Puntúa esta banda sonora

 

The Hobbit: The Desolation of Smaug

(El hobbit: la desolación de Smaug)
Howard Shore
     
Año:   2013
Sello:   WaterTower Music
Edición:   Especial
Nº Tracks:   29
Duración:   129:24
     
Ficha IMDB
Web del Compositor
 

 

Reseña por:
Óscar Giménez

Disco 1
1. The Quest for Erebor (03:23)
2. Wilderland (04:56)
3. A Necromancer (Bonus Track) (02:54)
4. The House of Beorn (Extended Version) (04:52)
5. Mirkwood (Extended Version) (05:31)
6. Flies and Spiders (Extended Version) (09:35)
7. The Woodland Realm (Extended Version) (05:15)
8. Feast of Starlight (02:48)
9. Barrels Out of Bond (01:50)
10. The Forest River (Extended Version) (05:10)
11. Bard, a Man of Lake-town (Extended Version) (03:18)
12. The High Fells (Extended Version) (03:38)
13. The Nature of Evil (03:20)
14. Protector of the Common Folk (03:37)
Disco 2
1. Thrice Welcome (03:34)
2. Girion, Lord of Dale (Extended Version) (04:15)
3. Durin’s Folk (Extended Version) (03:04)
4. In the Shadow of the Mountain (02:15)
5. A Spell of Concealment (Extended Version) (03:22)
6. On the Doorstep (07:46)
7. The Courage of Hobbits (03:00)
8. Inside Information (03:48)
9. Kingsfoil (02:25)
10. A Liar and a Thief (03:41)
11. The Hunters (Extended Version) (09:55)
12. Smaug (Extended Version) (06:29)
13. My Armor Is Iron (05:16)
14. I See Fire (05:00)
by Ed Sheeran
15. Beyond the Forest (05:27)

Tema de Smaug en “Wilderland”

Tema de Tauriel en “Beyond the Forest”

Tema de la Casa de Durin en  “The Hunters”


El score de The Desolation of Smaug tiene grandes aciertos. Es una obra compleja en su planteamiento y desarrollo desde el punto de vista intelectual, en la que Shore hace gala de sus conocimientos compositivos, sembrando lo que dará fruto en la película final, There and Back Again. No sabría decir si me parece mejor o peor que An Unexpected Journey, aunque sí pienso que ambas están un peldaño por debajo de las tres que integraron la trilogía de The Lord of the Rings.


Aunque las diferencias entre la música de los discos y la de las películas no son tan bestias como ocurría en la primera entrega de El hobbit, lo que nos ofrece la edición discográfica sigue sin ser lo que se escucha en la película. Uno queda con la sensación de que le han vendido “lo que hubiera sido y no fue”.


Es difícil elegir un tema o un track que sobresalga sobre todo lo demás. Por decir algo, escogería la parte élfica, recogida en “Beyond the Forest”, la acción de “The Forest River”, la potente maldad contenida en “A Spell of Concealment” y los momentos mágicos de “On the Doorstep”.

BSOSpirit opina

Nota media: 8,27
Ángel Aylagas (8), David Doncel (8), Fernando Fernández (9), Asier G. Senarriaga (9), Óscar Giménez (9), Ignacio Granda (9), Juan Ramón Hernández (8), David Martínez (7), Javier Palomino (8), Sergio Rivas (9), David Sáiz (7)
alt
alt
Una Tierra Media un poco más oscura
 

 ¡ATENCIÓN, CONTIENE SPOILERS! 

altLa segunda entrega de la trilogía de El hobbit no hace más que confirmar los mismos aciertos y errores que se advertían en la primera. Casi todo el mundo coincide en que con una película –dos a lo sumo- era más que suficiente para llevar a la pantalla el cuento infantil, escrito para sus hijos, en el que Tolkien describió por primera vez la Tierra Media y sus habitantes. Pero sabemos que Peter Jackson es un hombre de excesos y ha estirado al máximo –innecesariamente- un texto de 300 páginas para convertirlo en una trilogía de cerca de nueve horas. Y lo ha hecho añadiendo tramas y personajes ajenos al libro, así como desarrollando interminables escenas de acción que en algunos casos acaban saturando al espectador.

altEn el lado positivo de la balanza hay que reconocer que es un film técnicamente impecable y que para todos aquellos que alabaron El señor de los anillos siempre es atrayente revisitar la Tierra Media. Además, pese a su excesiva duración, creo que The Desolation of Smaug es más dinámica y se hace algo menos pesada que An Unexpected Journey. También es más adulta, con lo que se resuelve en parte el conflicto de focalización que tenía la primera película, que mezclaba situaciones pueriles –por fidelidad al libro- con escenas más próximas al gore. Aún así, sigue sobrando el trineo de conejos de Radagast.

