Puntúa esta banda sonora
Imagen

ImagenImagenImagenImagen

Avengers: Infinity War

(Vengadores: Infinity War)
Alan Silvestri
     
Año:   2018
Sello:   Hollywood Records
Edición:   Normal
Nº Tracks:   23
Duración:   71:36
     
Ficha IMDB
Web del Compositor
 

 

Reseña por:
Asier G. Senarriaga

Imagen

1. The Avengers (00:25) *
2. Travel Delays (02:43)
3. Undying Fidelity (05:05)
4. He Won’t Come Out (02:31)
5. We Both Made Promises (02:22)
6. Help Arrives (04:21) *
7. Hand Means Stop (02:37)
8. You Go Right (04:26)
9. Family Affairs (03:51)
10. What More Could I Lose? (03:36)
11. A Small Price (03:17)
12. Even For You (02:14) *
13. More Power (04:07) *
14. Charge! (03:28) *
15. Forge (04:22) *
16. Catch (06:04) *
17. Haircut And Beard (03:02)
18. A Lot To Figure Out (02:01)
19. The End Game (02:17)
20. I Feel You (02:48) *
21. What Did It Cost? (02:25) *
22. Porch (00:59) *
23. Infinity War (02:35) *

* Mejores temas

Imagen

Tema de SHIELD en “Help Arrives”

 

Tema de la decisión de Thanos en “Even For You”

 

Tema de la unión del equipo en “More Power”

 

Tema de los Vengadores en “Forge”

 

Tema de Thanos en “Porch”

Imagen
El vigor made in Silvestri, la prestancia, el sinfonismo vintage y, sobre todo, haber convertido un tema central ya inmortal en un himno icónico imperecedero de la épica más desaforada, capaz de provocar escalofríos y carne de gallina en el oyente desde la escucha de sus primeras notas, la entrada en escena del Capi, “Help Arrives”, el instante más maravilloso de diez años de Estudios Marvel, impresionante a nivel musical, y la llegada de Thor a Wakanda vía Bifrost, “Forge”, con los cines de todo el mundo estallando en aplausos, abrazos y lágrimas de emoción como quien esto suscribe no había visto en pantalla grande jamás. Y el final más desolador de la historia del cine de superhéroes, con un compositor demostrando por qué siempre será un grande: “What Did It Cost?”, “Porch” e “Infinity War”.

Imagen
Absolutamente nada, quizá que la edición en formato físico debiera haber sido en dos CD, ya que un solo disco se queda muuuuuy corto.

Imagen
Tres, sin ninguna duda. La variante SHIELD con los violines dándolo todo al inicio de “Help Arrives”, con la entrada en escena de un superhéroe más épica de toda la historia del cine, hasta que llega la de Thor en “Forge”, con la interpretación más poderosa, atronadora, arrebatadora, impresionante y fastuosa del tema de Los Vengadores jamás empleada, concluyendo con la muerte de un personaje principal, sin decir más. Si no se te parte el alma en ese instante, no eres humano. “What Did It Cost?”, Alan Silvestri llevándonos a la grandeza lírica, como sólo un titán de la música de cine, con el que ni siquiera Thanos podría competir, es capaz

BSOSpirit opina

ImagenImagenImagenImagen

Nota media: 8,33

Josep Manel Blanch (7), Fernando Fernández (9), Asier G. Senarriaga (9), Óscar Giménez (9), Ignacio Granda (9), Juan Ramón Hernández (8), David Martínez (8), Jordi Montaner (7), David Sáiz (9)

 

La Guerra del Infinito será sólo el principio …

Una década de UCM, sus scores, los hermanos Russo, Alan Silvestri, el camino a Infinity War

Durante el último par de años el Universo Cinematográfico Marvel, UCM, ha sido acusado de endeblez y falta de criterio en relación con el apartado musical de la franquicia. Incluso videos de fans han corrido cual reguero de pólvora por las redes sociales señalando la poca retentividad de los temas principales de los films, la falta de cuerpo de sus partituras y el mucho ruido y pocas nueces del conjunto a nivel sinfónico, por no hablar de la absoluta nula continuidad de una película a otra. Esto, si bien no es totalmente inexacto, es hacer un análisis muy facilón y poco inquisitivo, porque no es así en todos los casos, aunque no está falto de razón en algunas ocasiones. Pero no hay mayor injusticia que negarle la excelencia al menos a unas cuantas de esta partituras.

Todo ello, una vez llegados a los diez años desde que Iron Man llegara a las pantallas de todo el mundo allá por 2008, y habiendo descubierto con patente alborozo para un aficionado al género súperheroico en todas sus vertientes, que las posibilidades para un universo fílmico compartido pasaran de ser una quimera llena de buenas intenciones a una realidad palpable y digna de aplauso. La crítica negativa, haciendo caso omiso a sus muchas virtudes, parece una campaña orquestada de desprestigio de la exitosa saga cuando, hay que ser francos, no lo es en absoluto. Simplemente en la psique del aficionado al cine soberbias partituras temáticas llenas de fuerza sonora y magia, como Doctor Strange, Thor The Dark World, Iron Man 3, Spider-Man Homecoming, Captain America The First Avenger, o mi favorita de todas ellas, Ant-Man, no habían calado en el recuerdo de las audiencias como para suponer el himno inmortal del género que sí supusieron, Superman de John Williams, o Batman de Danny Elfman, por citar los dos ejemplos más míticos.

