: A Star Wars Story

John Williams, con lápiz, papel y mock ups a piano puro y orgánico, maravilló a Howard de buen inicio, como de costumbre con este genio de la música, pero el dato curioso es que de las ideas expuestas al director, y como ya sucediera en la creación de la “Raiders March” y la definición musical del arqueólogo favorito de todos -nos referimos, cómo no, a Spielberg e Indiana Jones-, dos de esas ideas melódicas, muy diferentes ambas,  gustaron a ambos directores, que solicitaron la posibilidad de que estas se combinaran. Y de dos melodías diferentes surgió un tema único, del juego de una melodía de juguetón desarrollo y emocionante resultado combinada en contrapunto con un motivo más épico y heroico, más fanfárrico quizá, y legendario, surgió “The Adventures of Han”.

Y la leyenda de un personaje se amplió asimismo a su universo musical.

John Powell, damas y caballeros, entraba en juego a partir de ese instante para completar el score, y como adalid respetuoso de mundos musicales ajenos, acomodándose al legado anterior para darle su toque especial y creador, único, de fastuosas sonoridades frescas y poderosamente retentivas, consiguiendo resultados enhebrados enérgicamente en el universo Star Wars, y a la par, pertenecientes al mismo y reconocibles al tiempo como puro y fascinante “John Powell Power”, con un sentido de la maravilla acentuado y casi mágico, una intuición para recrear sin ser un mimético copy paste y a la vez dar algo nuevo casi sobrenatural. Hablamos de la experiencia Powell sin adulterar, ni más ni menos.

Desde ya los primeros segundos, el músico hace suyo el motivo para Han de Williams y lo rodea de extasiantes cuerdas, ritmos apoteósicos y memorables, lo convierte en un himno de la música de acción, un suntuoso tema pimpante, o una muestra musical emotiva de un corazón roto, todo a base de sobresalientes orquestaciones y unas variaciones en todo momento diferentes y en todo instante haciendo evolucionar y crecer el conjunto. Nos sitúa en un mundo nuevo a la par que conocido, nos invita a descubrir a unos aparentes villanos y rivales envueltos en la grandeza de las voces búlgaras, a emocionarnos con uno de los mejores temas de amor en años, a sentir la impresionante emoción del viaje a través del corredor de Kessel con el presente envuelto en el pasado musical, que sin embargo será futuro, permítaseme el retruécano, retomando el mítico “Here They Come”, mezclado con “The Asteroid Field” del las inmortales A New Hope y Empire Strikes Back, o revisitando el origen de quién disparó primero, por si a alguien aún le pudieran quedar dudas con un aroma a western, embriagador, arrebatador, y sobre todo, profundamente Star Wars.

Damas y caballeros, estamos ante la partitura del año. Procedamos de inmediato pues a un más exhaustivo…

Asier G. Senarriaga

¡ATENCIÓN, CONTIENE SPOILERS!

 Análisis pista a pista

1. The Adventures of Han (3:49)

La edición discográfica arranca con la pieza de concierto escrita por John Williams y que contiene los dos temas principales asignados al personaje de Han Solo. John  Powell, que los utiliza profusamente a lo largo de la partitura, los bautiza como tema heroico de Han y tema de la búsqueda de Han. La pieza arranca con una fanfarria muy propia de Williams, que aporta inmediatamente un sonido triunfal muy característico del compositor, y que rápidamente se transforma en una pieza acelerada en la que se integra el tema heroico de Han (0:15) interpretado por los metales.

Completada la primera presentación del leitmotiv, arranca el otro tema dedicado al protagonista (0:38), el que Powell llama tema de la búsqueda, pero que podríamos considerar como tema B de Han Solo, en la misma línea que hizo décadas atrás con Indiana Jones, personaje que también contaba con un tema principal y otro secundario, muy a menudo seguidos uno de otro.

La presentación de ambos leitmotivs va acompañada de contrapuntos y juegos de cuerdas, metales y maderas de forma exquisita, tal como nos tiene acostumbrados Williams desde siempre. La pieza continúa con fragmentos en los que se alterna el protagonismo de la trompeta y las cuerdas para dar pie a una nueva exposición del tema heroico (1:40), de nuevo grandilocuente a cargo de los bronces. Más adornos de cuerdas y metales que suenan a música de acción nos llevan de nuevo al tema de la búsqueda (2:25), aquí con más participación de flautas y metalófonos, y de nuevo al tema heroico (2:49), con mayor intensidad si cabe.

