Puntúa esta banda sonora
Imagen

ImagenImagenImagenImagenImagen

Rage of Bahamut: Virgin Soul

(Shingeki no Bahamut: Virgin Soul)
Yoshihiro Ike
     
Año:   2018
Sello:   NBCUniversal Entertainment
Edición:   Doble CD
Nº Tracks:   66
Duración:   126
     
Ficha IMDB
Web del Compositor
 

 

Reseña por:
Juan Ramón Hernández

Imagen

CD 1

1. A Raid
2. Rag Demon
3. Morning in the Capital
4. I Am Nina
5. Night Sky Rendezvous
6. First Ending
7. Yan Ya Ya
8. Filthy Humans!
9. All Dressed Up
10. Festival Date
11. First Dance
12. Counseling the King
13. Zombie Omelets
14. Golem Punch
15. Recap1
16. Azazel’s Attack
17. It’s Not Working!
18. Evil King
19. Hot Spring Dragon
20. Gates of Hell Cabaret Club
21. Coronation
22. Birth of El
23. Stay Alive
24. Getaway
25. Excitement
26. Pushing Through
27. Speech of the Gods
28. Backup
29. Great Escape
30. Zoom, Zoom, Minecart
31. Angel’s Invasion

CD 2

1. Dromos Fire
2. Yan Ya Ya Once More
3. Village Elder
4. With Mom
5. Elder’s Transformation
6. El’s Heartbreak
7. Operation to Capture
8. Time to Settle Things
9. Favaro the Savior
10. Jeanne and Sofiel Dive
11. Charioce’s Confession
12. Becoming the Dragon
13. Ball at the Palace
14. Second Dance
15. Never Meet Again
16. Favaro Punch
17. A Predicament
18. Unexpected Allies
19. Sorry
20. Alessand’s Murder
21. El’s Death
22. The Hour of Rebellion
23. Recap 2
24. Unrelenting Advance
25. In the Mist
26. Invaders
27. I’ll Stop You
28. Saint’s Rebellion
29. Bahamut’s Return
30. Nina
31. Conclusion
32. Hello, Amira
33. Take Care
34. Say Hi to Favaro
35. Last Dance

Imagen

“A Raid”

 

“First Dance

 

“Great Escape”

 

“Charioce’s Confession”

Imagen
La poderosa composición de Ike para orquesta y coro a modo de cantata que otorga ese carácter religioso, profano y épico a una historia ya de por sí muy buena, pero que con la música alcanza cotas sublimes.

Imagen
Nada de nada.

Imagen
Hay tantos… Hoy diré “ARaid”, “Charioce’s Confession”, “First Dance” y “Great Escape”, pero sólo por mostrar las distintas vertientes de la banda sonora y el gran hacer de Ike en tan distintos estilos. Mañana podría decir otras tantas y así sucesivamente ante la calidad del score.

Gran segunda parte para un gran anime

Virgin Soul es la secuela de Shingeki no Bahamut: Genesis, uno de los grandes anime originales que vieron luz en 2014. Creado por Studio Mappa, está basado en un juego de cartas de Cygames. Este último detalle hace digno de alabanza cómo sus creadores se han apartado de dicho juego creando una historia original que ha “enganchado” y puesto de acuerdo a la mayoría del fandom por su enorme calidad.

La historia de Virgin Soul tiene lugar diez años después de los acontecimientos vistos en Genesis, donde vimos cómo los héroes de aquella historia, Favaro y Kaisar, junto a la zombi Rita, detuvieron al poderoso monstruo Bahamut, con el que se pretendía destruir el equilibrio entre humanos, demonios y dioses. Aunque el precio de la victoria fue terrible.

En Virgin Soul veremos un mundo cambiado. El nuevo rey de los humanos, Charioce, en reacción a la destrucción de Bahamut, decidió que la humanidad solo podría encontrar la seguridad en su propio poder. Usando poderes prohibidos, declara la guerra tanto a dioses como a demonios, saliendo victorioso de esta. Los dioses son desterrados a su reino celestial, mientras que los demonios son esclavizados para servir a la humanidad, incluyendo ser enfrentados en combates a muerte para el entretenimiento de la población. Es en este mundo donde conoceremos a un nuevo personaje y protagonista de esta historia, Nina, una adolescente llena de valor, inocencia y optimismo, por cuyas venas corre sangre de dragón y ni se imagina el protagonismo e importancia que tendrá en una lucha a tres bandas entre humanos, dioses y demonios.