Sin embargo, aunque en el año de su producción, 2012, Alan Silvestri y su The Avengers no sobresalieran con su tema central, tras la segunda entrega y el rescate por parte de Danny Elfman del motivo del film original para jugar con él dentro del suyo propio del segundo film, y la campaña de marketing televisiva y los trailers de Avengers: Infinity War, dejaban algo meridianamente cristalino que el tema principal del supergrupo de Marvel había calado a un nivel como pocos temas han calado en las últimas décadas, y que sólo la entrada de las primeras notas del motivo de Los Vengadores ya provocaba la emoción y la carne de gallina instantánea en los oyentes. Acababa de convertirse en un tema icónico. Alan Silvestri lo había logrado de nuevo, tal vez en este caso con años de retraso, pero como ya lo hiciera con Back to the Future o Predator en el pasado, con The Avengers’ Theme ha creado una composición eterna.

Tras el original, para el que creó una música pegada a las imágenes y de narrativa eficiente, pero quizá sin destacar demasiado hasta los minutos finales en que estallaba en toda su épica, y una secuela, Age of Ultron, en la que Brian Tyler y Danny Elfman colaboraron, pero fue este último el encargado de adaptar la fanfarria central de Silvestri al nuevo score, con Infinity War el compositor y viñatero californiano era requerido por los hermanos Russo para regresar en las dos entregas finales de estos diez años de aventuras más grandes que la vida, ofreciéndonos en esta partitura su primer, épico y trágico acto.

Los Russo se han caracterizado por una inteligencia aguda y una capacidad de gestión del blockbuster superlativa, aparte de saber lidiar como nadie con estrellas, logísticas imposibles y adaptaciones narrativas gargantuescas. Desde el segundo film del Capi, El Soldado de Invierno, para quien esto suscribe, junto a Los Vengadores el mejor film de la saga hasta Infinity War, y Civil War, que ya empezaba a mostrar un reparto superpoblado y a apuntar la verbigracia y donaire para lograr objetivos complicados (embarazos inesperados hechos públicos en pleno rodaje, derechos adquiridos de nuevos personajes que obligaban a modificar y ampliar el guión con la filmación ya empezada, accidentes de estrellas que hacía que hubiera que acomodar los planes de rodaje como en un circo de 25 pistas, …) y salir del entuerto cayendo de pie y obteniendo una excelente puntuación de los jueces, los espectadores a lo largo y ancho de todo el mundo.

Y llegaba el momento del macro fin de fiesta, el pantagruélico super crossover de personajes y piezas, de personalidades y egos, y de demasiadas decisiones difíciles , pero todo ello lo han sabido llevar con una pericia apabullante, con una facilidad aparente pasmosa, y con una frialdad quirúrgica, criterio, convicción y fiereza artística en el mejor sentido, que los ha convertido ya por derecho propio, logrando con este film una de las mejores adaptaciones de cómic de la historia, si no la mejor, en unos titanes, no pun intended, de Hollywood y el cine de blockbuster y evasión más esforzado, saliendo con éxito no ya histórico del entuerto, sino sencillamente, de leyenda.

¡ATENCIÓN, CONTIENE SPOILERS!

 

Alan Silvestri, el Titán de la composición
que maneja los destinos del
universo (de la emoción musical)

La creación de la partitura de Infinity War tenía una dificultad añadida a la habitual en estos casos. Además de componer para una película que requeriría muchísimos minutos de música y mucha narración que describir y/o acompañar, suponía una reunión de personajes de otros films multitudinaria y una decisión que tomar. ¿Se iba a respetar el legado musical de todos ellos en la nueva creación o se iba a obviar? Pues bien, salvo en una determinada excepción, que luego comentaremos, se iba a obviar completamente. Procedamos a continuación a dilucidar si fue la decisión correcta o no, en nuestra humilde opinión.

“Evacuad la ciudad,
activad todas las defensas,
y traedle a este hombre
un escudo”

Silvestri se decanta por deconstruir su tema central de The Avengers en dos partes, una dedicada al Capi, y otra a Thor en este film. La primera era la dedicada a la organización gubernamental SHIELD en la primera entrega y la segunda a la unión del supergrupo. En este caso dotará de otro significado a los motivos, pues la unión no se dará definitivamente hasta la secuela, o sea, Avengers 4 en 2019, con la más impresionante reunión de Vengadores jamás realizada. La presentación poderosa pero inusualmente breve del motivo de Los Vengadores se dará ya en los primeros 27 segundos del score con vigor cortante, dejándonos intuir que habrá más oscuridad que épica y quizá las cosas no vayan todo lo bien que nos gustaría, ya desde las primeras notas y elecciones de orquestación.

