Imagen

ImagenImagenImagenImagenImagen

Violet Evergarden: Automemories

Evan Call
     
Año:   2018
Sello:   Lantis
Edición:   Normal
Nº Tracks:   47
Duración:   110
     
Ficha IMDB
Web del Compositor
 

 

Reseña por:
Juan Ramón Hernández

Imagen

CD 1
1. Theme of Violet Evergarden
2. A Doll’s Beginning
3. One Last Message
4. Unspoken Words
5. A Simple Mission
6. Another Sunny Day
7. The Voice in My Heart
8. Rust
9. In Remembrance
10. Ink to Paper
11. The Birth of a Legend
12. To The Ends of Our World
13. Back in Business
14. A Place to Call Home
15. An Admirable Doll
16. Those Words You Spoke to Me
17. Strangeling
18. A Bit of Sass
19. Each Memory a Message
20. The Long Night
21. Violet Snow for Orchestra

CD 2
1. Across the Violet Sky
2. Wherever You Are, Wherever You May Be
3. Never Coming Back
4. Adamantine Dreams
5. The Ultimate Price
6. Inconsolable
7. The Love That Binds Us
8. Devoid of Hope
9. Torment
10. Fractured Heart
11. Innocence
12. Always Watching Over You
13. Torn Apart at the Seams
14. Intertwined Fates
15. The Stench of Fear and Hatred
16. The Songstress Aria (Instrumental)
17. The Storm
18. Letters From Heaven
19. What It Means To Love
20. Violet’s Letter
21. Sincerely (Short Size)
22. Michishirube (Short Size)
23. Believe in… (Short Size)
24. Violet Snow (Short size)
25. The Songstress Aria.
26. Letter (Short Size)

Imagen

“Theme of Violet Evergarden”

 

“A Doll’s Beginning”

 

“The Birth of a Legend”

 

“Back in Business”

 

“Torment”

 

“Violet’s Letter”

Imagen
La belleza del conjunto del score, así como lo bien implementado que está en el anime y los  bellos contrastes que ofrece con muchos pasajes de las imágenes.

Imagen
Absolutamente nada, salvo cierto desorden temático en la edición discográfica.

Imagen
“Theme of Violet Evergarden”, “A Doll’s Beginning”, “The Birth of a Legend”, “Back in Business”, “One Last Message”, “Torment”, “Violet’s Letter”… muy difícil escoger unos pocos solamente.

BSOSpirit opina

ImagenImagenImagenImagen

Nota media: 8,00

Fernando Fernández (6), Óscar Giménez (9), Juan Ramón Hernández (10), David Sáiz (7)

 

Carta de amor a la vida

En su firme apuesta por producir anime, Netflix nos trae uno de los grandes anime de este 2018: Violet Evergarden, un viaje emocional en el que, junto a la chica que le da nombre, son las palabras las grandes protagonistas, palabras que tienen el poder de influir en el futuro de una persona y cambiar su perspectiva sobre el mundo. Encontrar las palabras adecuadas para los seres queridos no es fácil y su protagonista, Violet aprende mucho sobre esto a través de sus encuentros con diferentes personas que tienen una historia que contar.

Unas palabras en un pedazo de papel que pueden salvar a un querido hermano de la desesperación, mostrar el amor de una madre hacia su hija incluso después de que la primera haya dejado esta vida, pueden hacer que los padres entiendan lo que su hijo quiere hacer con su futuro, conectar dos corazones distantes que se anhelan el uno al otro, pueden traer noticias de felicidad o tristeza a alguien querido y finalmente pueden hacer que las personas lleguen a un entendimiento mutuo.

Las letras que contienen esas palabras son la clave para desbloquear el corazón de las personas y romper los grilletes de hierro que impiden sus emociones. Cada letra debe enviarse a su destino porque cada palabra escrita representa los sentimientos genuinos de sus remitentes. Violet tiene un pasado lleno de palabras frías y poco a poco comienza a experimentar nuevas palabras durante su viaje como una de las llamadas Muñecas de Memoria Automática; palabras llenas de compasión, afecto y amor. Esas palabras derretirán el hielo que hay alrededor de su corazón y contribuirán a su crecimiento como ser humano.

En este viaje el mundo también le enseñará amargas palabras, pero esto no la desalentará a pesar de los tristes recuerdos que le traen. De hecho, aceptará esas palabras como parte de ella para ser más fuerte y poder hacer uso de las correctas para las personas que las necesitan.

