Puntúa esta banda sonora
Imagen

ImagenImagenImagenImagen

El secreto de Marrowbone

(Marowbone)
Fernando Velázquez
     
Año:   2017
Sello:   Quartet Records
Edición:   Normal
Nº Tracks:   32
Duración:   76:22
     
Ficha IMDB
Web del Compositor
 

 

Reseña por:
Juan Ramón Hernández

Imagen

1. Our Story (0:47)
2. Once You Cross That Line (2:10)
3. A Chance of Happiness (2:18)
4. Mother’s Death (3:41)
5. Jack (1:30)
6. The Library / A Kiss (1:34)
7. We Have to Be Ready (5:30)
8. Porter (2:36)
9. Risk! (2:30)
10. Covering the Mirror (1:36)
11. How Well Do You Know Them? (1:08)
12. Allie (4:13)
13. Billy (2:54)
14. Sam (2:12)
15. The Ghost (1:28)
16. The Bricked Door (0:34)
17. The Past (0:58)
18. Jane Alone (2:00)
19. Down the Chimney (2:52)
20. Up the Chimney (3:50)
21. Meet Me at Skull Rock (5:06)
22. Father (1:07)
23. What Have You Done? (3:59)
24. Nothing. No One. Ever (1:54)
25. Leave Us Alone! (3:24)
26. Come Out of There! (2:33)
27. Touch (1:30)
28. Marrowbone (4:14)Bonus Tracks

29. Faraway Place (1:48)
30. Up the Chimney (Alternate) (0:50)
31. What Have You Done? (Alternate) (1:17)
32. I’ll KeepYou Safe (Lullaby) (1:56)

Imagen

“We Have to Be Ready”

 

“Allie”

 

“Marrowbone”

Imagen
El alma que imbuye el score a la película.

Imagen
Que haya gente que diga que no hay discurso narrativo en esta música.

Imagen
“We Have to be Ready”, “Allie”, “Marrowbone”.

Perfecta unión de géneros para un sobresaliente debut

Hace unas semanas me regalaron el libro escrito por Sergio G. Sánchez cuando salió a la venta el pasado mes de octubre y, francamente, me costó muchísimo resistirme a leerlo, pero la cercanía del estreno de la película inclinó definitivamente la balanza a guardarme mis ganas de sumergirme en sus páginas, y vaya si me alegro de no hacerlo, pues la magia de la película y todo su fantástico acto final se me habría quedado chafado.

El secreto de Marrowbone ha resultado ser para el que escribe una auténtica joya que te atrapa desde sus primeros minutos, con un estupendo ramillete de actores (imposible destacar a uno por encima de otro) y con un director novel que domina el lenguaje cinematográfico a las mil maravillas, regalándonos una historia que bebe de grandes como Clayton o Hitchcock sin ir más lejos, la cual nos cuenta la historia de la familia Marrowbone, madre y tres hijos, quienes se trasladan del viejo continente a Estados Unidos para huir de un padre y marido que es el mal encarnado.

A partir de aquí, para no hacer spoilers, solo comentar que Sergio G. Sánchez nos ofrecerá casi dos horas en las que no tendremos respiro con un cine rico en detalles y matices, con un porqué a cada decisión tomada tras la cámara y el guion, lo que hace que quieras volver a ver la película más de una vez para poder captar y disfrutar cada uno de esos matices. Y de estos tiene muchos la música compuesta por Fernando Velázquez.

La música de El secreto de Marrowbone

Una de las características de la película es la importancia que tiene cada uno de los personajes principales en ella y como tal, Velázquez con su música le da protagonismo a cada uno de ellos, incluida la casa donde se aloja la familia.

La banda sonora abre con el breve “Our Story”, donde la flauta bajo describe perfectamente a esa casa donde se mudan los Morrowbone, dibujando un ambiente de misterio a la par que amenazador. Este sello de la casa volveremos a escucharlo en “Jane Alone”, reforzado por la amenaza de las cuerdas y unas notas a piano que apuntalan la desazón del momento, así como en “Risk” y “Nothing. No One. Ever”, temas en los que junto a la flauta bajo mostrando la casa escucharemos un elemento importantísimo en el score: las copas musicales, con las que el compositor no solo crea un ambiente misterioso o amenazante sino que, una vez escuchado el score mientras rememoras la película, te das cuenta de que siempre ha estado ahí ese elemento musical a modo de guía o pista. De esta manera lo podremos apreciar también en temas como “We Have to Ready”, “Risk”, “Covering the Mirror” o “Come Out There!”, todos ellos, cómo no, reforzados con ese sello tan personal de Velázquez para orquestar la sección de cuerdas y los metales en el caso del último.

Como decía al principio, cada personaje tiene asociado un instrumento. En el caso de Jane es el arpa, para Jack se utiliza la flauta, el violín va asociado a Billy, y para Sam y Allie es el sonido de la celesta el encargado de dibujar la pureza de sus almas.

Estas señas de identidad las escucharemos por primera vez para Jack y Jane en el corte “Once You Cross That Line”, que representa para la familia dejar todo su pasado atrás. El tono de inocencia y de cuento otorgado por la celesta para Sam y Allie lo escucharemos por primera vez en “A Chance of Happiness”, uno de los pocos momentos de recuerdo feliz para los hermanos, en el cual escucharemos un esbozo del bello main theme de la película, el cual se revela en “Jack” y que volverá a hacer aparición en el estupendo broche final que es “Marrowbone”.

Todas las señas de identidad de los protagonistas las iremos apreciando en “The Library / A Kiss”, “Allie” y ese momento tan bonito que tiene con Jack, “Billy” y la losa de su soledad retratada con el violín y resto de cuerdas y, cómo no, “Sam”, donde junto a la siempre latente amenaza representada en las cuerdas, la celesta muestra su lado de niño travieso ante una situación que no alcanza a comprender, mutando luego dicho tema en algo aterrador.

El personaje de Porter también tiene su propia seña de identidad representada por una trompeta con sordina y piano, y aparece en “Porter”, así como en la parte intermedia de “Meet Me at Skull Rock”.

Aunque la tensión no deja de ser patente a lo largo de la banda sonora, será en temas como “Down the Chimney”, “Up the Chimney”, “Father” o “What Have You Done” donde más podemos apreciar cómo Velázquez domina el mostrar este tipo de momentos con ese sello que le caracteriza.

Como apunte, comentar que la edición discográfica (la cual no he podido escuchar aún) contiene cuatro temas extra, de los cuales algunos de ellos parecen ser tracks alternativos. Seguro que su escucha es muy interesante también, aunque uno de ellos, como “I´ll Keep You Safe (Lullaby)”, sí que aparece en la película.

Para finalizar solo decir que estamos ante otro gran trabajo de Fernando Velázquez, en el que su música se adapta como un guante a las imágenes y la historia. Viendo los resultados no hay que ser adivino para afirmar que de esta El secreto de Marrowbone ha nacido un binomio director-compositor para muuuuuchos años.

¡Ah! Y que no se me olvide mencionar el fantástico desempeño de la OSPA en la interpretación de la música (su primera banda sonora grabada), así como reiterar agradecimientos a José Mª Benítez y su sello Quartet Records por hacer que vea la luz esta gran banda sonora.