Puntúa esta banda sonora

 

 

  Once Upon a Time – Season 2

(Érase una vez – Temporada 2)
Mark Isham
     
Año:   2013
Sello:   Intrada
Edición:   Normal
Nº Tracks:   25
Duración:   63:35
     
Ficha IMDB
 
Web del Compositor
 
 

Reseña por:
Óscar Giménez

 
1. Sleeping Beauty (02:29)
2. True Love (04:45)
3. Magic (03:12)
4. We Are Both (01:41)
5. Meet the Jefferson (02:37)
6. Ruby and Granny (01:54)
7. A Real Boy (02:26)
8. The Hedge Maze (04:13)
9. Regina’s True Love (02:29)
10. Storybrooke Reunions (02:12)
11. The Duelists (01:21)
12. The Lady Jack (00:45)
13. In a Burning Room (04:16)
14. Tallahassee (02:21)
15. This Boy Will Be Your Undoing (02:46)
16. Science! (01:23)
17. To Neverland! (01:58)
18. Cora’s Waltz (02:19)
19. Snow White in Black (02:45)
20. How Magic Is Made (03:33)
21. One Perfect Day After Another (02:37)
22. Bae and the Shadow (02:45)
23. Tamara Shows Her True Colors (04:20)
24. The Adventure Begins (02:14)
25. Main Title (00:14)
 
 

“Main Title”

“The Lady Jack”

“Snow White in Black”


Igual que en la temporada anterior, la música de Once Upon a Time sigue fiel a la propuesta inicial. Aunque en cierto modo se trata de una partitura tradicional y relativamente sencilla, despliega un gran abanico de propuestas muy agradables de escuchar con los ojos cerrados para evocando mundos de fantasía. Además, recupera buena música de la primera temporada que no se editó en el primer CD.


No se me ocurre nada. No es de lo mejor de Mark Isham, pero es justo lo que la serie requiere.


Tengo debilidad por “Snow White in Black”, igual que por el tema de Emma. También destacaría de este disco cortes como “Regina’s True Love”, “The Lady Jack” y “The Adventure Begins”.

BSOSpirit opina

Nota media: 6,50
 
Fernando Fernández (7), Asier G. Senarriaga (6), Óscar Giménez (8), Juan Ramón Hernández (6), David Martínez (6), David Sáiz (6)
 

 

Reseña Temporada 1

alt

 
Más Isham en clave fantástica
 

altParece claro que las historias basadas en los cuentos clásicos están de moda. El éxito de la primera temporada de Once Upon a Time condujo a la aprobación de la segunda,de la tercera e incluso de un spin off ambientado en el País de las Maravillas titulado Once Upon a Time in Wonderland.

La serie televisiva creada por Adam Horowitz y Edward Kitsis sigue adelante con paso firme y con una importante legión de seguidores –autodenominados oncers-, y va incorporando cada vez más personajes extraídos de los cuentos de hadas y de otras fuentes literarias. Y al frente de la música sigue Mark Isham, quien continúa desarrollando nuevos leitmotivs para todos ellos sobre un concepto musical melódico de raíces tradicionales muy bien asentado, como ya expliqué en la reseña de la música escrita para la primera temporada. Ya puestos, vamos con la reseña de la segunda.

altPara hacer memoria, recordemos que una maldición provocada por Regina, la Reina Malvada, dejó amnésicos a los personajes de los cuentos, que acabaron viviendo en un pueblo costero de Nueva Inglaterra llamado Storybrooke. Por allí deambulaban, aunque con otros nombres, Blancanieves y sus enanos, Rumplestiltskin, Caperucita, el Hada Azul, Pepito Grillo, Cenicienta y un largo etcétera. Y también Emma, hija de Blancanieves enviada al mundo real ante la llegada de la maldición, a quien su hijo Henry le explicó lo que ocurría en el pueblo.