Y cómo no, Violet Evergarden es la historia de una niña que le tocó vivir el más grande de los horrores en el que perdió a la persona que más amaba sin ser consciente de ello y que, a pesar del dolor, sigue adelante gracias a la bondad de las nuevas personas que aparecen en su vida y la búsqueda que emprende para descubrir el significado de las últimas palabras que le susurró al oído la única persona que hasta ese momento la había tratado como un ser humano: ¡Te amo, Violet!

Con un ritmo muy sosegado, una historia principal que se alimenta de forma muy certera de otras secundarias, un personaje principal que está muy bien construido y con una de las mejores animaciones y diseño de personajes que jamás he visto, Violet Evergarden es como he dicho al principio una carta de amor dirigida a la vida, una lección sobre las dificultades y los momentos felices que nos encontramos en esta, de cómo levantarse y seguir adelante a pesar de los obstáculos que nos esperan y todo el aprendizaje emocional y personal que nos deja nuestro paso por esta vida.

Violet Evergarden es una joya que, si se entra en su historia y pausado desarrollo (muy necesario en sus primeros episodios para entender y conocer a Violet), ocupará un lugar especial en los corazones del público que se acerque a ella dejando manifiesto que en el anime también hay grandes historias con corazón por contar y cuya guinda perfecta es la maravillosa banda sonora que le acompaña.

Directa al corazón: La música de Violet Evergarden

Hasta la fecha había visto el nombre de Evan Call -un joven compositor estadounidense afincado en Japón- en los créditos de bastantes anime, bien como arreglista, intérprete, letrista, programador, ingeniero de grabación y alguna vez que otra como compositor de piezas muy concretas, pero nunca a cargo de la composición de una banda sonora al completo como es el caso que nos ocupa, y la verdad es que tras su escucha me es incomprensible que no haya sucedido esto antes.

La banda sonora de Violet Evergarden es un auténtico deleite para los sentidos de quienes disfrutamos de grandes scores y una muestra de que el talento de este compositor para la música del medio audiovisual es innato.

Desde el primer track, Call nos atrapa con una composición que nos sumerge en la historia de Violet con una clase que hace mucho tiempo no escuchaba en una banda sonora que dibuja a las mil maravillas sentimientos, personajes, escenarios e historias que se nos cuentan en este anime.

El primer corte con el que abre la banda sonora, “Theme of Violet Evergarden”, ya nos dibuja de fantástica manera al personaje, comenzando con unas voces femeninas que nos hablan de la candidez de la chica a pesar de su tortuoso y triste pasado, el cual es reflejado en el sonido del chelo y el piano, aunque lo que predomina en su desarrollo es una melodía, en su mayoría alegre, donde las cuerdas y las voces empastan para darnos a entender que estamos ante un bello cuento lleno de matices y en el que las palabras son grandes protagonistas reflejadas por el sonido de una máquina de escribir, siendo esto último un elemento importantísimo y muy presente en la partitura.

Escuchando “A Doll’s Beginning” es donde realmente comenzamos la historia. Un tema que sirve como punto de partida a la nueva vida de la protagonista tras sus últimas horas y recuerdos con el Comandante Gilbert, para quien era su bien más preciado. El arpa sirve como despertar de Violet y las cuerdas poco a poco van dibujando junto a vientos como el oboe una primera carta que veremos en un precioso vuelo donde las cuerdas son el viento que la transportan en una secuencia bellísima a través de bucólicos paisajes y calles transitadas de Leiden, la ciudad que más adelante será el destino de la chica, finalizando con una vista en la que aparece el título de la serie.

Muy presente en la historia nos encontramos con “The Voice in My Heart”, tema al cual se recurre siempre para acompañar en distintas situaciones muy señaladas a Violet y donde el oboe está muy presente junto a las cuerdas y piano continuando con ese aire de cuento mostrado ya anteriormente en la música.

Ante una obra tan compacta y bien hecha es imposible no querer destacar cada uno de los temas que ocupan los dos CD de esta edición, pero como he comentado en otras ocasiones con otras extensas bandas sonoras, no hay que ser pesado extendiéndose en la reseña y citare sólo algunos. Destacaré por un lado “A Simple Mission” y “To the Ends of Our World” temas en los que los vientos y cuerdas brillan para mostrar en el primero las primeras tareas de la joven en la oficina postal y el segundo acompañándola a su primera clase de mecanografía destacando el sonido de la viola da gamba y la mandolina en la música así como la máquina de escribir. Un precioso tema.