Con una buena historia detrás, Virgin Soul se beneficia también de un buen desarrollo de personajes, así como de sus motivaciones: Nina se desarrolla a través de una gran y conmovedora descripción del primer amor, el rechazo y la redención. Kaisar por su lucha entre su sentido personal de justicia, ofendido por las acciones del rey, sus servicios y su deber hacia dicho monarca. Azazel, villano en Genesis, se desarrolla aquí a través de su relación fraternal con uno de los nuevos personajes, su lucha apasionada y desesperada para restaurar la libertad de los demonios y la lucha interna sobre si es impulsado por rencor personal o una verdadera necesidad de hacer las cosas bien. Jeanne, la sirvienta caída de los dioses, obtiene desarrollo a través de una representación conmovedora en su papel de madre. Favaro, por su lucha con las consecuencias de los eventos de Genesis y la tutoría de Nina. Así pues, los personajes principales de Virgin Soul tienen buenas historias que los hacen interesantes y comprensivos (excepción hecha de Rita y Bacchus, los cuales no están todo lo aprovechados que podrían).

Tenemos pues, una buena historia, unos personajes más que interesantes con unos diseños muy muy conseguidos… Si a esto le añadimos la fantástica animación que ya vimos en Genesis, cuya mezcla entre 3D y 2D es muy fluida y funciona a la perfección en todo momento, pues estamos hablando, como he dicho al principio, de un gran anime cuya guinda es la excepcional banda sonora que lo acompaña.

De humanos, dioses y hombres; la música de Rage of Bahamut: Virgin Soul

Lo primero que me llamó la atención nada más comenzar a ver el primer episodio de esta saga allá por 2014 fue sin duda su música, obra de Yoshihiro Ike, otro de los grandes compositores nipones que ya os presente hace tiempo por aquí con su trabajo para Saint Seiya: Legend of Sanctuary, la cual destacaba por su gran trabajo orquestal y coral, ofreciendo momentos realmente espectaculares y épicos que quedaban grabados en la cabeza de quienes la escuchábamos mientras asistíamos al desarrollo de la historia. Como no podía ser de otra forma, en esta Rage of Bahamut: Virgin Soul el compositor nipón sigue la misma línea musical para beneficio del anime y disfrute de los espectadores y aficionados a su música.

Para los 24 episodios de esta nueva entrega, Ike ha compuesto más de dos horas de música en la que hay aún más protagonismo de los poderosos coros que ya se nos presentaron en la primera temporada. Dichos coros retratan la guerra entre dioses, humanos y demonios, así como recoge el tema principal de la amenaza de Bahamut de la anterior temporada, muy presente en esta segunda y que aparece desde el primer momento en “A Raid”, corte con el que abre la banda sonora y que sirve para presentarnos al rey Charioce, así como el tipo de ejército que tiene para derrotar a dioses y demonios. Las voces masculinas y femeninas perfectamente empastadas junto a las campanas acompañan al ejército de santos, mientras la percusión es el símbolo del ejército humano así como de la lucha que tiene lugar, reforzado como es característica principal en la música de Ike por la sección de metales a pleno rendimiento para dar el aire épico que destila toda la partitura.

Así, a lo largo de todo el score y para representar toda esta disputa encontraremos más de 20 temas a cada cual más potente y descriptivo de las imágenes de este anime. Como no es cuestión de hacer un “ladrillo” de reseña mencionando la mayoría (cosa que merecen), destacaré sólo algunos de ellos dentro de este mayoritario bloque musical del score. Tracks como “Rag Demon”, en donde la oscuridad de las cuerdas y las voces son fiel reflejo del espíritu de Azazel, al igual que en “Night Sky Rendezvous” y “Azazel´s Attack”, donde los metales adquieren mucho más protagonismo para remarcar el enfrentamiento que se produce en cierta cita nocturna. Estos en cuanto a citar algunos de los relacionados con la facción demoníaca. Si nos centramos en la parte de los ángeles destacaré temas como “Birth of El”, en el que las voces a capella con el único acompañamiento del arpa muestran lo especial que es el hijo de Jeanne, complementado por el estupendo “Stay Alive” donde nuevamente voces y arpa reafirman la divinidad del personaje y de la importancia que va a tener en el transcurso de la historia. “Speech of Gods”, aunque breve, es otro de los temas que destacaré por cómo funciona con la escena en la que los santos advierten de las consecuencias de sus actos a la humanidad.