Pero vayamos con la música, que es lo que toca. Howard Shore vuelve a rayar a gran altura en su nueva visita al universo de Tolkien. La nueva partitura parece más compleja, oscura y densa que la anterior, aunque tampoco faltan pasajes luminosos y heroicos. Además, el compositor ha delegado la tarea de orquestación y dirección en Conrad Pope, labores que él mismo asumió en solitario en las películas anteriores, algo que no parece afectar al resultado final, si bien probablemente habrá permitido a Shore disponer de más tiempo para dedicarse a la composición sin más.

altUn aspecto que creo muy importante subrayar es que, en contraste con lo que ocurrió con la película anterior, la música incluida en la película y la recogida en la edición discográfica coinciden más. Como sabréis, los remontajes finales de An Unexpected Journey implicaron cambios de última hora en la partitura cuando los discos ya estaban grabados y listos para poner a la venta. Aquello supuso que buena parte de lo que se incluyó en los CD, sobre todo en los tracks finales, no se correspondía con lo que sonaba en la pantalla. Y por si fuera poco, la edición especial contenía una serie de bonus tracks que no eran más que piezas descartadas.

altAl comparar la música de la edición discográfica de The Desolation of Smaug y lo que suena en el film también vemos que ha habido remontajes y cambios, sobre todo en la parte final de la película. Hay fragmentos de música del CD que fueron sustituidos por silencios y otros que cambian de lugar, seguramente porque la escena para la que fueron escritos también se cambió de sitio. No obstante, esas alteraciones son menos evidentes en esta segunda entrega y puede afirmarse que la música del film y la de los discos se respetan bastante entre sí.

Temas nuevos y no tan nuevos

El compositor recupera algunos temas de The Lord of the Rings, aunque con cuentagotas, y combina el material temático de An Unexpected Journey con un buen puñado de nuevos motivos creados para la segunda entrega.

altLo más llamativo, sin embargo, es una ausencia. A lo largo de la banda sonora no se emplea en ningún momento el tema de Misty Mountains, que fue el tema principal de An Unexpected Journey. ¿Por qué? La posible respuesta entra en el terreno de la especulación, pero en boca de Howard Shore bien podría ser: “No lo compuse yo y esta vez Peter Jackson no me obligó a utilizarlo”. Recordemos que la canción “Misty Mountains” que cantaban los enanos en la casa de Bilbo la escribieron el trío Plan 9David Donaldson, Steve Roche y Janet Roddick– junto con David Long. En fin, sea cual sea el motivo, está desaparecida de The Desolation of Smaug.

Procedentes El señor de los anillos escuchamos en determinados momentos el himno de los hobbits, el tema del anillo, el de Sauron y algún otro, ya sea explícito o sugerido. Lo veremos más adelante en los comentarios pista a pista. De hecho, el uso del material temático de la primera trilogía es muy discreto, pero la sonoridad y el estilo no se desvían ni un ápice de lo que se esperaba.

altRespecto a los leitmotivs ya utilizados en An Unexpected Journey, el tema de Smaug es el que se convierte en el gran referente de esta segunda entrega. Por un lado, es el que suena con el título sobreimpresionado en pantalla “The Desolation of Smaug” –recogido en el track “Wilderland”– y las seis notas que conforman el motivo musical se escuchan hasta la extenuación en la última media hora de cinta.

El problema, en mi opinión, es que este tema de Smaug carece de la entidad que tenían los leitmotivs de las otras cuatro películas sobre la Tierra Media. The Fellowship of the Ring quedó ligada musicalmente al tema de la Compañía y al de los hobbits; The Two Towers al de Rohan; The Return of the King al de Gondor; y An Unexpected Journey al de Misty Mountains. Todos eran temas desarrollados que emanaban solemnidad y nobleza. Sin embargo, el tema de Smaug –al margen de no ser nuevo, ya que aparecía en la película anterior- es más un motivo corto –seis notas- para transmitir el peligro que representa el dragón que un tema con desarrollo completo.

altEl tema de Thorin “Escudo de Roble” tiene también gran presencia a lo largo de la partitura, con versiones variadas que abarcan desde lo dramático a lo épico. Junto a él, el tema de Erebor, la Montaña Solitaria, y el de la Piedra del Arca se escuchan asimismo en diversos puntos del score.

El tema de Bilbo, con sus connotaciones cómico-furtivas, tiene un par de apariciones, lo mismo que el escrito para Gandalf. Más frecuente es escuchar el que podemos denominar tema del mal, asociado tanto a Azog como a la maldad que se despierta en Dol Guldur y, por extensión, a cualquier escena protagonizada por orcos.

altEn el prólogo de An Unexpected Journey (en “My Dear Frodo”) también se exponía brevemente el tema de los elfos del Bosque Negro, cuando aparecía en pantalla su rey Thranduil. Este leitmotiv se emplea abundantemente en The Desolation of Smaug, aunque con variaciones instrumentales de distinta función. Por ejemplo, su interpretación con coros élficos son descriptivos del propio reino en lo más profundo del Bosque Negro, cuerdas graves y oscuras se asocian a las intenciones del rey Thranduil, mientras bronces heroicos y luminosos se relacionan con el carácter más abierto de su hijo Legolas.