La entrada de Steve Rogers en escena, probablemente una de las escenas más sublimes del cine reciente, está realzada con un sentido de la maravilla musical colosal, con una entrada de los timbales poderosa dando paso a las cuerdas en registro agudo con la citada primera parte del tema del primer film, “Help Arrives”, y un alarde de epicidad para el rescate de Visión y Bruja Escarlata por parte del Capi, Falcon y Natasha Romanoff, con un crescendo magnificente y una variación extasiante, evolución de la historia del Capitán América ya convertido en Nómada.

La segunda parte del tema, la más conocida, y la que conforma las famosas notas que ya todo el mundo se sabe de memoria, alcanza su representación más paroxísticamente épica con la llegada a Wakanda del Asgardiano, extasiando al oyente y a la audiencia del film con una explosión orquestal de raigambre clásica que exuda grandeza y provoca reacciones de entusiasmo y explosividad celebratoria en los cines de todo el mundo, como nunca se había visto en pantalla grande convirtiendo durante la escena las salas, en un símil de los campos de fútbol cuando se marca un gol, con la gente en pie, abrazándose y aplaudiendo a rabiar, increíble.

Como decimos, la pura enunciación del heroísmo más impresionante jamás expuesto en un film, sencillamente, la magia se alcanza a un nivel de éxtasis emocional con un minuto final de “Forge”, que no se puede definir de otra forma sino de glorioso.

 

Asimismo, podemos descubrir en sucesivas audiciones lo que podría ser un subtema para el supergrupo, un nuevo tema para Los Vengadores, que se puede encontrar por ejemplo en “More Power” a partir del 02:30, funcionando quizá como tema de la futura unión del equipo y que esperemos se vea ampliado en la segunda entrega.

Como ya señalábamos, la continuidad fuera de los temas ya creados por el propio Silvestri para el primer film sólo se da en una ocasión, la llegada a Wakanda está tratada reutilizando el motivo de Ludwig Goransson para el ficticio país africano de Black Panther, directamente extraído de la citado película, es decir, no fue regrabado por Alan adaptándolo al nuevo film, lo que deja a las claras que el interés de continuidad del trabajo de otros compositores del UCM para Silvestri era cuanto menos nulo. Una pena, y quizá el elemento que le resta el medio punto que le falta a esta partitura para alcanzar la summa cum laude. Es cuestionable, podemos reseñar, que con los brillantes temas de Michael Giacchino para Doctor Strange o Spider-Man, por poner un ejemplo, no rodee a estos personajes en algún instante con un recuerdo a sus motivos, siendo lo más sangrante que aquí crea para una escena de diez segundos un nuevo leitmotiv para el Hombre Araña que nunca llega a desarrollar ni hacer crecer, culminando cuando Spidey es ya un Vengador de pleno derecho con el tema de los Avengers vinculado a él, cuando la escena pedía una variante del de Giacchino transformándose en el tema de Los Vengadores. En fin …

Como novedad, y otorgando el liderazgo que merece el personaje, el auténtico protagonista del film, Silvestri define a Thanos con un tema lleno de lirismo, tragedia y emoción contenida, que se desbordará en los instantes en que deberá tomar la decisión más dura que cualquier ser del universo tomó jamás, incluso un Titán loco como él. Atentos a la representación trágica de Thanos en “Even For You”, explotando el tema en el último minuto, ensalzado por las masas corales (impresionante desde el 01:30), mientras una lágrima surca sus mejillas, doliente pero firme en su locura, con unas elegíacas cuerdas…

que durante la batalla final serán acompañadas por timbales y percusión apocalíptica, “The End Game”, “I Feel You”, What Did It Cost?”, en este último track mostrándonos el compositor, además, el motivo asignado a la muerte misma -atentos a partir del 02:06 con esas tonalidades de vals decadente y oscuro tras la explosividad percusiva anterior-…

…hasta que en “Porch”, Thanos alcanza el verdadero significado y entendimiento por parte del espectador, aún en su locura, él cree que busca la justicia y el bien de todos los seres. Atentos a las líricas y emocionales cuerdas con un apoteósico y desgarrador solo de violín guiando las lágrimas del espectador hasta los títulos de crédito, mientras vemos a un Titán asesino y a la vez en singular paz consigo mismo.

Un instante este en el que el compositor rehúye de un final fanfárrico, para acercarnos musicalmente a una elegía, a un panegírico a gran orquesta a las terribles pérdidas sufridas y a la pasión de nuestros héroes por derrotar a algo sencillamente, invencible (de momento). Presten atención a la labor cuasi mística del tema, especialmente a partir del 00:32, con una prodigiosa combinación metales y cuerdas…

 

… y la entrada de los maravillosos chelos de los últimos segundos, dejando con un nudo en la garganta y una expresión de incrédula entrega por parte de todos y cada uno de los espectadores, en espera de la resolución final, que nos avanza el tema central al piano, pero sin resolverse del todo…

 

…abierto hasta el momento en que la primera batalla haya quedado atrás
y nos preparemos para la definitiva reunión de Vengadores,
más allá del Espacio Cuántico,
más allá del pasado, del futuro o del presente,
más allá del tiempo y de la realidad,
instante en el que…

El Capitán América gritará, quien sabe si por última vez,
¡¡¡Vengadores, reuníos!!!