altEl episodio final de la primera temporada trajo la magia de vuelta a Storybrooke y los recuerdos de quién eran realmente volvieron a todos sus habitantes. A lo largo de 22 nuevos capítulos desfilaron personajes conocidos y otros nuevos –desde el capitán Garfio y Mulan al mismísimo doctor Frankenstein-, a los que Mark Isham fue asignando sus correspondientes motivos musicales que iremos comentando a continuación. Eso sí, la serie no perdió un ápice de su tono ñoño y almibarado. Después de todo, si con ello tuvo éxito, para qué cambiar…

La música que se quedó sin editar
Recordemos que la edición discográfica de la primera temporada se quedó mutilada, puesto que solamente incluyó música de los primeros 14 episodios de un total de 22. Esto se ha resuelto en el disco de la segunda, que contiene siete tracks procedentes de aquellos capítulos restantes, música esencial desde el punto de vista narrativo de la serie.

altEl primero de estos cortes que encontramos en el CD es “True Love”. Es música del episodio final de la primera temporada que recopila una serie de temas destacados. Tras una entrada de acordes lentos, escuchamos el tema de Bella con piano, cuerdas y maderas. Poco después encontramos una emotiva versión con violonchelo del tema de Emma, que está en el hospital junto a la cama donde su hijo Henry está inconsciente.
 

El carácter triste de la música da paso a sonidos más optimistas, con un metalófono interpretando la serie de notas asociadas a la idea de cambio en Storybrooke. Las cuerdas transmiten esperanza y desembocan en el tema del amor verdadero, asociado a Blancanieves y el Príncipe, que se encuentran en la calle y se besan.
 

alt“Magic” también corresponde a aquel capítulo final. De hecho, es la música de los últimos instantes de la temporada. De nuevo arranca con el tema de Bella, que está junto a Rumple en el bosque, a punto de romper el hechizo para devolver la magia al pueblo. Sobre escalas de metalófono, las cuerdas se vuelven cada vez más amenazadoras, crecen en potencia, acompañadas por metales y percusión, mientras una nube púrpura se extiende por todas partes.
 

altLos otros cinco tracks de la primera temporada son de episodios previos. Ahí está “Meet the Jefferson”, que contiene el tema del Sombrerero Loco. El corte comienza con el leitmotiv del personaje, con marimba y metalófonos, desarrollando una melodía un tanto extraña, entre cómica y esquizoide.
 

La música sigue en tono siniestro –cuando el Sombrerero rapta a Emma-, y continúa con un fragmento de acción trepidante, seguido de un suave tema de metalófono, correspondiente a otra escena de la historia en la que el Sombrero corre por el bosque en el mundo de fantasía y se encuentra con su hija.

altEl disco sigue con “Ruby y Granny”, que presenta el tema de Caperucita y su abuela, y que procede del episodio de la primera temporada que narraba la historia de estos personajes –bastante diferente del cuento, por cierto-. El tema de Caperucita se desarrolla con metalófono tras una entrada triste de cuerdas y se basa en series de cuatro notas ascendentes con apoyo de cuerdas.
 

altTambién es de destacar el tema de Pinocho, que encontramos en “A Real Boy”, cuando en la orilla del mar se transforma en “un niño de verdad”.
 

“The Hedge Maze” nos traslada al País de las Maravillas, adonde viajan Regina y el Sombrerero Loco. Sonidos siniestros, una intrigante melodía de metalófono y pasajes de acción y misterio, donde no faltan coros ni metales, se combinan a lo largo de este corte muy bien trabajado por el compositor.

altPor último, “Regina’s True Love”, que contiene el tema de Regina y Daniel, era uno de los leitmovits que más se echaban en falta en el primer disco. La música arranca con brío mientras Regina –todavía una joven enamoradiza sin maldad- cabalga por el prado. Luego escuchamos el bonito tema de amor creado por Isham para su romance imposible con el chico de los establos, que suena como una cajita de música, a la que acompañan el arpa y las cuerdas.
 