Es genial apreciar tanto amenaza como a la par misericordia de estos seres divinos en la música de la pieza, refrendando el poder de su ejército en el tremendo “Angel’s Invasion” en el que las pausadas pero poderosas voces ya reflejan ese poderío sobrenatural que se cierne sobre el reino de Charioce. Dando su contrapartida aparece a continuación, abriendo el segundo CD “Dromos Fire”, que es el tema de más duración dentro de la banda sonora y que nos muestra una música totalmente sombría y dramática que deriva a modo de réquiem para mostrar el poder del arma definitiva que está en poder de Charioce para hacer frente a cualquier amenaza ya sea divina o demoniaca.

Completaré el repaso a este bloque con algunos temas más, como por ejemplo “Alessand’s Murder” y su carga emocional gracias a la voz masculina que retrata el momento más dramático de la historia, complementado por “El’s Death”, donde es una voz femenina junto al arpa la que redondea el drama y la emoción que rodea dicha escena.

“Bahamut’s Return” en su breve duración nos mostrará la amenaza del resucitado monstruo que nuestros héroes creían ya desaparecido, siempre mostrado por las amenazantes voces masculinas, percusión y metales dando paso a dos magníficos temas que cierran este bloque: “Nina” y “Conclusion”. El primero mostrando la aceptación de la protagonista de los actos que debe de acometer para salvar a sus amigos y a la humanidad, pasando la música de lo dramático a lo épico para tener su continuación en el segundo track, donde los coros, percusión, metales y cuerdas, épicos a la par que dramáticos acompañan a la resolución final del conflicto.

Fuera del recurso de los coros y lo épico encontraremos en el score también una gran cantidad de temas muy destacables entre los que señalaré los siguientes: el delicado “El’s Heartbreak” con el oboe marcando el dolor que siente el personaje remarcado por las cuerdas arpa y celesta; “Jeanne ans Sofiel Dive” tema en el que oboe, cuerdas, clave y arpa señalan la difícil relación entre quien fue la santa defensora de la humanidad y el ángel que trata de convencerla para que lleve a su hijo al reino de los dioses.

“Charioce’s Confession”, corte en el que monarca deja muy claro a Nina que es lo que ha perseguido siempre con sus actos así como lo que siente tras tantos actos sin sentido. Sentimientos en los que nuevamente oboe, arpa y cuerdas son los encargados de exponerlos de manera preciosa para otra de las escenas claves de la serie y cuya construcción musical será también utilizada en “Hello Amira” para darle la carga emocional que requiere el momento que protagoniza Kaisar.

Todo esto en cuanto a la parte dramática de la música, que no es poco y más que se podría decir como he comentado antes. Pero el score y la historia, evidentemente también tienen su parte más distendida, siempre asociada al personaje de Nina, que muestra la versatilidad de Ike a la hora de componer y de la cual voy a escribir para finalizar esta reseña. Dichos momentos quedan muy bien reflejados de inicio en “Morning Capital” y “I Am Nina” en los cuales bajo una música alegre, vivaz y clásica que dibuja la personalidad de la protagonista en su presentación con el primer tema y que apunta en el segundo los orígenes de la chica, transformándose el tema en música con toques celtas con la utilización de la flauta irlandesa, bodhran y bouzouki irlandés. Identidad celta que encontraremos también en la construcción de “First Dance” o “Gates of Hell Cabaret Club”, sin olvidarnos de “Getaway” o el divertido “Great Escape”, ambos con el tema de Nina como hilo conductor y, aunque nada tiene que ver con la protagonista no quiero dejar en el tintero el tema dedicado a Favaro que tuvo tanto protagonismo en la anterior banda sonora de la serie y que aquí tiene su pequeño homenaje con “Favaro the Savior” en donde brevemente volveremos a escuchar esa música tan latina con castañuelas y trompeta para representar la chulería del icónico otrora cazador de demonios.

En resumidas cuentas, en mi opinión, Rage of Bahamut: Virgin Soul es una de las grandes bandas sonoras que van a ver la luz este 2018, la cual espero sirva para dar a conocer a uno de los mejores compositores de la actualidad y que os intereséis por muchas más obras suyas. Igualmente señalar que quienes dispongáis de amazon Prime Video podéis disfrutar de este anime y de su música en dicha plataforma, eso sí, imprescindible que hayáis visto antes su primera parte, Genesis, para que sepáis de que va toda la historia.