 

2. Meet Han (2:20)

La película arranca con esta pieza, que comienza con cuerdas graves esbozando ligeramente el tema heroico mientras los rótulos nos proporcionan el contexto de la historia. En 0:37 cambia la música y frases rápidas de las cuerdas dan paso a los metales y a la percusión para interpretar el tema de la búsqueda de Han con intensidad, mientras las cuerdas recrean un movido contrapunto. El protagonista le ha hecho el puente a un vehículo y avanza nervioso por las calles de su planeta Corellia. Cuando el tema suena con más fuerza vemos en pantalla el título de la película. La idea está clara: John Williams es el autor de los dos temas de Han, pero John Powell está decidido a utilizarlos sin límites, aunque adaptados a su propio estilo.

 

Entre 1:10 y 1:26 escuchamos un fragmento de transición que conduce a una nueva exposición del tema de la búsqueda a cargo de las cuerdas, con apoyo de la percusión, seguida de una fase más sombría y ligera hasta el final. Han ha bajado del vehículo y busca a su amiga Qi’ra.

3. Corellia Chase (3:34)

Espectacular tema de acción que acompaña la huida de Han y Qi’ra hacia el puerto espacial. Ambos desean largarse de su planeta natal, controlado por una vieja bicharraca mafiosa con aspecto de lombriz gigante llamada Lady Proxima. Powell demuestra sus grandes dotes para escribir música desenfrenada y con patrones rítmicos complejos que vuelven esquizofrénicos a los percusionistas, aunque respeta bastante los principios sinfónicos de John Williams. La fusión de los dos conceptos nos ofrece algo nuevo, y realmente muy bueno, a medio camino entre los estilos de ambos compositores. En 0:05 los metales tocan las primeras notas del tema heroico encajadas en la percusión, sin acabar de desarrollarse por completo hasta 0:27, con un contrapunto de figuras frenéticas, logrando una exposición intensa. La pareja se muestra feliz ante sus probabilidades de escapar de su opresivo planeta.

 

En 0:48 las cuerdas cobran el protagonismo y nos presentan una versión “algo españolizada” del tema de la búsqueda, como si Powell aún no se hubiera desprendido por completo de los manierismos utilizados en Ferdinand.

A todo esto, el ritmo no ha decaído –los secuaces de Lady Proxima los alcanzan- y la intensidad de los metales se recupera para desembocar de nuevo en el tema heroico a partir de 1:34, en una variante en la que las cuerdas repiten las notas de los metales a modo de canon, logrando una de las versiones más conseguidas del leitmotiv, que acompaña uno de los instantes climáticos de la persecución.

 

Siguen más interpretaciones de los dos temas de Han, manteniendo en todo lo momento la tensión de la escena, hasta frenarse un poco –solo un poco- en el tramo final, aunque vuelve a recuperarse con una percusión intensa y una conclusión que cabría considerar triunfal de no ser por esa nota final que queda colgada sugiriendo que no están atados todos los cabos.

4. Spaceport (4:07)

Juegos de metales muy evocadores del sonido de Williams inician este corte, que en el film está directamente enlazado con el final del anterior. Powell incluye en los intrincados ritmos el tema de la búsqueda en distintas variaciones, incluida una versión suavizada de cuerdas cuando Han y Qi’ra tratan de pasar desapercibidos en el espaciopuerto para huir definitivamente de Corellia. En 0:48 ostinatos de cuerdas inician un largo fragmento donde predomina la tensión, con evoluciones del resto de la orquesta, hasta que en 2:44 un imponente crescendo de tonalidad trágica marca el instante en que vemos a Qi’ra quedarse atrás. Es la primera exposición del tema de amor de Han y Qi’ra.

 

A partir de 3:06 la música adquiere ritmo de nuevo acompañando las escaramuzas de Hantema de la búsqueda incluido- destinadas a escapar de sus perseguidores.

