Puntúa esta banda sonora

 

 

  Aritz Villodas. Movie Music

 
Aritz Villodas
     
Año:   2005
Sello:  
Edición:   Promocional
Nº Tracks:   17
Duración:   49:19
     
Ficha IMDB
 
Web del Compositor
 
 

Reseña Por:
David Doncel

 
1. BSOSpirit (Orchestral Version) (02:40)
2. Pa Ti Pa Siempre (Tema Central) (01:57)
3. Un Héroe de Acción (Suite) (04:03)
4. A Veces Ocurre (Suite) (04:59)
5. Sintonía #1 (00:22)
5. Ellos Son Noche (Suite) (12:37)
6. Érase Una Vez en el Año 2000… (End Titles) (01:55)
8. Sueños (Suite) (05:52)
9. Tango Alegre (TCM Young Composers Contest) (01:32)
10. Va de Cine (Radio Tune) (00:49)
11. Highlands (Work Tape) (02:51)
12. Ondas Paralelas (Theme) (01:22)
13. First Minute (01:04)
14. First Minute (voice: José María Pou) (01:04)
 
Bonus Tracks (BSOSpirit)
 
15. BSOSpirit (Original Midi) (02:40)
16. Alias Spirit (Spoof Variation) (00:35)
17. Elfman Spirit (Spoof Variation) / Pa ti Pa Siempre (Original Demo) (02:57)
 
 
 


La indudable capacidad de Aritz para confeccionar themes, a cual más conseguido.


El sonido midi de algunas composiciones, algo que le resta mérito a las estupendas composiciones.


Aquí no soy objetivo, pero evidentemente los que más cerca me tocan: el Himno de BSOSpirit, Ellos son noche y Ondas paralelas.

 
  alt  
 
 
Aritz Villodas, el espíritu de BSOspirit
 

altParece que fue ayer cuando entrevistamos a Aritz, iniciando así una lista de entrevistas que nos han encaminado a entrar en contacto con compositores de otras nacionalidades. Lo que está claro es que nuestro interés de no dejar de lado a los compositores desde sus comienzos esta más que presente en nuestra pagina, ya sea a partir de algún concurso, como de los premios Goldspirits, cuya próxima ceremonia contará con varias categorías centradas en esta promoción.

Y ese interés es claro: un compositor los es desde sus inicios, indiferentemente de que trabaje para Steven Spielberg o para Juan Antonio Anguita (magnífico cortometrajista). En mi no tan larga afición a este mundo de la música de cine, he podido constatar que hay compositores noveles que tienen una frescura y una calidad creativas que ya la quisieran algunos compositores más reconocidos. Tal vez se deba no sólo al talento innato sino a esa fuerza, esa inquietud de demostrar algo, demostrar que una persona tiene bastante que decir en un mundo donde básicamente te imponen ser mudo.

El caso de Aritz es ejemplar. Ha ido labrándose camino él solo gracias a su talento, con un estilo que bebe directamente de las raíces cinematográficas más profundas, propias de John Williams, Danny Elfman, o Ángel Illarramendi, es decir, un compositor que se mueve como pez en el agua en cualquier estilo, sin perder el suyo propio, un estilo muy definido y perfectamente identificable por aquellos que tenemos el placer de disfrutar de su música.

Además, el compositor ha sabido ser reconocido popularmente, algo de lo que muy pocos pueden presumir, ya que su composición para el Himno de Bsospirit fue elegida ante una competencia brutal, donde otros compositores de igual calidad, demostraron que en este mundo hacen falta más oportunidades, pues de talento andamos sobrados.

Esta sensación única de ver reconocido tu trabajo y tus ideas por un determinado sector de aficionados ha sido, tal vez, superada hace unos días por la posibilidad de que ese himno se torne orquestal y no “sampleado”, como suele ser habitual a estos niveles. Todo compositor que se precie tiene que experimentar una sensación única al ver una obra escrita por él en la intimidad, interpretada por un conjunto de instrumentistas que hacen esas notas suyas con su especial interpretación.

