“Desde muy pequeño he sentido fascinación por lo oculto”

-Bienvenido de nuevo a España. Es para nosotros una gran alegría volver a verte tras tu participación en PlayFest en el año 2012.

-¡Muchísimas gracias! Para mí también supone una inmensa alegría volver a un país al que quiero tanto y reencontrarme con buenos amigos como vosotros. Tengo un recuerdo muy bonito de mi experiencia en Úbeda que jamás olvidaré y al que ahora uniré estos días de estancia en Granada participando en Ficzone.

-Por lo que hemos podido ir viendo a través de tus redes sociales y la web de tu empresa, has tenido unos años muy ajetreados desde la última vez que nos vimos.

-(Risas) No me puedo quejar. La verdad es que no me ha faltado el trabajo en cuanto a composición, si a esto le sumo una gran cantidad de conciertos realizados en muchos países durante estos años, pues la verdad es que se puede decir que he sido un hombre bastante ocupado, sí (risas).

-¿Ha cambiado en algo tu trabajo o tu vida desde que abandonaste Konami y te uniste a Grasshopper Manufacture?

-Para nada, sigo haciendo música igual que antes. Sí es verdad que ahora dispongo de menos horas para poder componer, pues los tiempos se han reducido, así que lo único que hago es no tomarme tanto tiempo para las comidas y ya está (risas). Ya en serio, seguramente ahora trabaje mucho más, pues al margen de componer y seguir siendo productor, también superviso los juegos, así que digamos que tengo más responsabilidades que antes. Eso sí, yo encantado de la vida de no parar de hacer cosas. Por ponerte un ejemplo, uno de los últimos videojuegos en que he trabajado, Let it Die, cuenta con más de cien temas de distintos artistas que hemos ido eligiendo. Imagínate los malabarismos que he tenido que hacer tanto en diseño de sonido como con la música para desarrollar la banda sonora.

-Tanto trabajo en la compañía no te impide, como bien has dicho antes, hacer muchos conciertos en otros países.

-Sí, sí. Es algo que me encanta y, trabajando mucho y planificando muy bien las fechas puedo compaginar ambas cosas. Disfruto muchísimo en el escenario y con el calor que me transmiten los fans de mi música.

-Y siempre que puedes, con Mary Elizabeth McGlynn a tu lado.

-¡Por supuesto! Mary es una parte importantísima de Silent Hill y siempre que su agenda se lo permita va a estar junto a mí en el escenario. Es una mujer increíble y tiene una voz fantástica en directo.

-Ya que has mencionado Silent Hill, supongo que seguirías con mucho interés todo lo que acontecía en el juego de Kojima y del Toro protagonizado por Norman Reedus.

-Por supuesto. Aunque yo no estaba involucrado en él, cuando me enteré que el juego era cancelado me invadió una enorme tristeza pues se desperdició una cantidad enorme de trabajo e ilusión. Hideo Kojima es como un hermano para mí y te puedo asegurar que el juego era muy grande, una experiencia fantástica dentro del mundo Silent Hill. Imagínate lo que estaba saliendo de juntar dos mentes como las de Hideo y del Toro. Todo lo que se había hecho tenía un aspecto brutal y la interpretación de Norman Reedus era tremenda. Fue una verdadera pena lo que sucedió con ese proyecto.

-Hablando de Kojima; ¿Qué posibilidades hay de que volváis a unir fuerzas en un proyecto?

-¡Todas! Siempre que nos vemos hablamos de cosas y cuando haya algo y Hideo me llame, allí estaré para trabajar y disfrutar de cualquier proyecto que surja de su cabeza.

-Tu música siempre se ha caracterizado por ser muy ambiental y con gran protagonismo del diseño de sonido. ¿Nunca te has planteado el componer con todos los recursos orquestales que pudieras tener a tu alcance y grabar la música con una orquesta?

-Evidentemente poder disponer de una orquesta sería fantástico, pues el color de cada instrumento ayudaría muchísimo a desarrollar una banda sonora rica en matices que ayudan en un tanto por ciento elevadísimo a la historia que estamos viendo. También es cierto que hasta el momento no se me ha presentado esa historia que yo diga: “Esta es la que estaba esperando para componer para orquesta”. Pero sí que me encantará que aparezca esa oportunidad y te puedo asegurar que la disfrutaré al máximo.

-Supongo que si fuera una historia de terror ya sería el summum para ti. ¿De dónde te viene esa fascinación por el terror?

-Pues no te equivocas, no (risas). Desde muy pequeño he sentido fascinación por lo oculto. La cultura japonesa es muy rica en folclore de fantasmas, demonios, espíritus, etc, y siempre que podía veía películas relacionadas con estos temas. Cuanto más antiguas más impresión me causaban. Ten por seguro que sin esas vivencias, Silent Hill no habría entrado en mi vida, y por ende no hubiera conseguido que se conociera mi trabajo en tantos lugares del mundo. Afortunadamente ha sucedido todo lo contrario.

-Para finalizar; ¿podrías comentarnos un poco en que estás trabajando ahora mismo?

-Si te lo dijera me matan en Grasshopper (risas). Lo que si te puedo decir es que estéis atentos entre junio y julio de este año porque ya tendréis noticias mías con un proyecto muy muy chulo.

-Akira, muchísimas gracias de nuevo por tu amabilidad en atendernos. Siempre es un enorme placer poder charlar un rato contigo. Esperamos verte muy pronto de nuevo visitando nuestro país y así poder disfrutar nuevamente de tu música y tu compañía.

-Muchísimas gracias a vosotros por vuestro cariño. Muchos recuerdos a toda la buena gente de BSOSpirit y a todos los que siguen mi trabajo.

BSOSpirit quiere dar las gracias a Nacho Cabrero, Eladia Gómez y el resto de equipo de Ficzone por su amabilidad y facilidades dadas para realizar esta entrevista.

Autor


Juan Ramón Hernández

BIOGRAFÍA:

Akira Yamaoka (6 de febrero de 1968, Niigata, Japón), es un músico y compositor musical, de videojuegos. Estudió en el Tokyo Art College la carrera de diseño de producto e interior. Después de haber sido un compositor autónomo, se unió a Konami el 23 de septiembre de 1993, y abandonó la compañía a finales de noviembre de 2009 para unirse a la también compañía de desarrollo de videojuegos Grasshopper Manufacture, a la cual sigue ligado como compositor, productor y supervisor.

Su música tiene fuertes trasfondos melancólicos, siempre asociados a los sonidos dark ambient, trip-hop, y rock, y sin lugar a dudas su trabajo más reconocido a nivel mundial es el realizado para una de las sagas más famosas de videojuegos de terror: Silent Hill, siendo igualmente compositor junto a Jeff Danna de la banda sonora de las dos películas de imagen real basadas en el universo del famoso videojuego.