Imagen

ImagenImagenImagenImagen

Deep

Fernando Velázquez
     
Año:   2018
Sello:   Quartet Records
Edición:   Normal
Nº Tracks:   22
Duración:   79:56
     
Ficha IMDB
 

 

Reseña por:
Juan Ramón Hernández

Imagen

1. Into the Abyss (1:55)
2. Mightly Kraken (2:47)
3. The World Outside (2:04)
4. Grounded (1:20)
5. A Golden Cage (2:08)
6. Out in the Blue (3:25)
7. A Big Nothing (3:12)
8. Trouble in Titanic (3:43)
9. Queen of the Undersea Ball (1:41)
10. Broken Cabaret (3:21)
11. Say Hello to My Jaws (5:03)
12. Coral Canyon (4:09)
13. I Kill You Now (3:55)
14. When Love Shakes You Out of Your Shell (3:13)
15. Submerged New York (6:07)
16. Zombie Fish (3:50)
17. The Ark (2:31)
18. Becoming Human (2:35)
19. Nathan AKA Moby Dick (6:48)
20. Going on the Fritz (3:39)
21. Freeze (7:08)
22. Unlocking the Seas (5:21)

Imagen

“Into the Abyss”

 

“Mightly Kraken”

 

“Trouble in Titanic”

 

“Freeze”

 

“Unlocking the Seas”

Imagen
El divertimento que es la partitura al completo, los homenajes que incluye y sus grandes orquestaciones.

Imagen
Que acompañe a una película que es muy inferior a la música y que duró nada en cartelera, lo que ha hecho que poca gente preste atención a un score que, de haber acompañado a una gran producción, estaría más en boca de profesionales y aficionados.

Imagen
“Into the Abyss”, “Mighty Kraken”, “Trouble in Titanic”, “Zombie Fish”, “Freeze” y “Unlocking the Seas”.

Entretenimiento para los peques y poco más

La ópera prima de Julio Soto Gurpide viene marcada por su larga carrera como documentalista, así como su pasión por el buceo, con los cuales siempre ha querido dar a conocer el ya sabido peligro que corren nuestros océanos, su fauna y, por lo tanto, el resto de la vida en el planeta si el hombre no se pone en serio a trabajar para evitar la destrucción del ecosistema marino. Consciente de las limitaciones para llegar a un gran público, el realizador español decidió que la mejor forma de que su mensaje llegara al máximo posible de espectadores era en formato de largometraje y, más concretamente, con la animación.

Deep nos muestra un futuro nefasto en el que el problema de la contaminación de atmósfera y océanos, culpa de la irresponsabilidad humana, ha llevado a la especie a su extinción. Un grupo de criaturas marinas viven en el fondo del océano, en un último reducto en forma de pacífica colonia cuyo líder es un gigantesco pulpo al que todos llaman Kraken, abuelo de Deep, el protagonista de la historia. Este peculiar líder mantiene la tranquilidad entre su pueblo prohibiéndoles aventurarse fuera de los límites de la colonia. Pero Deep es muy curioso y aventurero, y de vez en cuando se aventura más allá de su seguro mundo para curiosear entre los restos de una civilización ya extinta que le atrae sobremanera. Un día, debido a una de sus travesuras, toda su comunidad quedará prisionera y no le quedará más remedio que buscar, por sugerencia de su abuelo y con la ayuda de sus amigos Evo y Alice, a cierto ser cuya enorme fuerza es la única solución para poder liberar a su familia y a su colonia.

Con este punto de partida, Gurpide consigue una película muy correcta cuyo mayor logro es que logra transmitir a los críos valores como la importancia de cuidar el medio ambiente, el valor de la familia, los amigos o la importancia del trabajo en equipo por encima de las individualidades. Valores que con el envoltorio de una gran factura técnica en la animación, la paleta de colores tan preciosista que el mar y su fauna ofrece, así como una buena dirección, harán que los más peques de la casa disfruten un montón. Otra cosa será el interés que despierte en los adultos, pues en mi opinión el guion es la parte más débil de la cinta y hace que el interés sea muy escaso a mis ojos. Pero, como he dicho al principio, esta película es claramente de corte muy infantil y en eso sale victoriosa al 100%, aunque he de reconocer que los números musicales están muy bien traídos por su naturalidad al ser insertados en la trama y ese es el otro punto de interés que tiene la película, su música, en la que un ya habitual de reseña en BSOSpirit hace un estupendo trabajo.

Aventura bajo el mar, la música de Deep

En su primera incursión en la animación, Fernando Velázquez nos presenta un fantástico trabajo sinfónico que gira alrededor de un tema central muy presente en la película y muy retentivo.

La partitura se nos presenta con dos temas que ya dan la medida de la calidad del trabajo del getxotarra. El primero “Into the Abyss”, corte que nos dibuja de maravilla las profundidades del océano donde vive el pulpito protagonista y cuya utilización de las cuerdas nos va adentrando en el misterio de ese mundo mientras los vientos dan color a la vida que allí hay para darnos en el minuto 1:22 un pequeño esbozo del main theme del score, siendo los metales y la percusión los que marcarán lo magnífico de ese reducto marino en última instancia.

Tras esta gran carta de presentación escucharemos “Mighty Kraken”, cuyo comienzo bajo la percusión y una majestuosa instrumentación de los metales y cuerdas dan presentación al gigantesco pulpo que es el abuelo de Deep, así como líder de la comunidad, tornando en algo más ligero y divertido a la mitad del corte para mostrar lo festivo del instante y, en su parte final, dar otro esbozo del tema central, el cual tiene ya su entrada oficial en “The World Outside”, de la mano de una sección de cuerdas muy alegre y vivaz, para enseñarnos el carácter inquieto y aventurero del pequeñín cefalópodo, mientras le muestra a sus dos amigos todos sus tesoros del exterior, momento que da lugar a la “trastada” de “Deep” por la que la colonia se ve atrapada y que el tema “Out in the Blue” refleja.