Por lo que respecta a material temático realmente nuevo para esta película, y siguiendo el orden de la historia, creo que son de destacar los siguientes:

altEl tema de Beorn, el hombre-oso en cuya casa se refugia el grupo tras haber cruzado las Montañas Nubladas, aparece por primera vez en “Wilderland” –varias veces, de hecho- y luego en “The House of Beorn”. Creado a partir de una frase inicial de notas ascendentes, puede sonar dramático, tenso y en ocasiones con cierto punto de majestuosidad.

 

El tema del Bosque Negro bien podría ser el motivo de seis notas que encontramos repetido varias veces en “Mirkwood”, una especie de arabesco que transmite el carácter hipnótico y perverso de un bosque que parece cada vez más corrompido.

 

altEl tema de Tauriel es uno de los más destacados de la nueva partitura. La elfa encarnada por Evangeline Lilly –inexistente en el libro de El hobbit– se hace con el tema más heroico del score, que brilla en las escenas de lucha. Lo escuchamos por primera vez en “Flies and Spiders”, aunque también tiene su versión melancólica con oboe al final de “The Woodland Realm”.

 

Tauriel no solamente se hace con el tema heroico sino también con el tema romántico –o pseudorromántico- de la banda sonora, que ilustra su atracción por el enano Kili, y que oímos en tracks como “Feast of Starlight”, “Kingsfoil” y “Beyond the Forest”.

 

altMás adelante Shore nos presenta el tema de Bardo, el barquero de la Ciudad del Lago que recoge y acoge a los enanos. Es un tema con carácter ambiguo, puesto que apenas ayuda a revelar nada del personaje. Las frases yuxtapuestas de maderas y cuerdas le otorgan un aire intrigante del que no sabemos que se puede esperar. Suena por primera vez en “Bard, a Man from Lake-Town” y tiene unas cuantas apariciones posteriores.

 

El tema de los Nueve, referido a los Nazgul, que parecen estar despertando, se basa en una línea melódica de soprano que escuchamos un par de veces en “The High Fells”, cuando Gandalf va atando cabos de lo que está ocurriendo en la Tierra Media.

 

Hacia la mitad de “Protector of the Common Folk” escuchamos el tema de la Ciudad del Lago, ante la primera visión de la “Venecia de madera” que es la antigua Esgaroth. Es un leitmotiv dinámico, pero tiene un aire de fanfarria o marcha decadente que volvemos a encontrar en “Thrice Welcome” y en “Durin’s Folk”.

 

altShore dedica también un tema para los políticos de la Ciudad del Lago, el gobernador interpretado por Stephen Fry y su ayudante Alfrid. Con carácter dramático se escucha por primera vez en “Protector of the Common Folk”, mientras que “Thrice Welcome” lo expone en forma de decadente pavana con clavicordio y chelo.

 

El antiguo señor de Valle, Girion, también tiene su leitmotiv cuando se recuerda en un flashback que tuvo la oportunidad de matar a Smaug. Cuerdas y coros le otorgan un aire solemne y dramático que podemos escuchar al principio de “Girion, Lord of Dale”.

 

En el mismo track Shore introduce otro leitmotiv solemne, el tema de la Casa de Durin, que hace referencia a la línea dinástica de los enanos de Erebor. Con este tema grandioso, que se repite más adelante en “In the Shadow of the Mountain” o en “The Hunters”, se pone de relieve, con carácter nostálgico, la magnificencia de los antiguos monarcas de la Montaña Solitaria.

 

Seguramente hay más temas y motivos que no he sabido reconocer, aunque cada nueva escucha da lugar a algún nuevo descubrimiento. Se aceptan sugerencias.

Análisis pista a pista

Los siguientes comentarios están basados en la edición especial, que contiene alrededor de 15 minutos más de música que la edición doble normal, con una serie de tracks extendidos y un corte más, el titulado “The Necromancer”. Entrar en detalle corte por corte significa destripar cosas importantes del argumento. He evitado los spoilers hasta este punto de la reseña, pero aviso que a partir de aquí se comentan cosas que no  debería leer quien no haya visto la película. A no ser que le dé igual, evidentemente.

Disco 1

1. The Quest for Erebor
altLos créditos de las compañías productoras aparecen en pantalla mientras suenan las primeras notas de este corte inicial hasta que vemos el título de la trilogía –El Hobbit-, acompañada por una flauta que desgrana la melodía del conocido himno de los hobbits.

 

La película en sí arranca poco después en las calles de Bree (1:05) –Peter Jackson ya estaba allí, igual que en La comunidad del anillo-, y Shore utiliza la misma música que en la primera entrega de El señor de los anillos, que ya recogían los Complete Recordings en el track “Strider”, acompañando el momento en el que los cuatro hobbits entraban en la población camino de la posada.