Así nos hacíamos eco desde BSOSpirit de que nuestro himno, creado por Aritz Villodas, había dado el paso definitivo para ser considerado un himno en toda regla, ser interpretado por una orquesta, gracias a la inestimable ayuda y ofrecimiento de Pavel Malkov, y por extensión sus colaboradores Maxim Koshevarov (director/orquestador) y Alexey Barashkin (ingeniero de sonido). El pentagrama que contenía esas mágicas notas que daban forma a nuestro himno era entregado a la Saint Petersburg Festival Orchestra, la cual está formada por miembros de la Academic Symphony Orchestra de la Filarmónica de San Petersburgo. Un lujazo.

Supongo que Aritz pensó que era la oportunidad única de hacer un recopilatorio de toda la música que ha ido componiendo hasta nuestros días, y que este himno en su versión orquestal debía precisamente abrir ese recopilatorio. Así, tenemos en nuestras manos este magnífico promocional que nos mece por una variada cantidad de sensaciones, como diferentes son los estilos que Aritz asume para plasmar en notas las ideas de los cortos y anuncios a los que debe música.

Como he dicho el promo empieza con el Himno de BSOSpirit en su versión orquestal, y es bueno hacer esta puntualización pues los bonus tracks, tres en total, son versiones de este himno, no orquestales, algunas de ellas bastante curiosas.

El himno en su versión orquestal es realmente imponente, con una parte intermedia realmente exquisita. Podéis escucharlo aquí.

Después le sigue el tema central del cortometraje “Pa ti pa siempre“, un corto excelente, de estupenda factura e importante producción, donde la música de Aritz se contrapone a ese sentido socarrón de comedia que tiene toda la historia. Y se contrapone, pues su música es más dramática que cómica, creando para este tema principal una especie de vals bastante deudor de una época y de una región.

El tercer corte es una suite de otro cortometraje, “Un héroe de acción“, otra comedia donde la música de Aritz busca de nuevo enfatizar otras sensaciones, más que centrarse en la comedia al uso. Es variada y con algún que otro momento destacable, sobre todo la parte más tranquila e intimista, sin olvidar la versión a guitarra del tema principal.

El cuarto tema es otra suite de otro cortometraje, “A veces ocurre“. De nuevo Aritz demuestra que es único para la creación de themes. Sinceramente creo que es su mayor cualidad, a veces llega a ser algo sobrenatural. Para este corte crea una paleta melódica exquisita, que se vería infinitamente agradecida por una instrumentación real, y es que, como ya hemos comentado, el principal handicap de un compositor que se mueve por estos niveles es la falta de presupuesto para enriquecer formalmente su obra. De todas formas, esta partitura se ve beneficiada con una estupenda interpretación a piano del tema principal que evidencia las sensibilidad de Aritz.

El corte cinco, se dirige a otro campo de acción, las sintonías para medios de comunicación.

Para el corte sexto uno no tiene demasiadas palabras objetivas, y es que se centra en una suite para un largometraje inacabado que llevó a cabo hace unos cuantos años. Lo mejor, sin duda, era la música de Aritz (sin olvidar la parte final de Carlos Sánchez), y algunos planos muy “Carpentianos”. El proyecto se llamó “Ellos son noche” y muchas personas me suelen preguntar por él. La vida, la falta de tiempo y las satisfacciones que provocan otros caminos que uno toma en la vida, al final han dejado que “Ellos son noche” espere su montaje definitivo, tal vez para algún momento más propicio. Aritz, sin embargo, creó una paleta de diferentes themes, como diferentes y variados personajes había en el relato, que enriquecía notablemente el universo de “Ellos son noche“. Doce minutos nada más y nada menos nos regala Aritz de “Ellos son noche“, una autentica gozada. Si queréis saber más de la banda sonora completa, podéis ver la reseña realizada por nuestro compañero Jorofer.