5. Flying with Chewie (3:30)

Desde el corte anterior a este tenemos una elipsis temporal bastante prolongada. Han está en la guerra, ha tenido su primero encuentro –encontronazo, más bien- con Chewbacca, y los dos escapan de una complicada situación uniéndose a la banda del contrabandista Tobias Beckett. Powell crea un leitmotiv para este personaje y sus acompañantes, un tema de metales con mucho brío que podemos escuchar en 0:40 con trompeta solista y poco después en una variación distinta en 0:58.

 

Hasta ahora la pieza era acción pura, pero parece calmarse a partir de 1:10 y estallar con una versión triunfal del tema heroico de Han en 1:35, cuando la nave de Beckett decide llevar a Han y Chewie con el grupo y todos salen volando de la escena.

En 2:03 la música cambia por completo y Powell enmarca la escena en una pieza que suena a new age, con percusiones suaves, sublimando la poesía del paisaje cuando el grupo llega a Vandor, y acompañando una conversación de Han y Chewbacca que marca “el principio de una gran amistad”. De hecho, es la primera versión del tema de Chewbacca, aunque con un estilo musical que nunca hasta ahora habíamos escuchado en la saga galáctica y que hay quien la relaciona, no sin razón, con su música para How to Train Your Dragon.

6. Train Heist (4:48)

Cuerdas suaves, arpas y flautas inician esta pieza durante su primer minuto y medio. La banda de contrabandistas prepara su golpe a un tren imperial cargado de valioso coaxium, Chewie habla de lo que sucedió a su raza, y la música suena tranquila y bonita con suaves referencias a su leitmotiv. Hasta que en 1:30 se desata la acción. El asalto al tren ha comenzado.

La percusión entra en juego, primero algo contenida pero acelerando el tempo progresivamente. En 1:45 Powell comienza a jugar con sus complejos ritmos, introduciendo frases del tema de Beckett o el de Han con los metales, y florituras de flautas que consiguen que sigamos pensando en el sonido Williams como parte de la ecuación.

Tras una breve pausa de tranquilidad, en 2:54 vuelven las fanfarrias potentes con el tema de Beckett y continúa la acción desenfrenada, incluso con un apunte al primer tema creado por Williams para el Imperio en A New Hope a partir de 3:34, cuando unos droides imperiales atacan al grupo para defender el tren del asalto.

La acción continúa hasta el final del corte con nuevas alusiones al tema de Beckett y al tema heroico de Han.

7. Marauders Arrive (5:15)

El corte arranca con potencia con el tema de los merodeadores liderados por Enfys Nest, un leitmotiv para el que Powell recurrió a un coro de 36 mujeres búlgaras y que se grabó en Sofía.

Esas voces femeninas proporcionan un toque exótico a la partitura que se combina de maravilla con la música de acción que estábamos escuchando hasta ahora. Igual que la banda de Beckett, los saqueadores de Enfys Nest se quieren hacer con el mismo botín de coaxium que transporta el tren, y toda la pieza acompaña el asalto y la lucha a tres bandas, sin que falte el tema heroico de Han (1:28) ni el tema de Beckett, que se intercalan con el tema de los merodeadores.

 

En 3:11 introduce una variación dramática del tema de BeckettRio, el piloto de la nave de Beckett con voz de Jon Favreau– está gravemente herido-.

 

Sigue nueva música de acción y otro golpe de efecto dramático, debido a la pérdida de otro miembro de la banda en 3:52. Tras ese momento, vuelven los coros búlgaros y nueva música de acción intensa hasta el final, con el desenlace de la escena del tren.

8. Chicken in the Pot (2:09)

Esta canción es la que suena en la fiesta de Dryden Vos, a quien Beckett debe informar de su fracaso en el asalto al tren. También es donde Han se reencuentra con Qi’ra. Con música y letra de Powell –aunque traducida al extraño idioma Huttese que se inventó el diseñador de sonido Ben Burtt para la trilogía original-, es la rareza de la banda sonora, como en su día lo fueron “Cantina Band”, de A New Hope; “Lapti Nek” de Return of the Jedi, o “Canto Bright”, de The Last Jedi. En esta ocasión son dos curiosos seres quienes la interpretan con aire de bossa nova, aunque no son las mismas voces las que se escuchan en el disco que en la película.