 

Sin embargo, quien se dirige a El Poni Pisador es Thorin, en una escena que nos sitúa unos cuantos meses antes de lo que se narra en la presente historia. El tema de Thorin es esbozado sucintamente (1:43) y la música prosigue con tonalidades inquietantes cuando se ve amenazado por varios individuos que lo observan. En la película la música se detiene, aunque en la edición discográfica se incluye hacia el final una variante del tema de Gandalf (2:30), pensada para la aparición del mago ante la mesa del enano.

 

2. Wilderland
altEl cambio de escena nos lleva al presente de la historia, con Bilbo agazapado, escudriñando si los orcos persiguen al grupo de enanos. Un ritmo pulsado por contrabajos y chelos genera tensión. En el momento que el hobbit ve un gran oso que también se encuentra al acecho, Shore inserta una serie de acordes que conforman el tema de Beorn (0:31) sobre percusiones de tambores.

 

La tónica inquietante continúa, con la introducción de frases de metales, hasta que aparece sobreimpresionado el subtítulo del film –La desolación de Smaug-, momento en que el suena tema de Smaug, una declaración de intenciones sobre cuál es el tema musical que se pretende destacar como principal de esta segunda entrega.

 

Tras algunos momentos sin música en la película, percusiones y cuerdas graves retoman un patrón rítmico. Las cuerdas repiten el tema de Beorn, ascendiendo y descendiendo, convirtiendo la pieza a partir de 3:00 en un tema de acción, con todo el grupo corriendo hacia la casa del hombre-oso para resguardarse de la criatura que los persigue. La parte final del corte, con una nueva exposición más relajada del tema de Beorn, no se emplea en el film.

3. A Necromancer
altEl único bonus track de la edición especial es una pieza tétrica y oscura, con algunos apuntes iniciales que sugieren el tema de Sauron. Azog, como comandante de los orcos, da instrucciones a los suyos. Los trombones resuenan con el tema del mal en 1:10, y luego escuchamos el tema de Sauron interpretado por las cuerdas de manera intrigante. Sin embargo, no se utiliza en el film, lo mismo que el tema de tríos de acordes ascendentes posterior, que ya habíamos oído en el corte “Radagast the Brown” de An Unexpected Journey.

 

4. The House of Beorn
Una figura amable de flautas, cuerdas y arpa ilustra el despertar de Bilbo en la casa de Beorn mientras vemos un grupo de ponis. La música se vuelve más dramática, con el tema de Beorn y una posterior melodía de chelo mientras el anfitrión explica la historia de los cambiapieles a sus invitados.

 

La música se vuelve más oscura mientras Gandalf y los enanos discuten sus siguientes pasos, con una referencia al tema de los elfos del Bosque Negro (1:19) en una versión grave, puesto que Beorn los considera peligrosos. También hay referencia a los orcos que los persiguen (1:31). La música prosigue con tonos oscuros, pero la escena parece haberse recortado de algún modo, ya que hay toda una parte de música –entre el minuto 3 y el 4:15, aproximadamente- que no se utiliza en el film. Un tema más dinámico a partir de ese momento, donde se inserta el tema de Erebor (4:31), acompaña la partida del grupo, montados en ponis, hacia el Bosque Negro.

 

5. Mirkwood
Howard Shore describe el Bosque Negro mediante una atmósfera opresiva conseguida con disonancias, glissandos e incluso cuencos tibetanos. Gran parte de la pieza discurre por sendas tenebrosas. Sin embargo, antes de adentrarse en el bosque, Gandalf se despide del grupo camino de otra misión. El momento en que Bilbo habla con el mago lo acompaña Shore de un tema de cuerdas tranquilo, aunque inquietante, a partir de 1:46.

 

Más adelante todo suena cada vez más tenebroso, con la introducción de una frase de seis notas que va repitiéndose (2:37). Es lo que podríamos considerar tema de Mirkwood o del Bosque Negro, sobre el que las cuerdas van distorsionándose de un modo cada vez más opresivo y terrorífico, con voces hipnóticas y siniestras que van mermando la razón del grupo de enanos, cada vez más confusos y perdidos.

 

6. Flies and Spiders
altNueve minutos y medio de música conforman toda la secuencia de las arañas en el Bosque Negro, aunque en el film hay varios momentos de pausa musical. La pieza comienza con cuerdas misteriosas mientras vemos a Bilbo trepar a la copa de un árbol para orientarse. Cuando está en lo algo, un montón de mariposas levantan el vuelo, creando una estampa que Shore ilustra con coros femeninos y una bonita melodía de cuerdas. El hobbit puede divisar el final del bosque, el lago y la montaña a la que se dirigen.

