Puntúa esta banda sonora
Imagen

ImagenImagenImagenImagen

Seirei No Moribito 2 Kanashiki Hakaishin

Naoki Sato
     
Año:   2017
Sello:   Nippon Colombia
Edición:   Normal
Nº Tracks:   19
Duración:   64
     
Ficha IMDB
Web del Compositor
 

 

Reseña por:
Juan Ramón Hernández

Imagen

1. Seirei No Mori Jin Main Theme
2. Kyouchou
3. Taikai No Tabibito
4. Datsu Jiki Sha
5. Tei
6. Mushou No Ai
7. Jikai
8. Rota Koku
9. Otoko No Kizuna
10. Kattou
11. Shiitage Rare Shi Sha Tachi
12. Sada Taruhamaya-Kami To Hitotsu Ni Nari Shi Sha-
13. Hoshi Yomi
14. Surechigai
15. Yuuboku No Tami
16. Genei
17. Nankai No Tami
18. Kettou
19. Seinaru Ikari-Hikari No Kiba-

Imagen

“Taikai No Tabibito”

 

“Kettou”

 

“Seinaru Ikari-Hikari No Kiba-“

Imagen
El plus cinematográfico que la música de Sato otorga a una serie tan teatral.

Imagen
Absolutamente nada.

Imagen
“Kettou”, “Taikai no Tabibito” y “Seinaru Kari-Hikari no Kiba-”.

BSOSpirit opina

ImagenImagenImagenImagen

Nota media: 8,40

Ángel Aylagas (7), Fernando Fernández (9), Asier G. Senarriaga (9), Óscar Giménez (8), Juan Ramón Hernández (9)

 

Segundas partes sí son buenas

En Japón, cuando un producto televisivo tiene una impecable factura en todos los apartados lo más normal es que tenga un considerable éxito. Si a eso le sumamos que la historia contada es la adaptación de una de las sagas de novelas juveniles más vendidas en el país, así como uno de los mejores anime que se han realizado en la última década, el resultado es un elevadísimo “share” para la cadena de TV japonesa NHK, que no dudó ni un segundo en encargar una segunda tanda de episodios para que el público nipón disfrutara con nuevas aventuras de Balsa, la guerrera protagonista de esta historia.

Retomando la acción cuatro años después de lo acaecido en la primera temporada veremos a la protagonista nuevamente guiada por el destino protegiendo a alguien que tiene relación directa con una deidad maligna, por lo que mucha gente solo ve una amenaza que hay que erradicar asesinando a quien es portador de dicha deidad. Así pues, volveremos a asistir a una lucha por una causa justa en la que Balsa pondrá otra vez su vida en peligro ante amenazas tanto terrenales como sobrenaturales. Una historia que a los espectadores que la hemos visto ya nos ha hecho disfrutar de ella incluso más que la primera y en donde volver a ver a Haruka Ayase meterse en la piel de la noble guerrera es pero que muy disfrutable.

Hace casi un año reseñaba en este mismo apartado el grandísimo score de la primera entrega de esta serie, siendo uno de los mejor valorados así como de los más destacados de nuestra web en 2016 y, evidentemente, si algo funciona, como he dicho al comienzo, no iba a ser cambiado en esta nueva temporada, así que Naoki Sato ha vuelto a ser el responsable de poner la música para  Seirei No Moribito 2 Kanashiki Hakaishin.

La música para esta entrega sigue el camino ya marcado en la primera y nos encontramos nuevamente con una partitura en la que el tema principal ya creado está muy presente en el transcurso de la serie, no solo en los títulos de crédito sino muy bien utilizado al servicio de la protagonista cuando lo requiere. Donde brilla en todo su esplendor es en el corte que abre esta edición en CD “Seirei no Mori Jin Main Theme”, pero lo iremos escuchando en pinceladas en otros muchos temas del score entre los que hay que destacar “Kyouchou” y “Kettou”, este último mostrando un momentazo de acción con Balsa como protagonista y donde la variación del tema principal creada por Sato con protagonismo de metales, percusión y cuerdas nos mantiene totalmente absortos a las imágenes es uno de los grandes momentos del score.

Dentro de esa acción antes comentada también encontraremos otro magnífico tema: “Datsu Jiki Sha”, en el que la tensión nos atrapa desde el primer momento con el sonido de la percusión y los metales junto a recursos electrónicos, pero ante todo esta historia es una historia de personajes, y como tal el score ofrece pasajes como “Mushou no Ai”, “Jikai”, “Otoku no Kizuna” o “Taikai no Tabibito”, que retrata de maravilla la nobleza de Balsa y el espíritu aventurero que hay en ella.

Cómo no, el elemento sobrenatural y étnico de la historia está también presente en la música, representado con voces femeninas así como sonidos de cascabeles, el sonido de la marimba o cuerdas muy disonantes y órgano. Reseñar que unos buenos ejemplos para crear esas atmósferas son “Shiitage Rare Shi Sha Tachi” y “Sada Taruhamaya-Kami To Hitotsu Ni Nari Shi Sha”.

Como broche a la historia aparece el también estupendo “Seinaru Kari-Hikari no Kiba-“, tema que deja muy patente cómo Sato sabe lo que necesitan las imágenes en cada momento. La voz solista femenina acompañada de la sección de cuerdas le otorga una preciosa solemnidad a la escena final que cierra la temporada y por un lado nos deja con muchas ganas de saber el destino de algún personaje pero igualmente nos hace imaginar o aventurar cual puede ser ese destino.

Como digo, todo un acierto y muestra de la maestría del compositor a la hora de componer y “hablar” con su música, y esta nueva entrega de Seirei No Moribito vuelve a demostrar que, casi con total seguridad, Sato es el mejor compositor japonés de la actualidad.