Nueva temporada, nuevas historias
El resto del disco abarca toda la segunda temporada, desde el principio hasta el final, no como ocurría con el CD de la primera. No hay música de todos los episodios, evidentemente, pero sí una buena selección de los momentos musicalmente más destacados.

altAlgunos incorporan los leitmotivs ya conocidos de personajes que ya salían en la primera temporada. Ahí tenemos “We Are Both”, basado en el tema del Príncipe, que ejecutan el oboe y, más adelante, las trompas, cuando el personaje arenga a los habitantes de Storybrooke.
 

La música del corte “Things Are Changing in Storybrooke” (del disco de la primera temporada), con series de notas ascendentes de metalófono asociadas a la idea de cambio en el pueblo, la volvemos a oír en este segundo CD en “Storybrooke Reunions”. De algún modo representa al pueblo y a sus habitantes, que deciden irse a cenar todos juntos.
 

En el mismo corte, antes de ese tema, encontramos música asociada a la relación entre Henry y su madre adoptiva Regina, un tema reposado y bonito, ejecutado con arpa y metalófono sobre cuerdas.
 

alt“In a Burning Room” finaliza con una exposición brillante del tema del amor verdadero, cuando en una dimensión onírica se reencuentran los personajes de Blancanieves y el Príncipe. Hasta que llega ese final, el corte es de carácter tenso y oscuro, con arpa y coros sobre cuerdas y sonidos electrónicos que lo hacen crecer progresivamente.
 

El tema de Emma, muy emotivo, interpretado con vibráfono, ocupa la primera parte de “Tallahassee”, en un flashback donde se relata su antigua relación con Neal, personaje importante que aparece en esta segunda temporada y que resulta ser el padre biológico de Henry.
 

altEl mismo corte ofrece después el tema de Emma y Neal, que combina vibráfono y órgano con un aire de rock progresivo.
 

Por su parte, el tema de Regina –al margen del “Main Title” de 14 segundos incluido al final del disco- lo podemos escuchar en “One Perfect Day After Another”. Después de un fragmento inicial lento y dramático, con un compás de tres por cuatro muy marcado, se desarrolla el conocido tema de la Reina Malvada, mientras pasea por Storybrooke en un flashback de cuando era una alcaldesa y no tenía problemas. La música progresa en intensidad y conduce a una especie de vals más oscuro y siniestro.
 

altVayamos ahora repasando los nuevos temas para nuevos personajes. No están todos, pero estos son los que me han parecido más identificables. Comenzamos por el tema de Cora, la madre de Regina que se las apaña para viajar a Storybrooke con no buenas intenciones. Su leitmotiv, muy utilizado a lo largo de la serie, tiene su presentación en el disco en “How Magic Is Made”. El tema suena misterioso y lento al principio, y continúa con tono muy amenazador, representando perfectamente al personaje. Corresponde a la escena en que Rumplestiltskin firma con ella un contrato y le enseña a utilizar la rueca con la que transforma mágicamente la lana en oro.
 

Hay otro corte referido a Cora, “Cora’s Waltz”, si bien se trata de dos partes de música de danza de aire medieval para una escena en la corte a la que asiste el personaje.
 

altOtro de los personajes nuevos más destacados de la temporada es Garfio. Su tema también se usa a menudo a lo largo de la serie y tiene un más que evidente aroma marinero. Lo encontramos por primera vez en el disco en “The Duelists”, con un ritmo de lucha de espadas muy marcado, mientras se enfrenta a Rumple.
 

