Puntúa esta banda sonora
Imagen

ImagenImagenImagenImagen

Made in Abyss

Kevin Penkin
     
Año:   2017
Sello:   Kadokawa
Edición:   Doble CD
Nº Tracks:   52
Duración:   114
     
Ficha IMDB
Web del Compositor
 

 

Reseña por:
Juan Ramón Hernández

Imagen

CD 1

1.Made in Abyss
2.Roar of the Abyss
3.Beni-Kuchi-Nawa
4.Days in the Sun
5.Rafters
6.Treehouse
7.New World
8.To the Abyss!
9.Underground River (opening version ft.Raj Ramayya)
10.Maul
11.Walking the Streets
12.Remembering Home
13.Those Everyday Feels
14.2 Months
15.Reg Wakes
16.Theme of Reg
17.Gallantry and Recapitulation
18.Riko’s Theme
19.Swings and Roundabouts
20.Tasukete
21.Air
22.Welcome to my World
23.Hanezeve Caradhina (ft.Takeshi Saito) / Takeshi Saito
24.Depths of the Abyss
25.Forest of the Abyss

CD 2

1.Butterfly Atmospheres
2.The First Layer
3.Abyss of the Sea
4.Orth Waltz
5.Jungle Run
6.Crucifixion
7.Serphent Call
8.Outside
9.Forces Beyond Control
10.Nanachi in the Dark
11.Underground River (ft.Raj Ramayya)
12.Walking the Tightrope
13.Relinquish
14.Tour the Abyss
15.Adventure Through the Light
16.Classroom
17.Reg’s Power
18.In the Blind
19.The Pit
20.Discover the Abyss
21.Vista
22.Mirage
23.Indoor Voices
24.Nanachi in the Light
25.Saber-tooth
26.Pathway
27.Tomorrow

Imagen

“Made in Abyss”

 

“Days in the Sun”

 

“Welcome to My World”

Imagen
La inteligencia de Penkin para componer la banda sonora, estudiada hasta el último detalle para ser hilo conductor en la historia.

Imagen
Absolutamente nada.

Imagen
“Made in Abyss”, “Days in the Sun” y ”Welcome to My World”.

Uno de los mejores anime del año

No se puede calificar de otra manera la brillante adaptación que se ha hecho del manga (aún en publicación) creado en el año 2012 por Akihito Tsukushi. Y es que Made in Abyss es de esas “raras avis” que suelen aparecer de muy tarde en tarde en unos mundos (manga y anime) que a veces dan la impresión de estar muy saturados y faltos de originalidad ante el aluvión de ellos que recibimos en occidente desde hace algunos años y la de visionados o lecturas que nos cuesta a los aficionados a estos mundos para poder diferenciar el grano de la paja.

Como digo, no es el caso de esta adaptación ni de su historia pues es en su conjunto un bloque muy sólido (y muy deudor de Hayao Miyazaki y su obra en Ghibli), con unos personajes muy carismáticos, de personalidades magníficamente retratadas, una animación que luce espectacular representando mundos tan variopintos y complejos con un trabajo soberbio en el nivel de detalle en cada uno de ellos así como un diseño de personajes muy alejado del estereotipo con el que nos encontramos normalmente en el 90% de manga y anime.

La historia nos lleva hasta El Abismo, un complejo emplazamiento de distintos niveles donde exploradores llamados “cave raiders” entran para buscar reliquias, que vendrían a ser los tesoros del lugar, por otro lado, también es hogar de enormes y letales criaturas, sin olvidar que al subir de un nivel a otro estos exploradores sufren la maldición del abismo, la cual puede ser mortal. Estos aventureros son divididos en rangos determinados por el color de su silbato, siendo los blancos el más alto y rojo los principiantes.

Con estos ingredientes seguiremos la vida de Riko, una niña que sueña con ser un silbato blanco como su madre. Durante una de estas exploraciones sufrirá el ataque de un monstruo y será salvada por un extraño niño robot a quien llevará con ella a su hogar y le pondrá el nombre de Reg. Desde ese momento el destino de ambos se unirá para explorar los grandes misterios que esconde El Abismo así como emprender una peligrosa aventura tratando de encontrar a la desaparecida madre de Riko.

A partir de aquí se nos presenta una trama que se va cocinando a fuego lento aunque no exenta de pasajes con mucha tensión junto a varias escenas y momentos que en ningún caso son aptos para críos y que a los adultos nos pueden tocar la fibra en algún momento en concreto. Todo ello sin perder nunca el ritmo narrativo que es uno de los puntos fuertes de la historia y al que la música del australiano Kevin Penkin sirve de estupendo hilo conductor.