“A Place to Call Home” es un corte con aires celtas muy marcados por el uso del arpa y el violín, los cuales nos traen inmediatamente bucólicas imágenes de paz y sosiego al calor de un hogar al que van dirigidas las palabras a un padre y una madre en el primer intento de Violet de plasmar los sentimientos en palabras a través de la escritura.

En el desarrollo de Violet otro tema importante es “An Admirable Doll”, que sirve para ilustrar el por qué quiere ser una Muñeca de Recuerdos Automáticos mientras habla con una compañera de clase y esta le cuenta la triste historia de su hermano tras finalizar la guerra. Un tema que transmite de manera muy pausada y sentida todas las emociones que surgen de los corazones y las palabras que las transmiten, en el que el sonido de las cuerdas desprende un precioso color en su desarrollo. A este importante corte lo complementa a la perfección “Never Coming Back”, donde el sonido del arpa, violín y voz femenina son los guías de la protagonista mientras escribe una primera carta en la que descifra por primera vez los sentimientos correctos que tiene que contener dicho escrito, lo que le lleva a recibir la insignia que la reconoce como Muñeca de Recuerdos Automáticos.

Otro tema en el que hay que detenerse es en el que suena mientras Violet escribe su primera carta: “Ink to Paper”, cuya belleza contrasta en cierto momento con la crudeza de un recuerdo del de la joven. Así mismo este corte está envuelto de un aire de fábula y de magia gracias a los sonidos del arpa, glockenspiel y voces femeninas junto a cuerdas, vientos, metales y piano, mostrando cómo de mágico es dar sentido a las emociones con palabras y escritura. También presente en varios momentos de la serie nos encontramos con “One Last Message”, que en su primera aparición en el primer episodio también contrasta su dulzura con la estremecedora escena que se ve al final de este entre Violet y su añorado Comandante.

Radicalmente opuesto a lo anterior es el corte “Torment”, donde el compositor solo utiliza las cuerdas en formación reducida para mostrar ante los ojos horrorizados de Gilbert en una batalla de la guerra como esa niña que está a su lado carece completamente de sentimientos en ese momento y es únicamente un instrumento de muerte. La conexión imagen-música es tremenda durante toda la secuencia, al igual que en “The Ultimate Price”, mientras asistimos al fin a toda la secuencia que nos muestra los últimos instantes juntos de Violet y Gilbert. Un momento que atrapa el corazón del espectador desde que comienza a sonar el piano, para unírsele más adelante unos lastimeros violín y trompeta para arrasarnos totalmente con el desarrollo del tema con la orquesta al completo mientras las lágrimas y últimas palabras afloran en los dos personajes.

Palabras… siempre omnipresentes en esta historia de búsqueda y autodescubrimiento cargada de sentimientos y emociones, una historia a la que ponen cierre los temas “What It Meants To Love” y “Violet’s Letter”, el primero siendo la guía que abre por completo el corazón de Violet tras la conversación con la madre de Gilbert y el hermano de este, y donde principalmente las notas del piano son las perfectas llaves que desbloquean por completo los sentimientos de la joven. El segundo corte es la consecuencia de el desbloqueo de los sentimientos de la protagonista, la cual escribe su propia carta al ser amado para mostrarle que la nueva vida que este le ofreció hizo que la joven conociera y entendiera los sentimientos de las personas y los suyos propios. Otro bellísimo tema en el que oboe, piano y violín desgranan las palabras que Violet teclea en su máquina de escribir mientras escribe la primera carta del resto de la vida que le contempla.

No finalizaré sin destacar también “The Birth of a Legend”, así como “Back in Business”, dos de los temas que más disfruto escuchando esta banda sonora, ambos con unas orquestaciones preciosas en las que destacan los metales en el primero y la orquesta al completo en el segundo siendo este último para mi gusto, por el contraste que da a una escena del sexto episodio y por cómo funciona para mostrar sentimientos y situación en dicha escena, quizá la joya de la corona de este score.

No me queda más que emplazaros a quienes estáis suscritos a Netflix que le deis una oportunidad a una serie que es una obra de arte en sí misma y por supuesto, que disfrutéis de la bellísima música creada por Evan Call, compositor al que hay que seguir muy de cerca en todo lo que haga a partir de ahora pues esta carta de presentación es para quien escribe una joya.