Puntúa esta banda sonora
Imagen

ImagenImagenImagenImagen

Peter Rabbit

Dominic Lewis
     
Año:   2018
Sello:   Madison Gate Records
Edición:   Digital
Nº Tracks:   19
Duración:   30:22
     
Ficha IMDB
Web de la película
 

 

Reseña por:
Fernando Fernández

Imagen

1. Rascal Rebel Rabbit (1:53)
2. The Tale of Peter Rabbit (1:33)
3. Mr. McGregor’s Garden (1:41)
4. The Jacket (1:25)
5. Bunnies on Broomsticks (1:17)
6. Dressing on the Side (0:57)
7. Garden Games (1:51)
8. Benji Rescue (1:40)
9. Wet Hare (0:57)
10. Scuffling Scuttlebutts (1:31)
11. Rabicide (1:09)
12. Arms Up (2:07)
13. Dies EARea (1:51)
14. Wistful Windemere (1:25)
15. Sawrey (1:36)
16. Mission Impawsible (3:09)
17. Bea (1:05)
18. Hawkshead (1:49)
19. 1902 (1:32)

Imagen

“Rascal Rebel Rabbit”

 

“Dies EARea”

 

“Wistful Windemere”

Imagen
Ese sonido clásico, embellecido por la original y estupenda orquestación de la que hace gala Lewis a todo lo largo de toda la partitura.

Imagen
Esta sí que es de las bandas sonoras que agradeceríamos que contase con 15 o 20 minutos más de música en este estilo. No se hace pesada en ningún momento y puede pasarse en un autentico suspiro.

Imagen
Muchos, pero evidentemente ese brutal momento épico que es “Dies EARae” es para enmarcar. Y toda una demostración del buen humor y energía de la que hace gala la banda sonora.

BSOSpirit opina

ImagenImagenImagenImagen

Nota media: 7,33

Fernando Fernández (8), Asier G. Senarriaga (7), Óscar Giménez (7), Juan Ramón Hernández (7), Jordi Montaner (8), David Sáiz (7)

 

Puro ritmo y energía se convierten en diversión

Cómo agradezco la llegada y generalización del mundo digital a la tierra de las bandas sonoras. Si todo fuera físico nos quedaríamos sin bastante música original e interesante con la que disfrutar. Y esta es una de las que me ha sorprendido ver finalmente publicada. Principalmente, porque a primeros de febrero, coincidiendo con su première, lo único que se publicó fue un EP de Columbia Records que contenía la canción principal de la película. Junto a ella contamos con una estupenda suite de algo más de cuatro minutos con la música de su compositor, el británico Dominic Lewis, para mí uno de los nuevos compositores a seguir en estos tiempos, especialmente después de brillar con maravillosos trabajos como son The Man in the High Castle, Money Monster y otras. Colaborador habitual de Henry Jackman en Wreck-it Ralph y Big Hero 6, películas en las que hay mucho trabajo suyo detrás también, pero desde hace un tiempo ya brillando en solitario. Y con este Peter Rabbit siendo una de sus composiciones más entretenidas hasta la fecha.

Esta adaptación de los clásicos cuentos de Beatrix Potter intenta realizar una “modernización” de tramas y actitudes que (personalmente) traicionan completamente el estilo e intención del personaje original innecesariamente. Pero al actualizar y vigorizar la trama, que convierte al original aventurero conejito en un personaje rebelde y gamberro, le ha ofrecido a Lewis la posibilidad de dejarse contagiar de ese ritmo y vitalidad. Para todo un experto en la animación, con estupendas muestras como Free Birds u Open Season (junto a Rupert Gregson-Williams) aparte de las anteriormente mencionadas, es casi como nadar en aguas tranquilas. Es cuestión de dejarse llevar y disfrutar. Y el resultado es realmente brillante y muy entretenido.

La película cuenta con una gran multitud de canciones, para las cuales Lewis ha colaborado en sus arreglos e incorporación a la película, pero poco más. Incluyendo esos continuos gorgoritos de los pájaros que las interpretan y dan un cierto toque curioso. Por eso, lo normal era esperar que la partitura no se fuese a publicar. Sin embargo, y esta misma semana, se ha publicado la misma únicamente en formato digital. Pero que nos hace poder tener ocasión de disfrutar de ella y de su contagiosa vitalidad y originales arreglos.

Y es que la partitura no pierde el tiempo lanzándonos en mitad de la acción y energía de su memorable tema principal, que queda presentado en la inicial “Rascal Rebel Rabbit”. Una pieza de corte clásico y orquestal, cargada de ritmo y diversión. Una pieza muy propulsiva, que parece ir en un crescendo constante gracias a sus diversas pausas, así como al constante añadido de elementos a la misma. Una potente entrada que además de introducir ese tema principal que va a estar muy presente en el resto de la banda sonora, nos presenta algunos de los elementos más originales y atractivos de la misma, los cuales son muy discretos en esta ocasión. Especialmente el uso de las voces tarareando parte del ritmo de la pieza en su parte final. Pero el otro elemento a destacar es cómo Lewis aprovecha para utilizar todo un arsenal de instrumentos de jardinería y convertirlos en la base rítmica de muchas de las piezas. Desde podadoras, a diversos cubos, tiestos e instrumental de jardín proporcionan un sonido diferente a la música, y le añaden ese punto adicional de diversión.