 

9. Is This Seat Taken? (2:36)

Este corte para el primer cara a cara de Han Solo y Lando Calrissian también tiene algo de rareza, con una percusión exótica, suave y metálica, y un oboe interpretando una insólita versión del tema heroico. Es música ambiental, con un punto de comicidad, para la partida de sabacc donde acaban jugándose el Halcón Milenario. Pero incluye como apunte interesante una variación lenta de la fanfarria rebelde, asociada al Halcón Milenario en 1:59.

 

10. L3 & Millennium Falcon (3:17)

Melodías de maderas en tono misterioso inician el corte hasta la aparición en  0:26 de un tema con tuba de carácter cómico asociado a L3, la reivindicativa androide de Lando.

La música sigue después en una línea bastante calmada hasta que encontramos un crescendo con coros a partir de 1:38 y escuchamos con sonoridad casi mística el tema principal de Star Wars, el también llamado tema de Luke que, aunque aquí no parezca tener sentido, Powell lo utiliza -lo dice él mismo- como tema del destino de Han, ante la primera visión del Halcón Milenario.

 

Sigue una nueva variación suave del tema del Halcón y la música continúa tranquila, con una nueva exposición del tema de Beckett, cuando este negocia con Lando. El corte acaba, a partir de 2:47, con una nueva y potente referencia del tema de Enfys Nest, cuando sabemos que los merodeadores también están al tanto de los planes de Han, Beckett y compañía.

11. Lando’s Closet (2:13)

Aquí tenemos una de las mejores y más sofisticadas piezas del score, tal vez el mejor tema de amor escrito nunca por John Powell. De reminiscencias clásicas, con cuerdas y maderas suntuosas, el compositor nos presenta, junto al armario de Lando, dentro del Halcón, este leitmotiv romántico y superelegante para la pareja formada por Han y Qi’ra, que alcanza su clímax en 1,28 cuando se besan. Toda una delicia.

12. Mine Mission (4:11)

Un solo de trompeta –referencia a Qi’ra– da paso a una marcha militar en toda regla en la que intervienen todas las secciones de la orquesta de forma magistral en intrincadas combinaciones que contienen variaciones del tema de L3, que provoca una rebelión de los droides que trabajan en las minas de Kessel.

 

La intensidad crece y decrece a medida que la pieza progresa y hace repaso de otros leitmotivs como el de la búsqueda de Han, el de Beckett y el de Chewbacca, en una variación dramática cuando ve a gente de su pueblo esclavizada en las minas, a partir de 2:04.

13. Break Out (6:15)

Es la continuación del corte anterior y sigue combinando momentos de marcha militar, acción y heroísmo con fragmentos dramáticos en función de lo que vemos en pantalla. Comienza con referencias al tema de L3 en clave revolucionaria y al tema heroico de Han, al que sigue una versión épica sensacional del tema de Chewbacca en 0:44, cuando con el resto de wookies que ha rescatado ayudan a Han a deshacerse de sus perseguidores y a transportar el coaxium hasta el Halcón Milenario.

 

En 1:18 tenemos una trompeta que interpreta rápidamente notas que recuerdan a la fanfarria inicial del tema principal de Star Wars, pero que enlaza con el tema heroico de Han Solo con carácter solemne cuando el protagonista sale al exterior de la mina con el coaxium robado.

La música continúa desarrollándose de forma trepidante durante la primera mitad del corte y enlazando leitmotivs, como los dos temas de Han, pero el ritmo decae en la segunda mitad para adquirir tonalidades más dramáticas, primero con la caída de L3 (2:58), seguida de una variación solemne, casi fúnebre, del tema heroico de Han, cuando este trata de ayudar a Lando herido (3:14). A partir del último cuarto recupera la música de acción hasta que el Halcón Milenario, con todos a bordo consigue, despegar con Han a los mandos, instantes que se subrayan con el tema dedicado a la nave.

Pero a partir de 4:54 vuelve el drama y las cuerdas suenan en tono elegíaco apoyadas por las trompas y desembocan en frases de trompeta y cuerdas tristes con el “apagado-defunción” de L3 en brazos de Lando. Finalmente, la música adquiere cierto brío y aire militar hasta el final.