 

altLos sonidos amenazantes y la sugerencia de peligro presiden los minutos siguientes con la aparición de un montón de arañas gigantes que han capturado a los enanos. Todo continúa mezclando música de terror y acción, con golpes de percusión, glissandos de violines, ostinatos, llamadas de metales y sonidos chirriantes, efectos muy ajustados a la acción desatada en la pantalla. Una fase de calma llega cuando Bilbo se pone el anillo que lo hace invisible, momento en que se sugiere el tema del anillo (5:50) –o de la Historia del Anillo, como se suele llamar- simplemente con sus dos primeras notas de violín. El tema, ya desarrollado más ampliamente, se repite de forma magnífica un poco más adelante (6:43), cuando Bilbo lo recupera tras haberlo perdido.

 

altA partir de 7:31 la música cambia hacia una orientación más trepidante y épica, y Shore introduce en 7:50 el tema de Tauriel en clave heroica. Los elfos han aparecido en el bosque y la elfa en cuestión salva la vida a Kili, uno de los pocos enanos relativamente agraciados físicamente.

 

La edición discográfica contiene hacia el final del corte –a partir de 8:23- un bonito tema de cuerdas y arpa de evocación más o menos romántica que no se emplea en la película. ¿Una temprana insinuación de la atracción entre enano y elfa que se decidió suprimir?

7. The Woodland Realm
altLos enanos apresados son conducidos al reino de los elfos del Bosque Negro que gobierna Thranduil. Frases graves de cuerdas coinciden el momento en que un Bilbo invisible los sigue y se introduce en las estancias, que van acompañadas por etéreos coros femeninos que interpretan el tema de los elfos de Mirkwood (0:36).

 

Algo más adelante, la música arropa la conversación entre Thorin y Thranduil, incluyendo una referencia al tema de la Piedra del Arca (1:53), la valiosa gema de luz blanca que simboliza el reino de los enanos de la montaña.

La conversación discurre acompañada de cuerdas graves y referencias varias al tema de los elfos, aunque la música se alza con intensidad cuando el rey  decide finalmente encerrar al líder enano (3:43), con un arranque imponente de cuerdas y coros.

 

Vuelve a sonar más tarde el tema de los elfos, pero encontramos una bonita versión con oboe del tema de Tauriel, cuando Thranduil le dice que borre de su mente cualquier relación amorosa con su hijo Legolas.

 

8. Feast of Starlight
altLa conversación de Tauriel con Kili ante la celda en que está encerrado el enano se rodea de música bella y apacible, primero a través de un fragmento de flauta y después con la entrada de coros femeninos, mientras ella habla de la luz de las estrellas. En 1:25 una voz de soprano desgrana la hermosa melodía del tema de Tauriel y Kili, recordando algunos de los fragmentos musicales asociados a los elfos de El señor de los anillos.

 

La pieza continúa con un breve pasaje de oboe con el tema del anillo para acompañar las andanzas de Bilbo, que busca la manera que rescatar a los enanos, una parte musical que no se usa en la película.

9. Barrels Out of Bond
altEl único corte con duración inferior a los dos minutos comienza con el tema de los hobbits, cuando Bilbo aparece ante los enanos con las llaves de las celdas. Continúa con el tema de Bilbo, con aire cómico y furtivo (0:21), mientras los conduce hacia las bodegas y les pide finalmente que se metan en los barriles que representan su huida hacia la libertad.

 

10. The Forest River
altEspectacular música de acción para la imagen de los barriles cargados de enanos flotando río abajo. Shore juega con distintos patrones rítmicos, combinando cuerdas, metales y percusión, que van cambiando en función del desenfreno visible en la pantalla. Esta música de acción se basa parcialmente en el tema que más tarde asocia a los políticos de la Ciudad del Lago, que es hacia donde se dirigen los barriles.

 

En el esquema se incluyen más adelante el tema de Tauriel y el de Legolas –como variación heroica del tema de los elfos-, los cuales se van entremezclando mientras los vemos luchando contra los orcos (1:20).

 

Es un excelente tema de acción, intenso y muy bien trabajado, que también incorpora más adelante el tema de Thorin (3:28) con trompas y otros metales.

11. Bard, a Man of Lake-town
altCuando los enanos ya están fuera del alcance de orcos y elfos aparece un nuevo personaje. Es Bardo, un hombre de la Ciudad del Lago que los podrá ayudar a cruzar el gran lago que los separa del su destino. Buena parte del principio de este corte no se utiliza en el film. De hecho, se trata del fragmento que presenta en el disco el tema de Bardo, con combinaciones de cuerdas y maderas y el tono de ambigüedad que he citado antes.

 

El corte de la edición discográfica también incluye el tema de Erebor (1:29), en una ejecución rápida y contundente, de nuevo el tema de Bardo con cuerdas (2:33), así como una variante del tema creado para los políticos de la Ciudad del Lago (2:56). La mayor parte de la pieza no suena en la película.

