Puntúa esta banda sonora
Imagen

ImagenImagenImagen

Logan

Marco Beltrami
     
Año:   2017
Sello:   Lakeshore Records
Edición:   Normal
Nº Tracks:   25
Duración:   57:44
     
Ficha IMDB
Web del Compositor
 

 

Reseña por:
Juan Ramón Hernández

Imagen

1. Main Titles (2:21)
2. Laura (2:25)
3. The Grim Reavers (1:33)
4. Old Man Logan (2:45)
5. Alternate Route to Mexico (1:24)
6. That’s Not a Choo-Choo (2:13)
7. X-24 (2:47)
8. El Limo-Nator (1:38)
9. Gabriella’s Video (2:36)
10. To the Cemetery (0:55)
11. Goodnight Moon (1:56)
12. Farm Aid (3:12)
13. Feral Tween (3:35)
14. Driving to Mexico (1:42)
15. You Can’t Break the Mould (1:08)
16. Up to Eden (1:51)
17. Beyond the Hills (2:09)
18. Into the Woods (3:09)
19. Forest Fight (2:30)
20. Logan vs. X-24 (4:13)
21. Don’t Be What They Made You (2:04)
22. Eternum / Laura’s Theme (3:35)
23. Logan’s Limo (2:33)
24. Loco Logan (1:21)
25. Logan Drives (2:09)

Imagen

“Forest Fight”

 

“Logan vs. X-24”

 

“Logan’s Limo”

Imagen
El tono crepuscular y árido de la banda sonora.

Imagen
La falta de música que ahonde en la relación del trío protagonista.

Imagen
“Logan’s Limo”, “Forest Fight” y “Logan vs. X-24”.

BSOSpirit opina

ImagenImagenImagenImagen

Nota media: 7,50

Ángel Aylagas (7), Josep Manel Blanch (7), David Doncel (8), Fernando Fernández (9), Asier G. Senarriaga (7), Óscar Giménez (6), Ignacio Granda (6), Juan Ramón Hernández (8), David Martínez (7), Antonio Miranda (7), Jordi Montaner (9), David Sáiz (9)
Al fin una película a la altura del personaje

Las cosas como son, ninguna de las dos historias anteriores con Lobezno como protagonista eran nada del otro jueves. Solo la imponente presencia de Jackman interpretando al mutante de las garras de adamantium no era una garantía de que las películas fueran lo suficientemente buenas como para ser recordadas entre los puestos de honor de la gran cantidad de cintas que nos han llegado del género superheroico en los últimos tres lustros. Algo tan importante como el guion fallaba tanto en X-Men Orígenes: Lobezno como en Lobezno inmortal, haciendo que te las tomaras a pitorreo, como es el caso de la primera, o que te aburrieras como una ostra en buena parte de su metraje, como ocurría en la segunda. Una auténtica pena y desperdicio teniendo mimbres tan buenísimos de las fuentes originales del cómic para poder rodar grandes historias.

Tras estar a cargo de Lobezno Inmortal, James Mangold repite tras las cámaras en esta tercera entrega y ha hecho bueno ese dicho de “a la tercera va la vencida”. Es evidente que al realizador estadounidense la segunda película le ha servido como punto de referencia para ver lo que fallaba en su conjunto, e igualmente se nota que Jackman ha tenido más peso que nunca en la toma de decisiones respecto a la que iba a ser su última aventura como Logan, dando como resultado una gran película y cambiando totalmente el rumbo de la franquicia, bebiendo a partes iguales del western crepuscular y del cine postapocalíptico con sello Mad Max y The Road.

Con una gran dirección, ante todo, Logan es una película de personajes, una historia que nos habla de padres e hijos, de familia, de enfermedad y vejez. El triángulo Xavier-Logan-Laura nos ofrece momentos y diálogos realmente fabulosos, poniendo sobre la mesa temas que siempre están latentes en cualquier núcleo familiar y que, quieras o no, te tocan la fibra sensible. No es menos verdad que estamos ante una cinta protagonizada por uno de los mutantes más carismáticos del universo Marvel y, aunque en sus dosis justas dentro de un conjunto muy pausado, la película tiene también momentos memorables de acción, mostrando al Lobezno (brutal Jackman en su papel) que siempre hemos querido ver en pantalla los que sabemos cómo se las gasta el personaje y con ese gran descubrimiento y acierto de casting que es Dafne Keen Fernández (española por parte de madre) y cómo clava su papel como Laura o X-23, como prefiráis llamarla. Todo este conjunto hace de Logan una película única y distinta que sorprenderá a muchísimos espectadores.

Así como es cambiado el rumbo de la franquicia también lo es el de la línea musical a seguir, tanto que en un principio iba a ser Cliff Martinez quien se hiciera cargo de la partitura. Meses más tarde, productores y director recularon (sufrido y desagradecido trabajo es en ocasiones el del compositor para el audiovisual) para poner al mando a un viejo conocido del director, quien ya compuso la BSO de Lobezno Inmortal: Marco Beltrami.

Que Beltrami estuviera a bordo del proyecto no quería decir que Mangold hubiera cambiado de opinión en cuanto a discurso musical para la película. El compositor se aleja por completo de crear grandes temas orquestales o melodías y nos ofrece una partitura muy experimental en la que la música y sonidos creados son tan áridos y desoladores como los escenarios e historia que se nos plantea, sin olvidar dibujar con ella todo el hastío, soledad y desesperanza que desprende el personaje interpretado por Jackman.

Todas estas intenciones ya quedan más que manifiestas en “Main Titles”, “Logan’s Limo”, “Logan’s Drive” u “Old Man Logan”, por citar algunos donde los sonidos de piano, batería, guitarra eléctrica y armónica, unidos a la electrónica, desprenden ese poso de amargura, soledad y ambiente en el que se desenvuelve el personaje protagonista así como el toque de western crepuscular que persigue el film. En dichos temas también se deja escuchar el leitmotiv del score, que escucharemos también en “To the Cemetery” y “Driving to Mexico”.

Los temas de corte más electrónico suelen hacer acto de presencia cuando van asociados a los momentos más tranquilos asociados al personaje de X-23, unos sonidos que muestran desamparo, desconfianza, curiosidad, dolor; emociones que veladamente quedan mostrados en “Laura”, “Gabriella’s Video” y “Goodnight Moon”, o utilizando también el piano junto a estos sonidos para tratar de darle más poso dramático como sucede en “Don’t Be What They Made You” y “Eternum – Laura’s Theme”.

En el bloque de acción, que evidentemente es donde se tiene que desmelenar un poco el compositor, seguiremos encontrando recursos electrónicos, pero aquí Beltrami ofrece tensión y empaque a las escenas dándole mucho protagonismo a una percusión muy tribal o primitiva y en menor medida a las cuerdas, ofreciendo temas que funcionan perfectamente con las imágenes tales como “That’s Not a Choo Choo”, “El Limo-nator”, “Feral Tween”,  “Into the Woods” o el adrenalínico “Forest Fight”, sin olvidar el estupendo clímax final que Beltrami logra con “Logan vs. X-24”.

No será esta Logan una banda sonora que contente a una gran mayoría. De hecho, tratándose de una historia como la que se nos cuenta, personalmente echo de menos algún que otro  tema que ahonde en lo personal de ese triunvirato mencionado al principio: Xavier-Logan-Laura. Pero no es menos cierto que hay que reconocer el buen hacer de Beltrami en muchísimos pasajes de la película en los que su música funciona muy bien. Aunque ese ya es un veredicto que tendréis que dar vosotros tras haber visto el film.