Como mencionaba, este tema principal, que parece representar la energía y locura de su conejito protagonista hace su aparición en diversas ocasiones. Pero nunca lo va a hacer de una forma tan completa como en ese tema inicial, sino que va a ser parte integrante de muchos de los temas de acción y aventura que inundan la partitura. Pero sólo de manera puntual, salpicando con varios de sus elementos, diversos momentos de los mismos. A veces de manera si más evidente como “Bunnies on Broomsticks”, “The Jacket” o “Dressing On the Side”, y en otras ocasiones de manera más puntual. Pero aprovechando para disfrazarlo con toda una colección de variadas orquestaciones que van desde la guitarra eléctrica y el sonido de banda de “Arms Up” o “Mission Impawsible”. Pero estas variaciones son sólo una pequeña muestra de la variedad y entretenimiento que incluye la banda sonora. Bien sea la orquesta, bien sea la banda de rock, bien la sección de metales, todos los elementos configuran una música tremendamente repleta de brillo y energía. En el cual las voces a veces se alían para reforzar aún más el resultado. Tal vez su momento más brillante y exagerado es en la espectacular “Dies EARae”. Una imitación del famoso “Dies Irae” de Mozart que Lewis convierte en una pieza tremendamente inmensa con el coro completo cantando a los cielos y la orquesta utilizando el tema principal convertido en una completa y potente pieza cargada de drama. La parte central, más emocional, sólo hace que convertirla en una de las piezas más llamativas y brillantes de la banda sonora.

Esto es algo que también es fácil de apreciar. Aunque la acción y la aventura tiene un cierto tono vitalista y divertido, lo momentos de más suspense o emocionales son mucho más serios y dramáticos. Lo cual crea un contraste en el desarrollo de la banda sonora que le aporte aun más sensación de variedad y de entretenimiento. Piezas como “Mr. McGregor Garden”, y esa percusión casi militar y tensión creciente, “Garden Games” con su tono más carnavalesco en la acción, incluyendo la incorporación de palmas, voces y guitarra que la recargan de energía, o “Benji Rescue” y “Rabicide”, piezas que juegan con el suspense y la acción pero cuyo desarrollo es muy rápido y serio. Son pequeñas muestras de como la banda sonora incorpora muchos elementos realmente brillantes y muy bien desarrollados.

Y sin dejar de lado los momentos para insuflar cierta emoción e incluso delicadeza en varias ocasiones. De nuevo con las voces tarareando una melodía en “Wet Hare”, o con piano y orquesta presentando el tema principal de una manera muy evocadora y melancólica en “Wistful Windemere” y continuándolo en el inicio de “Sawrey”. Este tema romántico se convierte en el tema de la protagonista que consigue hacer cambiar al hijo del famoso granjero de los cuentos y antagonista de Peter, y que escuchamos en una breve presentación en “Bea” (ya que el personaje se convierte en un homenaje a la autora de las historias). Y sirve de único frente emocional, que cuenta con alguno otro momento a lo largo de la banda sonora. Aunque sí que es verdad que Lewis aprovecha la ocasión para también crear una especie de prólogo y epílogo de cuento con un tono mucho más pastoral y delicado a la historia. Por un lado, con la inicial “The Tale of Peter Rabbit”, que pasa a dibujar una preciosa pieza en la que los instrumentos de vientos llevan la linea principal en la orquesta generando ese tono de historia que complementa al tema romántico a piano. Un tema romántico que cierra la historia con “1902” (el año en que apareció la primera historia del personaje) en el que el tema romántico se presenta en una voz que lo tararea junto a órgano, para terminar acompañado por metales y orquesta en un precioso epílogo.

Toda una más que divertida y brillante pequeña banda sonora que puede que pase demasiado desapercibida debido al pobre resultado de esta fallida adaptación de los famosos cuentos. Toda una deliciosa confirmación de la calidad de un compositor como es Dominic Lewis, del cual podremos disfrutar con su loco trabajo para la nueva adaptación de los Ducktales de Disney, así como la tercera temporada de The Man In the High Castle. Pero del que espero que, si no conocíais anteriormente, aprovechéis para hacerlo a través de esta breve banda sonora. La cual podéis completar con el EP que incluye dos versiones de la canción principal de la película, interpretada por el conocido presentador británico James Corden, que también es la voz del protagonista. Sin olvidar una estupenda suite de la música de Lewis que incluye el tema principal inicial, así como el tema romántico en su versión vocal y más alargado, para terminar con la pieza emocional de cuento. Una muy buena breve muestra de la banda sonora, que recomiendo disfrutar en su totalidad, añadiéndole las grandes dosis de acción, vitalidad y energía que derrocha la misma.