El séptimo corte nos regala otro soberbio tema, el “End Tittles” de “Érase una vez en el año 2000“. Coros sintetizados y un sonido muy a “The Mission“, de Ennio Morricone.

Gracias a “Sueños” pude conocer la música de Aritz. Él llego a nuestra lista de correo, dejó un enlace a su música para este cortometraje, y en ese momento supe que Aritz seria el encargado de dar música a “Ellos son noche“. Es en el track 8 donde Aritz nos regala una suite de “Sueños“. En ella nos anticipa un sonido que ya desarrollaría plenamente en “Ellos son noche“, un sonido que no debería envidiarle nada a las producciones de terror más ochenteras, véase “Phantasm” de Fred Myrow o cualquier producción de John Carpenter.

Tango alegre” es el noveno track, y fue la pieza con la que Aritz participó en el concurso de jóvenes músicos TCM. Un tango simpático, aunque breve, supongo que por las imposiciones del concurso.

Le sigue una sintonía para un programa de cine de la radio “Va de cine“, que ya apuntaba las maneras del Himno de BSOSpirit.

Highlands” es un corte tocado a piano por el propio Aritz que estuvo a punto de figurar en “Ellos son noche“, ya que uno de los personajes, Logan, provenía de esa bella zona. Es uno de los mejores temas del compacto, muy cercano al mejor Randy Newman, el que nos emocionaba con “Avalon” o con “The Natural“.

Ondas Paralelas” fue mi segundo trabajo con Aritz, un cortometraje, este sí, acabado, donde jugaba con la idea, yo y unos cuantos cortometrajistas más, que planteaban las siempre excelentes historias de “The Twilight Zone“. Mi historia se centraba en una radio un tanto singular, que atrapaba a un pobre individuo en una habitación sin dejarle salir de ella. Aritz creó una partitura excelente, lo mejor con diferencia del cortometraje, centrándose mucho en un ámbito, tal vez no muy deseado por él, como es el de la absoluta falta de melodía, de un tema retentivo, buscando más bien atmósferas oscuras, cerradísimas. Y lo consiguió de lejos. Eso sí, también nos regalo un tema principal excelente, no tanto en la línea de Bernard Herrmann como se podría pensar en un principio, sino más bien en un estilo muy “Villodas”. Aritz nos presenta una especie de suite con ese tema principal y un momento bastante frenético dentro del corto.

Llegamos a los temas 13 y 14, ambos centrados en “First Minute“, un corto de un minuto de duración que nos presenta otro tema muy en la línea de Aritz, con importante aportación del piano y fuerte carga melódica. El tema 14 nos regala ese mismo tema con la exquisita voz de José Maria Pou.

Como dije al principio, los últimos tres temas del compacto son Bonus Tracks que se centran precisamente en el Himno de BSOSpirit. El primero es el himno tal cual, es decir, tal como se presentó a concurso en BSOSpirit, en su versión Midi. El segundo es una versión “Alias” del himno, es decir, con la influencia de Michael Giacchino de por medio, sencillamente sorprendente. Sin duda me quedo con el último bonus track, supongo que debido a mi especial sensibilidad por ese sonido. El último es una interpretación elfmaniaca del imno, que consiste básicamente en darle un toquecito mágico de Eduardo Manostijeras. Encantador.

Eso sí, no se vayan todavía, oculto en el último bonus track, y después de una pausa de silencio, encontramos una versión a piano de “Pa ti pa siempre“.

El disco se cierra así, y yo no puedo contener una sonrisa. Son muchos años los que he compartido con Aritz, ya sea como aficionado, como director-compositor o como amigo. Es un tío encantador, ya sea por mail o por teléfono, y uno empieza ya a cansarse de no conocerle de una maldita vez en persona. Supongo que algún Congreso de Música de Cine de los que organizamos en Úbeda me deparará la alegría de poder charlar y compartir más de una vivencia con mi amigo, una excepcional persona, un talentoso compositor.

Supongo que la próxima alegría que nos darás será tu salto al largometraje. Ya sabes que, como siempre, estaremos allí.