14. The Good Guy (5:25)

La edición discográfica incluye esta pieza fuera de orden respecto la película, probablemente para que no escuchemos cuatro temas de acción consecutivos y darnos  un respiro. Además, el corte está formado por varios fragmentos que tampoco están ordenados entre sí. Comienza con el tema de amor que se sostiene en cuerdas, maderas y arpas. Powell también nos presenta una emocionante variación iniciada con trompeta a partir de 1:13. Sucede en una escena posterior, cuando el grupo protagonista ya ha llegado al planeta Savareen, y Han y Qi’ra mantienen una conversación a solas sobre qué les deparará el futuro.

La escena íntima la interrumpe Beckett y la música que sigue es la que escuchamos en el track “Savareen Stand-Off”, con la llegada de los merodeadores de Enfys Nest. Sin embargo, en este corte aparece en 1:53 una curiosa variación con arpa del tema de Beckett, que suena en el el film cuando este le dice a Han que se marcha y que se las apañe él con Dryden Vos.

 

Hacia la mitad (2:43) tenemos una nueva exposición del tema de Han, con crescendos que subrayan el aspecto noble del personaje, y después un ritmo marcado y lento que incluye frases del tema romántico y del tema secundario de Han. En todo este fragmento vemos a Han, Qi’ra y Chewbacca dirigirse a la nave de Dryden Vos y entrar en ella, donde el capo mafioso los recibe. Después escuchamos unas sonoridades más oscuras y tensas a partir de 3:59 -algo más avanzada la película- que conducen a una fanfarria un punto siniestra en 4:40 y a ritmos desbocados que acaban con los coros búlgaros del tema de Enfys Nest. Ocurre cuando esta y sus merodeadores se enfrentan al ejército privado de Vos.

15. Reminiscence Therapy (6:13)

Tras el paréntesis que supone la pieza anterior, nos acercamos a la escena en que Han Solo atravesó el corredor de Kessel en 12 pársecs. Estamos ante uno de los cortes de acción más potentes de la película que, además, para gusto de nostálgicos, incluye múltiples referencias a las bandas sonoras de Williams para la trilogía clásica. Escuchamos nada más empezar una referencia al tema de la Estrella de la Muerte, cuando aparece en el espacio un destructor imperial.

 

Después encontramos referencias a “Here They Come” y a “Asteroid Field” (2:39 y 3:34).

 

También escuchamos la fanfarria rebelde –repetidamente- y el tema principal de Star Wars (3:15), en el momento en que Chewbacca se sienta en el lugar del copiloto del Halcón.

Estas referencias se entremezclan y combinan con los nuevos temas –el heroico de Han o el de Chewbacca– a lo largo de más de seis minutos de descargas continuas de adrenalina, mientras el Halcón Milenario huye de las naves imperiales y se mete en camisa de once varas al penetrar en el corredor de Kessel. A partir de 5:00 se calma momentáneamente la situación y la música rebaja la intensidad dejando protagonismo a flautas cuando se han metido de lleno en la vorágine que representa el Maw.

16. Into the Maw (4:49)

Huyendo de los malos, el Halcón se acerca peligrosamente a una especie de agujero negro con bicharracho gigante incorporado salido de una mente tan desquiciada como la de Lovecraft. La música sigue en la misma onda que el corte anterior, más amenazadora si cabe, e incorpora de nuevo algunos de los leitmotivs que hemos ido escuchando en pistas anteriores, desde el tema de Han y la marcha militar de la mina hasta la fanfarria rebelde, el tema de Beckett y el de Chewbacca. La música se acelera en la segunda mitad hasta adquirir una velocidad frenética que desemboca en fanfarrias que conducen al tema principal de Star Wars en clave triunfal cuando consiguen salir de la vorágine en 3:47. El resto continúa subrayando la hazaña de forma heroica con consecutivas exposiciones del tema heroico de Han, el principal de Star Wars y la fanfarria rebelde asociada al Halcón.

17. Savareen Stand-Off (4:26)

Con la nave algo perjudicada, llegan al planeta Savareen, donde se puede transformar el coaxium, pero a los 32 segundos escuchamos el tema de los merodeadores de Enfys Nest, que han estado controlando los movimientos del grupo y aparecen en el planeta para hacerse con el preciado cargamento. Las voces femeninas se acoplan a las notas graves de trombones y después se desenvuelven con más delicadeza formando arabescos exóticos.