12. The High Fells
altCambio de escena, aunque descolocado en el orden de la película. Cuerdas y coros acompañan la imagen de Gandalf subiendo por una montaña e introduciéndose en una caverna. Escuchamos una etérea voz de soprano sobre cuerdas cuando su bastón ilumina el interior de la cueva (0:53), así como un golpe de tuba cuando aparece Radagast. Sus descubrimientos le hacen sospechar que uno de los antiguos reyes humanos corrompidos por Sauron se ha liberado y que están dispuestos a iniciar una gran guerra. En 1:40 las voces femeninas desarrollan el tema de los Nueve de forma majestuosa, aunque los golpes de los metales y las disonancias de cuerdas sirven para presagiar el peligro que se avecina para la Tierra Media.

 

13. The Nature of Evil
Thranduil y Legolas interrogan a un orco que han capturado. La música es grave y oscura, con uso del tema de los elfos que referencia directamente a Thranduil. También se expone el tema de Smaug (2:02), ante la sugerencia de un arma que tienen los ejércitos del mal, así como el propio tema del mal (2:43) cuando la escena cambia a Dol Guldur y vemos a Azog.

14. Protector of the Common Folk
El tema de Bardo suena cuando vemos su barcaza cruzando el Lago Largo. Es la primera interpretación de este leitmotiv en la película. Poco después (1:08) se escucha el tema de Thorin cuando los enanos divisan la Montaña Solitaria.

 

altArranca más adelante por primera vez el tema de la Ciudad del Lago (1:50).

 

Y algo más tarde, con tono sombrío, el tema de los políticos de la ciudad (2:24), cuando Alfrid pone trabas a la entrada de la barcaza de Bardo cargada de barriles.

 

Disco 2

1. Thrice Welcome
altUna vez superadas las trabas burocráticas en el peaje de entrada, la música recupera el tema de la Ciudad del Lago para ofrecernos vistas aéreas de la ciudad-isla. El tema de los políticos, en concreto referido ahora al gobernador, se expone a continuación con clave y chelo, una pavana reposada y algo deprimente que define bastante bien al individuo que manda en la ciudad (0:29).

 

Siguen acordes oscuros que dan pie al tema de Bardo (1:29) y de nuevo al tema de la Ciudad del Lago (2:10), cuando vemos que varios individuos vigilan la casa del barquero. Aunque no se oye en la película, el corte del CD incluye una variación de lo que habíamos llamado tema de la aventura, que aparecía un par de veces en An Unexpected Journey (2:44), poco antes de que el tema de Bilbo acompañe la salida de los enanos por el retrete de la casa de Bardo (3:03).

2. Girion, Lord of Dale
altBalin explica a Bilbo algo de historia, relatando cómo Girion, señor de la ciudad de Valle, trató de matar al dragón Smaug disparando una flecha negra con una ballesta. El flashback introduce el tema de Girion, con cuerdas y coros masculinos.

 

Solo ocupa la primera parte de este corte, que luego nos traslada a Tauriel y Legolas, con la interpretación de sus leitmotivs respectivos. Otro cambio de escena conduce al tema de Bardo, que suena más dinámico y cargado de tensión (2:44) cuando busca un tapiz sobre una antigua profecía. El hallazgo permite a Shore exponer el tema de la Casa de Durin (3:07), la dinastía de los reyes enanos de la Montaña Solitaria, un tema solemne con cuerdas y graves coros masculinos que sigue su desarrollo hasta la final del track.

 

3. Durin’s Folk
El grupo de enanos ha sido capturado y son llevados ante el gobernador. Tras un fragmento de cuerdas se escucha el tema de Erebor, el de la Ciudad del Lago –algo triste y decadente- y de nuevo con más fuerza el de Erebor. Thorin se revela como el líder del grupo, momento en que Shore utiliza su tema de forma brillante (1:06) para rodearlo de un aura de gran dignidad. En contraposición aparece el tema de Bardo (1:29), quien anuncia a todos que la profecía que puede acabar con la destrucción de la ciudad está a punto de cumplirse. La respuesta musical es de nuevo el tema de Erebor, otra majestuosa exposición del tema de Thorin (2:09) y varias frases de trombones chirriantes asociadas a la decisión final del gobernador.

 

4. In the Shadow of the Mountain
altComo un triste adagio de cuerdas y trompas, el tema de la Casa de Durin acompaña el momento en que Thorin impide a Kili, herido, que siga con ellos hacia la Montaña Solitaria. Un tema de cuerdas más amable y dinámico ilustra la partida de los enanos en una barca (0:48), mientras el tema de Thorin suena poco después ante la visión de la montaña (1:02). Con la visión de la desolada ciudad de Valle, que Smaug destruyó en el pasado, escuchamos desgarradoras notas de cuerdas (1:28) que desembocan en una sugerente variación del tema de Smaug, con oboe y cuerdas (1:43).

 

5. A Spell of Concealment
altEn el contexto de música oscura, este es uno de los tracks más impactantes del score. Nos sitúa a Gandalf en Dol Guldur en busca del origen del mal que parece amenazar a la Tierra Media. Lógicamente, aparece el tema del mal. Pero la versión del disco está alterada respecto a lo que se escucha en el film. Por ejemplo, en la película suena el tema de Gandalf en plan heroico cuando cruza el puente que conduce a la vieja fortaleza, algo que no recoge el CD, mientras que sí se escucha el tema de tríos de notas ascendentes asociadas al Nigromante y que no suenan en el film.

