Puntúa esta banda sonora
Imagen

ImagenImagenImagenImagen

Brotherhood of Blades II: The Infernal Battlefield

(Xiu chun dao II: xiu luo zhan chang)
Kenji Kawai
     
Año:   2017
Sello:   Jiaoliu
Edición:   Limitada
Nº Tracks:   14
Duración:   47
     
Ficha IMDB
Web del Compositor
 

 

Reseña por:
Juan Ramón Hernández

Imagen

1. Fight
2. Hell
3. Survival & Encounter
4. A Guardian
5. Dark Clouds
6. Restrained
7. Attack
8. Backstab
9. Thunder
10. Name
11. Hell Change
12. Heart
13. Detached
14. Embroidery Spring

Imagen

“Survival & Encounter”

 

“Backstab”

 

“Thunder”

 

“Hell Change”

Imagen
Sin lugar a dudas, cómo la acción es acompañada por la música de Kawai. Si ya de por sí Lu Yang dirige en este aspecto una película sobresaliente, la banda sonora hace que la adrenalina y el espectáculo se eleven más si cabe.

Imagen
Que la banda sonora solo se haya editado en China de una manera muy limitada. Para los más puristas de la música de cine seguro que la pega será que la música sólo sea concebida para dar más espectacularidad a las imágenes y no tenga un hilo conductor, el cual en mi opinión no necesita.

Imagen
“Survival & Encounter”, “Backstab”, “Thunder”, “Hell Change”.

Wuxia de calidad

Precuela de Brotherhood of Blades (2014), The Infernal Battlefield amplía el alcance de la película original echando la vista atrás para explicar cómo el protagonista, Shen Lian, pasó a formar parte de la temible guardia imperial. Una película que continúa brindando toda la acción e intriga del que los amantes del wuxia tanto gustamos.

La historia nos presenta a Shen Lian (nuevamente interpretado por un excelente Chen Chang) recobrando el sentido en un campo de batalla cubierto de cadáveres, justo a tiempo para salvar la vida de Lu Wenzhao (interpretado por Zhang Yi). Ocho años después en Beijing, Shen es un guardia imperial bajo la protección de Lu, en una época en la que los guardias imperiales son famosos por aceptar sobornos para encubrir o arreglar crímenes.

Pero Shen es diferente. Investigando un asesinato en un restaurante, encuentra pistas de que la víctima fue asesinada por su conexión con la corte del emperador. Con varias facciones compitiendo para suceder al emperador enfermo, Shen no tiene forma de saber en quién confiar. Además, la afición de este por los dibujos de Bei Zhai (interpretada por una bella y etérea Yang Mi) hace que se vea envuelto en una conspiración rebelde.

El director y coguionista Lu Yang, quien también dirigió la primera película, capta muy acertadamente la intriga política con giros rápidos y seguros. La respuesta incorrecta a una pregunta simple durante una comida puede llevar a la prisión o la muerte. Incluso la poesía y las pinturas son sospechosas.

Chantajeado para destruir los archivos imperiales, llenos de testimonios y registros peligrosos, Shen encuentra pistas sobre los intentos de acabar con la vida del emperador. Pero cada paso que da lo ata más cerca de los rebeldes. El trabajo de detective del guardia rival Pei Lun (estupendo Lei Jiayin en el papel) amenaza con provocar que la autoría de varios asesinatos recaigan en Shen. Incluso Lu, en medio de su propia intriga con gobernantes de la corte, ya no puede proteger a su amigo.

Con su amplio reparto y sus alianzas cambiantes, The Infernal Battlefield puede ser difícil de seguir para quienes se acerquen a esta película, pero ayuda mucho en su visionado el que Lu Yang haya construido un ramillete muy bueno de personajes, bastante carismáticos e interesantes, entre los que destaca por encima de todos el trío protagonista: un detective inteligente como Pei Lun, que emplea buenas dosis de humor realizando su trabajo, mientras que Bei Zhai hace uso de su belleza y su impotencia para enmascarar una voluntad de hierro y, cómo no, el ceñudo y escéptico Shen Lian, que es un antihéroe fascinante, tratando de limpiar su propio nombre pero reacio a lastimar a sus amigos si ese es el precio a pagar, enfrentándose al constante ataque de rebeldes y guardias por igual. Con el añadido de que él mismo ha cometido algunos crímenes bastante desagradables. Un acierto más a añadir a las complejidades morales de la película y el personaje que Chang borda.

La película tiene muchos puntos fuertes. La acción en The Infernal Battlefield es tensa y cruel, y también intrínseca a la historia. A diferencia de la mayoría de las películas del género Wuxia, las peleas aquí encajan a la perfección en la narrativa, haciendo avanzar en lugar de demorar la trama, cómo no, con grandes coreografías y un apartado técnico en cuanto a fotografía igualmente potente para presentarnos una historia con una alegoría política bastante obvia, un romance melancólico, una historia de detectives trepidante y una  gran cohesión con la anterior película.  Y para redondear todo este apartado técnico ya de por sí más que notable queda por destacar la estupenda banda sonora que acompaña a la película.

Kawai en estado puro, la música de Brotherhood of Blades II: The Infernal Battlefield

Con toda su esencia. Así es como ha trabajado el Maestro nipón el score de esta historia. Kawai se desenvuelve como pez en el agua en cualquier género, pero siempre me ha parecido que da un extra cuando se dan dos casos: trabajar con Mamoru Oshii y verse envuelto en una producción de las características que nos ocupa, creando estupendas bandas sonoras que contienen grandes temas y funcionan como un reloj junto a las imágenes, y esta ocasión no ha sido tampoco una excepción en la calidad de este trabajo en el que el compositor ha creado una partitura donde acción, drama y en menor medida el romance son los protagonistas de esta.