Todo se mueve en una calma tensa con referencias a la fanfarria rebelde cuando Lando se larga con el Halcón Milenario y deja al resto en la estacada. La música adquiere intensidad cuando vemos a Enfys Nest quitándose la máscara y comprobamos que no es un sanguinario pirata espacial sino una moza con pecas. Siguen guturales voces masculinas y notas graves de flautas con el tema de Enfys Nest (2:30), que continúa subrayando la tensión durante buena parte de la segunda mitad de la pieza, mientras relata su historia y explica que su grupo no está formado por saqueadores sino por rebeldes que luchan contra el Imperio y contra las mafias que dominan la galaxia. Y así llegamos a un dramático crescendo en 3:19 cuando una indígena de Savareen dibuja el símbolo del Alba Escarlata con el dedo

 

El instante se subraya poco después con coros búlgaros y prosigue con una variación suave del tema heroico de Han, dando a entender que el protagonista ha empatizado algo con los rebeldes.

 

18. Good Thing You Were Listening (2:08)

La primera parte corresponde a la escena de Han Solo y Beckett enfrentados como en un duelo en OK Corral que da lugar a la muerte de Beckett. Por lo tanto, este track debería situarse cronológicamente después del siguiente, “Testing Allegiance”. La música evoluciona en su segunda mitad con frases dramáticas hasta llegar al crescendo que escuchamos en 1:18 seguido de una variación de carácter dramático del tema de amor, cuando Han y Chewbacca ven desde la costa cómo la nave de Vos, ahora de Qi’ra, se marcha. El leitmotiv romántico suena a despedida -la segunda si contamos lo que sucedió en el espaciopuerto-, aunque la versión de la edición discográfica -más contundente y trágica- no es la misma que la de la película, que suena más suavizada. De hecho, la que oímos en el CD es mucho más parecida a la variación de “Spaceport”.

 

Sigue una variación emotiva del tema de Chewbacca a partir de 1:46, subrayando la recién nacida amistad con Han Solo.

 

Tampoco es la misma versión de la película, donde la pieza se enlaza con el tema heroico de Han y con la escena de su despedida de los rebeldes de Enfys Nest.

19. Testing Allegiance (4:22)

Último tema de acción de la banda sonora, con el enfrentamiento final de Han y Qi’ra contra Dryden Vos y la muerte de este. Los metales suenan a toda potencia. Un ostinato de cuerdas a partir de 1:33 incrementa la intensidad tras un breve fragmento de calma hasta que en 1:46 Powell nos regala una explosiva variación del tema heroico de Han muy reforzada con la percusión. Es el instante en que la chica se carga a Vos.

 

Tras ese momento, la música se suaviza cuando la pareja se queda sola. Las cuerdas y las arpas interpretan el tema de amor, que sigue desarrollándose con el piano cuando se besan.

 

El leitmotiv romántico ocupa toda la segunda mitad del corte, aunque con una tonalidad más sombría en las potentes notas finales de la piezan cuando Han se marcha y Qi’ra recupera el anillo de Dryden Vos para ponerse en contacto con el líder del Alba Escarlata.

Eso sí, nos quedamos sin escuchar en la edición discográfica la variación del “Duel of Fates” con que se revela quién es ese líder.

20. Dice & Roll (1:55)

Este último corte corresponde al epílogo, con Han jugando de nuevo al sabacc contra Lando. Powell recupera los ritmos exóticos de “Is This Seat Taken?” y en la segunda mitad escuchamos en clave triunfal la fanfarria rebelde que indica que el Halcón Milenario ha cambiado de propietario. Le siguen el tema de la búsqueda de Han y una brillante exposición final del tema heroico cuando el protagonista y su hirsuto compañero saltan en el hiperespacio y vemos el plano final de los dados talismán de Han Solo.

 

Resumiendo… Espectacular score que combina las ideas clásicas de Williams con el talento de Powell, una fusión que tal vez no convenza a algunos, pero que a nosotros nos ha parecido magistral. Como dice el amigo Asier más arriba, tal vez la banda sonora del año.

Óscar Giménez