Sí que coinciden a partir de 1:26, cuando arranca un tema de acción poderoso, del estilo de “The Bridge of Khazad-Dhum”, cuando Gandalf se enfrenta a Azog y luego intenta huir de la fortaleza llena de orcos y wargos. No falta la referencia al tema de Gandalf.

 

Finalmente, a partir de 2:24, escuchamos series de acordes terroríficos alternados con el tema de Sauron, que se revela como la semilla de esa maldad que intentará conquistar toda la Tierra Media.

 

6. On the Doorstep
altIgual que el corte anterior, este es otro de los más destacados de la partitura, con la ansiada llegada de los enanos a la puerta de la Montaña Solitaria. Coros y flautas acompañan la ascensión de la montaña, con referencias discretas a los temas de Erebor y Thorin, así como enfáticas progresiones de cuerdas. Pero las cosas se complican cuando comprueban que no pueden encontrar la cerradura ni abrir la puerta a golpes, instantes que Shore describe con pasajes dramáticos y desesperanzadores. El que no se desanima es Bilbo, quien observa cómo la luz de la luna deja entrever la cerradura que buscan, momento en que coros femeninos y cuerdas se elevan en un gran crescendo que transmite pura magia.

 

Poco después aparece el tema de Thorin, que ha regresado, que se alterna con el de Erebor de forma cada vez más solemne, sobre todo cuando el aspirante al trono entra por fin en el interior de la montaña.

El final del corte presenta de nuevo el tema de la Piedra del Arca con coros mágicos (7:09).

 

7. The Courage of Hobbits
Balin se asombra del valor de los hobbits deseando suerte a Bilbo en su aventura como saqueador. Suena el tema de los hobbits con flauta y poco después se adentra en la montaña.

 

altPor lo visto, el tramo final de la película tuvo cambios de montaje que alteran el orden de lo que escuchamos en el disco respecto al film. A partir de este corte es más difícil seguir la línea que enlaza la música con la trama, la cual se desarrolla con varios frentes abiertos que van alternando escenas: el interior de la montaña, la Ciudad del Lago y Dol Guldur. Tras alguna que otra interrupción, la música de este track retorna de nuevo a Bilbo descubriendo el enorme tesoro que hay en una gran sala, al tiempo que suena la llamada de Erebor. Pero en esencia, la pieza es un tema de terror en el que el compositor experimenta con sonoridades diversas e instrumentos exóticos, como el gamelán, la flauta dizi, el shakuhachi, la tamboura, gongs, platillos chinos, arpa de boca, etc. La música imita en parte el tintineo de los metales del tesoro mientras las cuerdas mantienen la tensión creando una atmósfera siniestra.

8. Inside Information
altSigue la tónica del track anterior, aunque con una primera presentación del tema de Smaug muy suave cuando vemos cómo se abre su ojo bajo las montañas de oro. El tema se repite varias veces a lo largo del corte, a veces con cuerdas, a veces con metalófonos del gamelán indonesio.

 

En 2:41, cuando comienza la persecución, se convierte en música de acción, con el tema de Smaug sonando de forma mucho más contundente.

9. Kingsfoil
Cambiando el tono respecto a los cortes anteriores, Shore nos propone una pieza más reposada y emocional para la escena en que Tauriel, ya en la Ciudad del Lago, utiliza la medicina élfica para curar la herida de Kili. Sin embargo, no es esta la música que se escucha en la película, posiblemente debido al remontaje de escenas. Eso sí, la idea de base es similar, con inclusión del tema de Tauriel y Kili con voz de niño soprano (1:18) y que repiten las maderas en la edición discográfica.

 

Poco después escuchamos con clarinete (coros en la película) un fragmento de una melodía que se usaba en El señor de los anillos para la relación entre Aragorn y Arwen, cuando Kili tiene una especie de visión del rostro de la elfa (1:57).

 

10. A Liar and a Thief
altDe vuelta a la confrontación-conversación entre Bilbo y Smaug, esta pista sigue la misma línea de “The Courage of the Hobbits” y “Inside Information”, con exposiciones contundentes del tema de Smaug, atmósferas opresivas, sonidos del gamelán, trombones chirriantes e intensidad creciente, aparte de alguna interpretación del tema del mal con metales graves.

11. The Hunters
El corte más largo de la edición discográfica corresponde a acciones diversas en varios frentes. Buena parte de la música se escucha en el film, aunque los fragmentos están colocados en escenas que no están ordenadas del mismo modo. También hay trozos que no se utilizan y otros que se han reescrito para ajustarlos mejor a lo que se ve en pantalla. A pesar de eso, voy a intentar poner un poco de orden. En la primera parte encontramos el tema de los políticos de la Ciudad del Lago (0:18) y después el de Smaug en plan sibilino (0:29), seguido de un fragmento de cuerdas y coros que parecen sonar a música eslava. El tema de Smaug y las percusiones orientales retornan mientras el dragón busca a Bilbo en la sala del tesoro.

altEn 1:33 entra el tema de Bardo, que entrega a su hijo una flecha negra para que la esconda. La música crece en tensión y desemboca en un tema heroico cuando se enfrenta a los guardias del gobernador y finalmente es apresado.