Aventura, fantasía, amistad, luz, oscuridad: la música de Made in Abyss

Todo esto y mucho más es lo que nos ofrece el viaje musical creado por Penkin para esta aventura, firmando una paleta musical que abarca muchos colores.

Nada más comenzar la escucha nos encontramos con “Made in Abyss”, tema principal del score que tiene muchas reminiscencias del estilo que suele utilizar Joe Hisaishi en sus trabajos, nada extraño viniendo de un compositor que adora la obra del Maestro nipón así como del tipo de historia que se nos cuenta en este anime. Un tema que destila magia por los cuatro costados para retratar el fantástico mundo de El Abismo y la inocencia de su protagonista.

A lo largo del score nos toparemos con más referencias a Hisaishi, como en el corte “Beni-Kuchi-Nawa” y su utilización del chelo y piano, pero son solo eso, referencias y pequeños homenajes dentro de una partitura que tiene un sello personal muy definido, en el que recursos orquestales y elementos electrónicos son los dos pilares en los que Penkin construye la banda sonora.

Es en “Roar Abyss” donde ya podemos empezar a apreciar el gran trabajo del australiano, un tema que aunque breve, comienza a esbozar como es de peligroso el interior de El Abismo aunque sea solo en su primer nivel, donde escucharemos elementos electrónicos disonantes así como recursos tan acertados como el latido de un corazón para acentuar ese peligro y una voz masculina que representa lo ancestral y desconocido.

Siguiendo esa línea electrónica para retratar los distintos niveles, lo ancestral, salvaje y desconocido en que se aventuran los protagonistas encontraremos temas como “New World”, “2 Months”, “Tasukete”, “Air”, “Butterfly Atmospheres”, “The First layer”, “Abyss of the Sea”, “Jungle Run”, “The Pit”, “Discover the Abyss”, cada uno de ellos estudiado al milímetro para que sea un plus añadido a las escenas que acompañan, haciéndonos sentir elementos como el aire, el agua, la tierra, sentidos como la oscuridad o sentir sensaciones de peligro, magia o aventura. Solo con escuchar aisladamente “New World”, “Air” o “Butterfly Atmospheres” entenderéis lo que os digo, así que imaginad como quedan acompañando a las imágenes.

Y aunque esta es una historia de aventuras, todavía lo es más de descubrimiento y crecimiento personal de los protagonistas y para dibujar musicalmente estos aspectos Penkin  nos ofrece un ramillete de temas que son una auténtica gozada. A bote pronto entre todos ellos destacaré algunos como el fantástico y “ochentero” “Days in the Sun” (una maravilla cómo queda con las imágenes), “Swings and Roundabouts” y su acertadísimo conjunto de violín solista, piano y teclados electrónicos; “Outside” también con piano y violín para remarcar sentimientos;  “Nanachi in the Light” con toda la alegría que desprende, sin olvidar los temas de la pareja protagonista: “Riko’s Theme” y “Theme of Reg”, el primero de ellos con el piano y las cuerdas retratando el carácter noble, decidido, inquieto y aventurero de la niña, el segundo dibujando con los vientos lo bonachón del robot así como con los sintetizadores su condición algo cómica y despistada.

En pasajes que tienen que ver más con la acción me gustaría destacar “Gallantry and Recapitulation” y su estupendo uso de los metales, así como “Relinquish”, donde esta sección de la orquesta tiene también una gran importancia para la narración de la escena.

Y no quiero dejar en el tintero una de las canciones que contiene la banda sonora: “Underground River”, interpretada por Raj Ramayya,  gran cantante al que hemos podido escuchar en las bandas sonoras de Gundam, Ghost in the Shell, Wolfs Rain o Cowboy Bebop, cuya voz tan personal, junto a la música de Penkin, nos transportan irremisiblemente al fascinante mundo de Made in Abyss.

Solo me queda añadir tras apreciarlo en su conjunto que Made in Abyss es una de las mejores bandas sonoras que han aparecido este año para un anime, así como este uno de los mejores que han visto la luz en este 2017.  La música de Kevin Penkin enriquece de una manera espectacular la ya de por sí gran historia que viven Riko y Reg, demostrando que estamos ante un joven compositor al que hay que seguir muy atentamente en todo lo que acometa pues destila calidad a raudales en su música.