Es partir de aquí cuando comienza la verdadera aventura del trío protagonista, y el pistoletazo de salida lo da “A Big Nothing”, corte donde ya se reconoce esa forma tan particular de Velázquez para orquestar, con ese sonido tan personal en los vientos, cuerdas y metales cuando se trata de transmitir aventura y misterio, destacando esa parte desenfrenada del final homenajeando a dibujos animados vistos en nuestra infancia.

Los siguientes tres temas acompañan uno de los grandes momentos de la cinta y cuyo escenario es un mítico transatlántico. El primero es “Trouble in Titanic”, cuya guía es el sonido del violín, para con una música clásica centroeuropea presentar a Norma, una pulpo que es la única habitante del otrora mejor barco del mundo, cuyo aspecto a lo Nosferatu y la decadencia que representa es claramente la inspiración para la línea musical de este tema.

A continuación se escucha la primera canción del score, “Queen of the Undersea Ball”, para acompañar el número musical de tan peculiar diva a ritmo de música folclórica centroeuropea, cerrando este bloque “Broken Cabaret”, cuyo comienzo jazzístico anuncia el destino que están buscando nuestros protagonistas, para dar paso a continuación a una música entre lo divertido y peligroso, con el tema principal como bandera para mostrar la huida de estos a través del laberíntico interior del gigante hundido.

“Say Hello to My Jaws” es la presentación musical para otro de los protagonistas de la cinta, Maura, una morena de afilados dientes con la que el compositor juega debido a la dualidad del personaje en este primer encuentro, transmitiendo amenaza con los metales, percusión y cuerdas, a la par que ternura y algo de tristeza con los vientos, a causa de la soledad de tan peculiar pez que se une al trío protagonista. Esta dualidad será también manifiesta de una forma divertida en “Coral Canyon”, donde Velázquez juega y se divierte con la orquesta, sobre todo con los metales, vientos y cuerdas.

Otro de los grandes momentos de la cinta (muy deudor de películas como West Side Story) y en el que hace acto de aparición una peculiar banda de cangrejos, viene acompañado por los temas “I Kill You Know” y “When Love Shakes You Out of Your Shell”. El primero dando presentación a tan peculiar banda con un estilo muy al musical de Broadway antes mencionado, que es acentuado por las chasquidos de los dedos y la trompeta con sordina, retomando luego la línea musical trazada por el compositor en la partitura, dando luz a la amenaza con los metales y las cuerdas. El segundo corte será también la segunda canción de la banda sonora, que comienza también al más puro estilo musical de Broadway, pero rápidamente muta en una divertida canción con base de música discotequera para representar una batalla de baile entre Alice, la gamba protagonista y el líder de los cangrejos.

Una vez superado este nuevo y divertido escollo, el ya cuarteto protagonista prosigue su camino acompañado por “Submerged New York”, un tema fantásticamente construido con el oboe en su comienzo, señalando la pena de ver sepultada bajo el agua lo que en su día fue una de las ciudades más importantes del mundo, subrayando acto seguido su identidad con música a ritmo de jazz bajo las notas de piano, contrabajo y trompeta. Después, con la entrada de los protagonistas en los grandes almacenes Macy y en el metro de N.Y. la música retorna a su camino entre lo divertido y la aventura, dándole nuevamente protagonismo al tema principal, lo que da paso al estupendo “Zombie Fish”, una montaña rusa musical que es otro ejemplo más de lo bien que se lo ha pasado Velázquez componiendo esta banda sonora y la enorme calidad de esta.

En “The Ark”, mientras asistimos junto a Deep y compañía a una explicación de lo que el hombre planeó e hizo para buscar un nuevo sitio para asentarse tras destruir la vida en la tierra, el compositor se marca al final todo un homenaje a la música de las películas del agente 007, con la guitarra eléctrica, percusión y cuerdas, dando paso a la tercera canción del score: “Becoming Human”, cuya base musical os recordará a cierto grupo musical de los años 70, la cual sirve con mucho acierto a mostrar las intenciones de cierto pingüino que habita junto a otros dos extravagantes personajes en una nave destinada a la evacuación de animales acuáticos de la tierra.

Y así entramos en la parte final de la historia y del score con el bloque formado por los temas “Nathan AKA Moby Dick”, “Going on the Fritz”, “Freeze” y “Unlocking the Seas”. Los tres primeros creados para potenciar al máximo el sentido de aventura y acción para mostrar el rescate del único ser que puede liberar a la colonia de Deep, especialmente el tercero de ellos, en donde Velázquez hace brillar a la totalidad de la orquesta con uno de los mejores temas del score y poniendo un broche de oro a la historia con el último de ellos, haciendo que el tema central vuelva a brillar junto al pequeño protagonista que se convierte en todo un héroe con sus actos, trayendo una nueva esperanza a los océanos así como al planeta al completo.

Y poco más me queda por añadir, salvo que nuevamente nos encontramos ante un gran trabajo de Fernando Velázquez, cuyo inicio de año en cuanto a trabajos editados no ha podido ser más potente (Deep, Que baje dios y lo vea y Thi Mai) todas ellas aquí reseñadas y de las que podemos disfrutar en formato CD gracias a José María Benítez y su sello discográfico Quartet Records.