¡Misión cumplida! Así concluyó su discurso de agradecimiento Lalo Schifrin en la gala en la que Clint Eastwood le entregó el Oscar honorífico por su contribución a la historia del cine.

“Sin el gran tema musical de Misión imposible, apuesto a que Tom Cruise hubiera fallado la primera misión”, bromeó Kathy Bates al presentar el premio.

Era de esperar que Eastwood fuera el encargado de entregar el galardón al compositor argentino, ya que colaboró con él en ocho ocasiones. Basta recordar la serie de Harry el Sucio.

En la misma ceremonia también se concedieron premios honoríficos a la actriz Cecily Tyson, al publicista Marvin Levy y a los productores Frank Marshall y Kathleen Kennedy.