 

Otro cambio de escena nos muestra un grupo de orcos en los tejados de la Ciudad del Lago, con los trombones interpretando el tema del mal (3:14). En el disco escuchamos poco después un tema de acción con ostinatos rápidos de cuerdas, acompañados de percusión y metales (3:56). No se utiliza en la película aunque posiblemente correspondería al ataque de los orcos a la casa de Bardo, defendida por los enanos, una escena que se dejó sin música.

La llegada de Legolas y Tauriel viene acompañada del tema de los elfos en su versión más heroica (4:38) y continúa como música de acción a medida que se van cargando orcos uno tras otro.

 

El tema de la Casa de Durin es el protagonista de la escena en que los enanos y Bilbo, dentro de la montaña, llegan a una sala donde encuentran los cadáveres de los antepasados que resistieron hasta el final (5:49). El tema suena fúnebre y soberbio con las cuerdas graves y los coros.

 

Luego regresa la acción, con percusiones y coros al estilo de Khazad-Dhum, cuando todo el grupo se dirige hacia las fraguas de la montaña (6:59). Percusiones, metales y cuerdas disonantes dominan todo este tramo del track, hasta que en 8:28 oímos el tema de los elfos en clave heroica, lo que nos sitúa de nuevo en la Ciudad del Lago con Legolas enfrentándose al orco jefe del grupo. El tema se repite varias veces hasta el final del corte y acaba con la imagen de Legolas persiguiendo a caballo al orco.

12. Smaug
Música ominosa e intrigante dedicada a escenas del dragón, con su tema apareciendo en varios momentos del track, combinada con momentos de acción más vibrante. No falta la referencia a la Piedra del Arca en 3:22.

13. My Armor Is Iron
altLlegamos al corte final de la película, que arranca con música épica de acción, con el continuo enfrentamiento de los enanos y el dragón. Tras la exposición del tema de Smaug encontramos una nueva versión heroica del tema de la Casa de Durin mientras el oro fundido corre por los canales de las fraguas (0:54).

 

Los coros irrumpen con relativa fuerza cuando el dragón contempla la estatua de Durin (3:22), y poco después aparece el tema de Thorin, también con potencia, cuando el oro fundido cae sobre Smaug y los enanos creen haber vencido (3:40).

 

Finalmente, arpas y coros masculinos y femeninos acompañan la mágica imagen de Smaug volando y desprendiéndose del oro (4:18).

 

La tensa música final cierra el film dejando todo colgado, pendiente de la tercera entrega.

14. I See Fire
altEl británico Ed Sheeran fue el elegido para escribir e interpretar la canción de turno para los títulos de créditos. Sin estar mal, me parece la canción más floja de todas las escritas para las películas de Jackson sobre el universo de Tolkien, sobre todo si la comparamos con las de la primera trilogía.

 

15. Beyond the Forest
Incluido también en los créditos finales, Shore nos ofrece este corte dedicado a los elfos y en el que se lucen las voces con belleza y majestuosidad. En 1:03 entra el tema de Tauriel y Kili muy emotivo con voces blancas y flautas, a los que después acompañan las cuerdas.

altEl tema de los elfos llega poco después (1:46) con un conseguido desarrollo de cuerdas que le dan un tono exótico. Las flautas y los coros entran algo más tarde (2:08) con el tema de Tauriel. Shore desarrolla el tema cada vez con más intensidad y lo convierte en tema heroico-triunfal a partir de 3:53, haciéndolo progresar de forma cada vez más espectacular hasta una fase final de calma (4:27), en la que cuerdas, maderas y coros prosiguen con el leitmotiv de la elfa, hasta el final, cerrado por una fantasmagórica voz de soprano.

 

La conclusión final es que la nueva partitura de Howard Shore demuestra una vez más que el compositor canadiense da lo mejor de sí mismo cuando desembarca en la Tierra Media. The Desolation of Smaug es más oscura y compleja que la partitura de An Unexpected Journey, aunque deja espacio para la calma y la brillantez cuando la música se centra en el personaje de la elfa Tauriel, para la que ha escrito dos de los mejores nuevos temas, junto con el de la casa de Durin. Eso sí, como he dicho antes, no parece haber un track o tema que sea más representativo del conjunto como sucedía en los scores de las películas anteriores, algo que parece dejar algo coja esta banda sonora.

Solo queda esperar la tercera entrega que, independientemente de los inevitables excesos de Peter Jackson, promete ser brillante desde el punto de vista musical.

{youtube width=”330″ height=”198″}tRAbSX1ySeY{/youtube}