Imagen

ImagenImagenImagen

Monster Hunt 2

Leon Ko
     
Año:   2018
Sello:   Milan 
Edición:   Digital
Nº Tracks:   16
Duración:   47:48
     
Ficha IMDB
 

 

Reseña por:
Juan Ramón Hernández

Imagen

1. Wuba (3:26)
2. At the Casino (2:13)
3. The Chase (2:55)
4. The Weapon Master (1:35)
5. You Have Your Father’s Eyes (3:17)
6. Your Mother Misses You (2:16)
7. Double Vision (3:44)
8. Casino Disguise (3:54)
9. What a Performance! (1:27)
10. Wuba Weeps for Tu (2:22)
11. Tender Moment in the Air (1:32)
12. Summoning Wuba (1:35)
13. Unrequited Business (1:27)
14. Finding Each Other (3:25)
15. Pondering (0:40)
16. Final Battle (10:59)
17. Family Reunion (0:59)

Imagen

“Wuba”

 

“Casino Disguise”

 

“Final Battle”

Imagen
El tema asociado a Tu y la enorme cantidad de juego que da en la banda sonora e historia.

Imagen
En mi opinión, la música asociada a Wuba no brilla todo lo que la película permite y pide.

Imagen
“Wuba”, “Casino Disguise”, “Summoning Wuba” y “Final Battle”.

BSOSpirit opina

ImagenImagenImagenImagen

Nota media: 7,57

Josep Manel Blanch (8), Fernando Fernández (9), Asier G. Senarriaga (7), Óscar Giménez (7), Juan Ramón Hernández (7), Jordi Montaner (8), David Sáiz (7)

 

Secuela para apuntalar futuras entregas

Siendo su predecesora la película más taquillera de todos los tiempos en China antes de ser superada por The Mermaid (2016) y Wolf Warrior 2 (2017), era cuestión de tiempo que las aventuras de Wuba, ese pequeño y tierno monstruo semejante a un rábano, tuvieran una continuación, y la verdad es que no les ha salido mal la jugada a los responsables de la película, ya que Monster Hunt 2 ha establecido un récord local en el día de su estreno, recaudando más de 85 millones de dólares, y seguramente acabe por encima de la primera entrega en cuanto a ingresos, los cuales seguramente se verán incrementados en mayor medida con las copias estrenadas fuera de China, cosa que con la primera entrega no ocurrió al tener esta un desarrollo de la historia un poco confuso y con un humor muy enfocado al público local.

Tomada nota de estos escollos que tenía Monster Hunt, el director Raman Hui y su equipo han simplificado la narración en esta segunda entrega y han descartado los cuestionables chistes a ojos extranjeros que existían en la primera parte. Estos ajustes seguro que ayudarán a que Monster Hunt 2 sea vista con ojos más amables por el público de fuera de China, además de que la presencia de un actor de la talla de Tony Leung hará que haya más interés por ella tanto en su país de origen como fuera de él.

La historia comienza con Wuba, heredero del reino de los monstruos, viviendo tranquilamente en su mundo, mientras sus padres humanos, Xiaolan (Bai Baihe) y Tianyin (Jing Boran) intentan desarrollar sus trabajos como cazadores de monstruos que sean malvados. En ese momento surge un nuevo señor oscuro que declara su intención de deshacerse de Wuba, con lo que el inocente y simpático personaje se ve forzado a huir de nuevo, lo que le hace toparse con Tu Sigu (Leung), un jugador compulsivo endeudado hasta las cejas.

El arco de Tu es similar al de Xiaolan y Tianyin en la primera entrega, ya que después de casi vender a Wuba para saldar su deuda con la dominante Lady Zhu (Li Yuchun), el tahúr siente afecto por el pequeño monstruo y le ayudará a pesar de los peligros. Mientras tanto, Xiaolan y Tianyin buscan al pequeño para también ayudarlo lo que los pone en conflicto con el Hermano Yun (Yo Yang) de Monster Hunters Bureau, el cual sostiene que todos los monstruos indocumentados deben ser juzgados si quieren permanecer en el mundo de los humanos.

Aunque estas dos líneas argumentales reciben la misma atención por parte de director antes de converger en  la ciudad de Clear Water Town, las hazañas del desvergonzado Tu son sin lugar a dudas lo mejor de la película, muy por encima del moralizante mensaje que transmiten los padres humanos del pequeño. Ver a Leung es un disfrute total, ya sea bromeando con sus compañeros animados de reparto, con los de carne y hueso, haciéndose pasar por asistente de mago disfrazado de tigre o siendo sometido a tortura por una de las secuaces de Lady Zhu. El actor es descarado y juguetón en su interpretación, pero a la vez completamente respetuoso con el mundo que se ha construido a su alrededor en la película.