A modo de prólogo, la banda sonora abre con el corte “Fight”, donde una etérea voz femenina en su comienzo, junto a breves pasajes electrónicos nos dibujan un campo de batalla siendo la irrupción de la percusión y cuerdas acompañadas de un poderoso coro los que den acompañamiento a una lucha que todavía no está finalizada, siendo “Hell”, con coros como protagonistas el tema que retrata la barbarie de la guerra con la imagen de miles de hombres muertos ante los ojos de dos de los protagonistas.

Con “Survival & Encounter” entramos de lleno en lo que realmente es el detonante de la historia, varios asesinatos, palabras y pensamientos que deberían quedar ocultos, envidia… una persecución, lucha y actos a los que las señas de identidad más reconocibles de la música del compositor se unen para dotar a la escena de toda la adrenalina necesaria que dan las percusiones, cuerdas, metales y electrónica. Dicha acción torna a drama y misterio con la irrupción de los teclados y el piano para mostrar como finaliza la persecución y las consecuencias que puede acarrear.

El sonido del erhu junto al arpa en “A Guardian” nos presenta al completo el tema de amor de la película. Dicho tema va ligado al personaje de Bei Zhai, el cual describe con total acierto tanto la belleza de la mujer como ese aire etéreo que destila su persona unido al misterio que hay tras ella y sus dibujos.

A continuación escucharemos “Dark Clouds”, tema que en su comienzo transmite a través de unas pausadas cuerdas y el continuo golpeo de percusión toda la tensión que se palpa en la escena entre Shen Lian y quien parece ser que ha descubierto lo que la guardia imperial oculta, para acto seguido el tema tornar a una música cargada de adrenalina para acompañar la escena de lucha que acontece y las fatales consecuencias de esta muy bien reflejadas musicalmente en su parte final.

“Restrained” es un corte que bajo las notas del sakuhachi y el koto principalmente dan a entender lo prohibido del lugar que en ese momento están pisando los protagonistas, igualmente las cuerdas sirven para añadir la tensión necesaria al momento.

Tras este momento pausado pero tenso, regresa la música más reconocible de Kawai, en su primera mitad con las percusiones de las que tanto gusta usar en sus trabajos a las que une con muy buen tino el sonido del shinobue (flauta usada en el teatro Kabuki) pues la secuencia es muy teatral en sí misma, sirviendo ambos recursos musicales de excelente prólogo para el ataque por sorpresa llevado a cabo por los enemigos de los protagonistas.

Con el arpa nuevamente al frente nos topamos con “Backstab”, bellísimo corte que nuevamente va unido a la etérea y misteriosa Bei Zhai, facetas que son más remarcadas todavía con la utilización de los coros y, cómo no, de la embriagadora música interpretada por el erhu junto a la sección de cuerda. Retratando en su conjunto una preciosa escena de la película que sirve como antesala a la aparición de “Thunder”, tema desbordante de acción y adrenalina que sirve para acompañar otra tremenda secuencia de persecución y lucha a la que las percusiones y coros potencian de una manera tremenda para sumergirnos a los espectadores en ella.

La partitura vuelve a ser pausada en “Name”, con una nueva aparición del tema de amor de Bei Zhai,pero sólo será un mero espejismo que dará entrada a unos poderosos metales y coros que nos vuelven a plasmar lucha mientras el constante golpeo de una solitaria percusión hace ganar enteros a la tensión que se vive en ese instante con la pareja protagonista para a continuación volver a ser un tema completamente desatado por cortesía de las percusiones electrónicas, cuerdas y coros, haciéndonos vibrar con un tema construido con total acierto para hacer lucir hasta el mínimo movimiento plasmado en las coreografías de esa lucha. Este track enlaza escenas y da paso a “Hell Change”, tema de más duración de la banda sonora y el que contiene más carga dramática mientras asistimos a la decisión final de Shen Lian mostrando ese honor y decisión que tiene por encima de todo, anteponiéndolos a la supervivencia y una posible felicidad en su futuro.

Esos actos y drama son mostrados con la sección de cuerdas en modo solemne a la par que sentimental, siendo reforzada por los coros femeninos y masculinos que se entrecruzan al igual que las miradas de la pareja protagonista mientras cada uno de ellos asume su destino. El arpa y el erhu marcan los pasos de Bei Zhai, mientras se aleja siendo la percusión y coros los que apuntalan el noble a la par que heroico acto de Shen Lian. Complementará este desenlace “Heart”, tema donde la electrónica y los coros sirven a modo de epílogo para la historia del protagonista y su destino. Destino que igualmente queda reflejado (en esta ocasión el de Bei Zhai) con “Detached”, track en donde el  bonshō (campana utilizada en los templos budistas de Japón) explica perfectamente el aislamiento de la joven protagonista para salvaguardar su integridad. Los coros y electrónica reflejan la belleza del paraje donde se halla y las notas finales del erhu mostrarán nuevamente tanto su carácter mientras está pintando así como el dejar una puerta abierta a un posible futuro en el que vuelva a estar acompañada. Broche perfecto para el final de la historia.

Cierra esta banda sonora la canción “Embroidery Spring”, un bonito tema interpretado por la estrella china de la canción Tan Weiwei y cuyos arreglos son obra del propio Kawai.

En definitiva, no me queda más que recomendar otro muy buen trabajo de Kenji Kawai, el cual, con su tan personal y reconocible forma de entender la música hace que una película de manual y muy interesante para los seguidores del Wuxia gane muchos enteros con su estupenda creación.