Puntúa esta banda sonora
Imagen

ImagenImagenImagenImagen

The Lady in the Van

(La dama de la furgoneta)
George Fenton
     
Año:   2015
Sello:   Sony Classical
Edición:   Normal
Nº Tracks:   23
Duración:   58:06
     
Ficha IMDB
Web del Compositor
 

 

Reseña por:
Jordi Montaner

Imagen

01. Miss Shepherd’s Waltz (01:57)
2. Moving In (01:38)
3. Two Women – Tango (02:37)
4. Re-parking (01:39)
5. In Care (00:49)
6. The Neighbours (01:59)
7. Special Paint (01:52)
8. Collision and Confession (03:33)
9. Piano Concerto No. 1 in E Minor, Op.11 (Excerpt) (01:19)
10. The New Van (01:50)
11. Broadstairs (01:10)
12. Impromptu No. 3 in G-Flat Major, Op. 90, D 899 (Excerpt) (02:14)
13. Curtain Down (02:59)
14. Alive and Well (00:53)
15. Freewheeling (01:12)
16. The Day Centre (02:09)
17. A Sepulchre (02:57)
18. Remembering Miss Shepherd (00:54)
19. Walk Through the Cemetery (02:19)
20. The Ascension (Miss Shepherd’s Waltz) (03:26)
21. Impromptu No. 3 in G-Flat Major, Op.90, D 899 (06:27)
22. Piano Concerto No. 1 in E Minor, Op.11: II. Romanze – Larghetto (09:59)
23. Piano Concerto No. 1 in E Minor, Op.11: III. Rondo – Vivace (Excerpt) (02:29)

Imagen

“In Care”

 

“Remembering Mrs. Shepherd”

 

“The Ascension”

Imagen
Fenton puede hacer perfectamente de Desplat.

Imagen
Desplat sólo hay uno y a Fenton lo encontró Nicholas Hytner en la calle.

Imagen
“Impromptu…” Una desvencijada anciana recluida en un asilo se sienta ante un piano y sus manos empiezan a bailar ejecutando a Schubert; primero con timidez, luego con pasión desatada.

BSOSpirit opina

ImagenImagenImagenImagen

Nota media: 7,60

 Fernando Fernández (7), Asier G. Senarriaga (8), Óscar Giménez (8), Antonio Miranda (6), David Sáiz (9)
Neorrealismo inglés

theladyinthevan-poster

La historia es preciosa. Un relato de Alan Bennett (no se sabe hasta qué punto real) que el realizador Nicholas Hytner convierte en pieza maestra del neorrealismo cinematográfico inglés. Todo es en sí tan inglés que la música de The Lady in The Van no podía tener por compositor sino a nada menos que un músico con más de cien partituras cinematográficas en su haber… No me refiero a Desplat, sino a George Fenton.

A simple vista, la película requería un “savoir faire” tan propio de Desplat en este tipo de historias, pero también a alguien muy familiarizado con los mínimos y muy importantes detalles de la narración. La elección de Fenton se debe a que Fenton y Bennett son amigos desde hace mucho tiempo, y en la química melocinematográfica esto theladyinthevan-hammondpesa. Además, se explica la historia de una pianista clásica perdida en los avatares de la posguerra mundial, especializada en Schubert y Chopin, para cuya ocasión Fenton inviste de protagonista (actúa también representando a la Miss Shepherd joven) a la pianista Clare Hammond y requiere el concierto de la BBC Concert Orchestra, que el compositor conoce de haber trabajado con ella  en múltiples documentales.

“Miss Shepherd’s Waltz” abre una suite a ritmo de vals oscuro, tragicómico e incluso algo macabro que se extiende a lo largo de toda la banda sonora. Todos los otros temas, salvando el Impromptu de Schubert y el Concierto de piano de Chopin, son variaciones de este mismo vals.

theladyinthevan-4

Fenton no llegó a conocer a Miss Shepherd, aunque en cierta ocasión asistió a uno de sus conciertos y quedó tan prendado como Bennett. Cuando un compositor pone en solfa algo vivido en primera persona dimensiona la partitura. El vals de Fenton, que en ocasiones se italianiza un poco al estilo de Rota o Piovani, sigue una pauta casi idéntica a la composición de Desplat para su Venus de Polanski. Tanto es así que se podrían intercambiar ambas partituras sin alterar su pertenencia a lo narrado, lo filmado, lo expuesto. Asimismo, la película reproduce un fragmento del concierto que la Shepherd ofreció en los Proms hacia 1930, que marca la pauta en todo el desarrollo de la banda sonora.

El piano manda, impone. Clare Hammond sigue al pie de la letra las instrucciones del veterano Fenton. Todo transcurre a ritmo de vals, un-dos-tres, un-dos-tres… Sin embargo, la música desenvuelve secretos donde el silencio de los diálogos lo permite; y, con cada secreto, una emoción.

Desde “Miss Shepherd’s Waltz” hasta “The Ascension”, el vals-suite compuesto por Fenton pone mucha delicadeza en sus intersecciones con los temas clásicos. Esta simbiosis de la música de Fenton con las piezas compuestas por Schubert o Chopin es particularmente ejemplar en el tema “Moving In”.

Los temas “In Care” y “The Neighbours” suavizan la cruda realidad de una protagonista impecablemente representada por Maggie Smith.

theladyinthevan-2

No faltan entonaciones casi grotescas, críticas, pantomímicas, como en “Collision and Confession”“Curtains Down”, en las que se nos muestra una debilidad preocupante, rayana en la enfermedad mental, y la dificultad de toda una comunidad para lidiar con este tipo de situaciones en un distrito de Londres tan peculiar como Camden Town (Gloucester Crescent).

theladyinthevan-5

Todo parece transcurrir de mal en peor, pero Fenton proporciona algún pellizco de alivio como con su pieza titulada “Freewheeling”, simpática, con resonancias de su partitura para Valiant. El homenaje de Fenton se asimila finalmente a un solo de piano para la pieza “A Sepulchre”, toda una elegía.

THE LADY IN THE VAN

THE LADY IN THE VAN

Informar, por último, que quien quiera y pueda tiene la oportunidad de asistir el próximo 8 de diciembre, a las 19:30 en el Royal Albert Hall, a un concierto de Fenton con la Philharmonia Orchestra en el que se interpretará la música de The Lady in the Van con Clare Hammond como pianista invitada.