Otra cosa que ha mejorado notablemente en esta segunda entrega son los efectos especiales, los cuales son más orgánicos, ya que los humanos y los monstruos sí aparentan compartir la pantalla, cosa que en Monster Hunt fallaba muchas veces. Igualmente, la acción no es tan caótica y difícil de seguir como en la primera película, con lo que en su conjunto esta gana muchos enteros también en el aspecto técnico, ofreciendo una cinta para todos los públicos bastante disfrutable y divertida donde la música (al igual que sucedió en Monster Hunt) raya a gran altura.

La música de Monster Hunt 2

Con Leon Ko nuevamente en la composición de la banda sonora, al igual que el tono de la película respecto a la primera entrega cambia, la música del compositor chino hace exactamente lo mismo si comparamos este trabajo con Monster Hunt.

En este caso el score es mucho más liviano y desarrollado en un porcentaje muy alto en el humor y género familiar que desprende la cinta, y así lo vamos a escuchar desde el primer corte “Wuba”, en el que tras los sonidos de la flauta de bambú, el liuqin y canto de grillos aparece el estupendo main theme que ya pudimos “degustar” en la primera parte, con esas claras influencias de las músicas compuestas por John Powell para algunas de las películas animadas en las que ha trabajado, todo ello para presentarnos al personaje principal y el lugar en el que vive con sus congéneres tras los sucesos de la anterior historia.

“At the Casino” es el corte que sirve de carta de presentación a Tu, así como el tema que le acompaña, siempre muy presente en la banda sonora y que explica muy bien bajo cómicos acordes la personalidad golfa, liante y jocosa del tahúr, tornándose mucho más cómico en “The Chase” en el que la música toma como referente el “slapstick” para acompañar una caótica y divertida persecución.

Dicho tema también es la guía principal en cortes como “Double Vision” y “Casino Disguise”, siendo este último un total divertimento donde descacharrantes sonidos unidos a instrumentos como el liuqin, erhu, oboe y resto de orquesta transmiten toda la hilaridad de la escena en donde bajo un ridículo disfraz, Tu tiene que pasar desapercibido en territorio enemigo para él; funcionando de maravilla la música con las imágenes y enlazando con el breve y también cómico “What a Performance!”.

Cierra este bloque “Finding Each Other”, donde volveremos a disfrutar del tema de Tu pero en esta ocasión con gran presencia de la sección de cuerdas para darle junto a instrumentos de viento un aire emocionante para transmitir la búsqueda que está llevando a cabo el personaje, la cual finaliza cuando hace acto de aparición el tema de Wuba con una explosión de alegría y el sonido de la flauta de bambú para celebrar el emotivo encuentro.

En el lado más sentimental o dramático, el compositor nos deja también unos muy buenos temas, casi todos ellos centrados en la figura del monstruo protagonista. El primero a destacar es “You Have Your Father Eyes”, corte que bajo la melodía del tema principal en unas tristes cuerdas muestran la añoranza que siente Wuba por su familia humana mientras una tribal percusión vuelve a remarcar el lugar donde el protagonista tiene ahora su vida mientras una voz femenina y la flauta de bambú ahondan en su melancolía.

Complementa el anterior el tema “Your Mother Misses You”, donde nuevamente la flauta de bambú secundada por las cuerdas reflejan la melancolía por la familia siendo en su parte final que la música se vuelve con la aparición del oboe y el liuqin juguetona, traviesa e inocente, tal y como es el personaje.

En “Wuba Weeps for Tu” vuelven las cuerdas y flauta a tornarse melancólicas y tristes para transmitir los sentimientos de Wuba ante lo que le acontece a su querido amigo Tu, añadiendo más sentimiento todavía a la escena la aparición de las notas de piano y arpa.

Dichos sentimientos y recursos musicales siguen manifiestos en la ternura que desprende “Tender Moment in the Air”, haciendo de este breve track uno de los más destacables del score por cómo funciona en lo que transmiten las imágenes, siendo seguido de “Summoning Wuba”, otro breve pero precioso tema que comienza con el breves notas de arpa, flauta de bambú y liuqin para volverse luminoso y esperanzador con la irrupción de la sección de cuerdas para que la esperanza que vuelve a nacer en los protagonistas sea manifiesta, quedando refrendada en “Unrequited Business” y la aparición del coro en su gran parte final

Queda citar por último el estupendo “Final Battle”, en donde escucharemos como llamada a la lucha el tema principal unido a coros muy “powellianos” y percusiones desarrollando el compositor un tema de casi once minutos que no da un respiro en su construcción, manejando con mucho tino los temas asociados a Wuba y Tu para acompañar las acciones de ambos y seguir con la marcada línea desenfadada de la banda sonora haciendo que todo el carrusel de acciones y emociones que acompaña este acto final de la cinta sea magníficamente mostrado por la música de Ko. Un gran broche para una banda sonora que en opinión de quien escribe, aunque notable, está un puntito por debajo de la compuesta para la primera entrega, cosa que no empaña el estupendo trabajo de Leon Ko para esta Monster Hunt 2. Ya quisieran muchos componer una música así.