Lo escuchamos también en “To Neverland!”, en una interpretación de tipo folclórico, con guitarras y flauta. Tras una fragmento intermedio más incidental, mientras Garfio habla con Smee, su leitmotiv reaparece versionado con fuerza cuando dirige el barco hacia Nunca Jamás.
 

altComo he comentado antes, otro personaje relevante es Neal, quien además de ser el ex de Emma y padre de Henry, también es el hijo de Rumplestiltskin, y que se llamaba Baelfire en el mundo de los cuentos. Aparte del motivo creado para su relación con Emma, existe asimismo un tema de Neal que oímos al principio de “This Boy Will Be Your Undoing”. Se trata de un motivo melancólico de piano apoyado sobre cuerdas.
 

Suena en una conversación que tiene con su hijo en Nueva York, aunque el corte deriva después por zonas más intensas y dramáticas en un flashback de su padre Rumple con una adivina en el bosque encantado.

altBaelfire también es el protagonista de la escena que corresponde al corte “Bae and the Shadow”, cuando de niño acaba en Londres en casa de los Darling, conociendo a Wendy y sus hermanos, y enfrentándose a la sombra que los visita por las noches. El corte contiene música de acción y terror, con fragmentos oscuros y ominosos, así como ritmos con potente percusión de intensidad creciente.
 

altRespecto a personajes secundarios, en el track que abre el CD tenemos el tema de Aurora, la Bella Durmiente. Igual que sucedía en el primer episodio de la primera temporada, vemos dos caballos galopando. En uno de ellos va un príncipe que se dirige a un palacio del desierto para acabar besando a una muchacha dormida. El inicio es trepidante, con cuerdas, percusión y metales marcando el ritmo de la galopada. Luego entra una parte más pausada, con metalófonos, y poco después tenemos el tema de Aurora, con metalófono, flauta y cuerdas.
 

altPara mi gusto, uno de los momentos musicales más conseguidos del disco es el tema de Lady Jack, personaje de muy poco recorrido en la serie. Se trata de Jack el cazagigantes, solo que en este caso es una joven llamada Jacqueline. Metalófonos y arpa desarrollan su leitmotiv, breve, bonito y evocador, cuando se presenta ante el gigante Anton. El corte es “The Lady Jack”.
 

altNo todos los personajes de la serie proceden de los cuentos de hadas. Ahí tenemos al médico del pueblo, el doctor Whale, que en el mundo de fantasía no es otro que el doctor Frankenstein –un guiño a James Whale, que fue el director de Frankenstein, la película de 1935-. También tiene su tema en “Science!”, con cuerdas, coros, metalófonos e incluso lo que parece un theremin, que suenan en plan tenebroso cuando trata de resucitar a un cadáver.
 

altSin duda, un de los highlights del disco es “Snow White in Black”, un tema de enorme belleza creado para el personaje de Blancanieves de niña y asociado a la muerte de su madre. Es uno de los más conseguidos de toda la segunda temporada, basado en una triste melodía que desgrana a veces el chelo, a veces el violín. Una demostración del gran talento del Isham cuando se dispone a tocar la fibra emocional.
 

Queda comentar dos cortes que corresponden al tramo final de la temporada. Por un lado, “Tamara Shows Her True Colors”, tema de acción y misterio para una escena del penúltimo episodio en que Tamara, prometida de Neal, revela sus intenciones y se enfrenta a Emma y Neal. La música atraviesa momentos de mayor y menor ritmo para acabar desbocándose con intensa percusión y finalizar con una breve frase del tema de Emma en clave dramática.

altPor último, “The Adventure Begins” recoge la música del final de temporada. Es un tema intenso y dramático, con arreglos de cuerdas elaborados que evocan una sensación tan misteriosa como aventurera, mientras vemos a varios protagonistas dirigirse hacia… un mundo distinto.
 

Con todo lo dicho, Isham mantiene el mismo concepto de la primera temporada, aportando mucha música nueva y dejando patente su extraordinaria calidad y versatilidad como compositor. Érase una vez tiene su sonido distintivo: clásico, melódico, emotivo y aventurero, perfectamente reconocible por su orquestación, a pesar de la gran variedad de su material temático.